Toma de posesión

Briones trabