Lluvias

Un leve temporal anega carreteras y el aeropuerto de Málaga

Los accesos al aeropuerto permanecieron cerrados durante varias horas y las balsas de agua y las lluvias provocaron retenciones, lo que evidencia una vez más la falta de preparación de Málaga para la lluvia – El vuelco de un camión y desprendimientos causaron el corte de dos carreteras en la Axarquía – El agua dejó garajes, sótanos y negocios inundados

08.09.2015 | 05:00
Los accesos al aeródromo estuvieron cortados ayer desde primera hora de la mañana hasta después del mediodía.
Un leve temporal anega carreteras y el aeropuerto de Málaga

Incidencias

  • Aeropuerto Accesos cortados Los accesos al aeropuerto estuvieron cortados desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la sobremesa debido a balsas de agua. Trece vuelos internacionales fueron desviados y volvieron a darse las goteras en el interior de la infraestructura.
  • Málaga capital Retenciones En Málaga hubo retenciones kilométricas en la Carretera de Cádiz, tráfico intenso en la Avenida de Andalucía y la MA-22, que une la autovía con la calle Pacífico y el Puerto, estuvo cortada. En Churriana, un árbol cayó sobre un coche, y algunos automovilistas fueron sacados de sus vehículos por bomberos y policías al quedar atrapados en grandes charcos.
  • Axarquía Negocios anegados Dos carreteras que unen Cómpeta con otros municipios quedaron cortadas por un accidente y desprendimientos. En algunas zonas, se inundaron negocios y en el casco antiguo de Frigiliana hubo una gran riada que afectó a un banco, entre otros locales.

Una leve pero intensa tormenta azotó durante toda la mañana de ayer a la provincia de Málaga anegando trasteros, garajes y locales comerciales y provocando el corte de carreteras por desprendimientos, accidentes y balsas de agua, propiciando además que el tráfico rodado en la capital se convirtiera en un caos a lo largo de las horas punta de la mañana.

En Alhaurín de la Torre, explicó el Ayuntamiento, se recogieron más de 100 litros por metro cuadrado, mientras que en Frigiliana se alcanzaron los 81. En la capital, en el aeropuerto se registraron 23,5 litros por metro cuadrado, 14 en el pantano del Limonero, 21,5 en el Atabal, 22,2 en la zona de la CMT, y otros puntos de la provincia contabilizaron las siguientes cifras: 10,9 en Fuengirola, 16,8 en Antequera, 27,2 en Vélez Málaga. En Torrox se alcanzaron 3,3 litros por metro cuadrado, 31 en Alfarnatejo, 16 en Colmenar, 24,7 en Casares, 30 en Mijas, 60,4 en la Sierra de Mijas, 49,7 en Ojén, 25 en el pantano de Casasola, 37 en los embalses del Guadalteba y el Guadalhorce, 39 en el Conde del Guadalhorce y 48,4 en La Encantada.

El caso es que una tormenta de entidad sirvió para sumir, un año más, a la ciudad en un caos absoluto. Los principales problemas se dieron en el tráfico rodado, con fuertes retenciones a lo largo de la mañana en la avenida de Velázquez, en dirección Torremolinos, por las balsas de agua. También hubo problemas en el acceso a varios polígonos, entre ellos al Alameda, ya que la avenida Ortega y Gasset se cortó, en concreto la calzada principal en ambos sentidos. También hubo muchas retenciones en la avenida Andalucía y el Centro Histórico. En Churriana, un árbol cayó sobre un coche.

La Jefatura Provincial de Tráfico informó de grandes retenciones en la A-7, entre Guadalmar y Torremolinos, por las lluvias y las balsas de agua, y se cortó la MA-22, que conecta la autovía con la calle Pacífico y el Puerto.

El caos absoluto fue la característica principal de la situación que vivió ayer el aeropuerto de Málaga, con todos sus accesos colapsados y con la Policía Local tratando de poner orden. Ya por la tarde, fueron reabiertos, pero el tráfico era muy lento. Enormes charcos impidieron hasta el mediodía acceder al recinto y trece vuelos internacionales fueron desviados por escasa visibilidad. Hubo goteras en el interior de la infraestructura y unas de las pistas se anegó. Sólo se podía entrar por el paso elevado. Las redes sociales bullían ayer con usuarios mostrando fotos de los destrozos que ocasionó el agua en el recinto aeroportuario. La avenida Moliére también presentaba un aspecto dantesco, y estuvo cerrada al tráfico durante largo rato.

En la provincia, una tromba de agua mantuvo incomunicada por carretera durante horas a Cómpeta tras el vuelco de un camión, en la vía que une esa localidad con Torrox. Un desprendimiento provocó asimismo que se cortase la A-720.

En la Axarquía, hubo muchas inundaciones en locales y sótanos de varios municipios. En Benamocarra se inundó una panadería, y en Torre del Mar, los sótanos de la Comisaría de la Policía Nacional. El casco histórico de Frigiliana fue testigo de una fuerte riada que inundó una farmacia y un banco en la plaza del Ingenio, y en Algarrobo la crecida del río se llevó un coche aparcado. En Nerja también se anegaron locales y bajos.

En total, en la provincia se produjeron 86 incidencias, según el sistema de emergencias 112 Andalucía. En Alhaurín de la Torre se registraron hasta 100 litros por metro cuadrado, 45 en una hora, de forma que la Policía Local, Protección Civil, Bomberos y los servicios operativos tuvieron que intervenir por atoros y garajes y sótanos inundados, además de por desprendimientos y calles anegadas. Eso sí, no hubo daños personales.

El agua entró en algunas casas de la zona de Capellanía o El Peñón, así como en diversas instalaciones municipales, un muro cayó en Altos de Viñagrande y hubo desprendimientos en terraplenes, por lo que hubo que cortar la calle Pinos de Alhaurín.

Además se intervino en colegios como Isaac Peral o Algazara. El segundo resultó anegado y el equipo directivo avisó de lo que sucedía. El crecimiento del arroyo del Valle obligó a cortar la carretera que lleva al Romeral, y hubo que actuar en el arroyo El Pinar, con una crecida importante. Los operarios tuvieron que desatorar varias calles.

La mayor parte de las actuaciones se concentró entre las seis y media de la mañana y las 12.00 horas del mediodía. En Villanueva del Rosario, se registraron hasta 60 litros por metro cuadrado, lo que obligó a cortar tres caminos, y se dieron desprendimientos de rocas y acumulación de barro y lodo en diversas calles. El río Guadalhorce se desbordó, pero los vecinos no sufrieron daños en sus viviendas.

El río Cerezo presentaba un abundante caudal. El agua no llegó a las casas, aunque el alcalde, José Antonio González, tuvo a lo largo de todo el día en sus pensamientos la catástrofe de 2012. De hecho, dos de los tres caminos afectados han sido reparados hace unos meses. «No es tan grave como la otra vez, pero me siento con desesperación. Lo que me da el cuerpo es que vamos a tener un invierno duro. Aguantaremos el tirón como sea», precisó.

También se atendieron emergencias en Torremolinos y Antequera. En un principio, Aemet había activado la alerta amarilla por tormenta fundamentalmente en el Valle del Guadalhorce y en la Costa del Sol Occidental, aunque finalmente, pasado el mediodía, se elevó a nivel naranja en Málaga capital y alrededores, al menos hasta las 20.00 horas de ayer.



Hoy, en principio, no hay alerta alguna por precipitaciones: hasta las doce de la mañana, la posibilidad de que llueva es del 35%; baja hasta el 25% hasta las seis de la tarde, y luego sube al 40%, en concreto hasta la medianoche, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El diputado provincial del PP malagueño y portavoz de los populares en Vélez Málaga, Francisco Delgado, alertó ayer de que la falta de limpieza de los ríos y arroyos por parte de la Junta de Andalucía provoca que algunas de las playas de la Axarquía se ensucien y se llenen de restos de vegetación y del desbroce acumulado en los cauces.

En cuanto a la capital, la portavoz socialista, María Gámez, denunció la falta de mantenimiento por parte del equipo de gobierno ante las acumulaciones de agua en varios puntos de la ciudad y los vertidos de aguas fecales en las playas.

El director de Aemet en Málaga, José María Sánchez-Laulhé, afirmó que las temperaturas subirán hasta los 30 grados estos días y el sábado volverán a bajar y se darán lluvias como consecuencia del paso de un frente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine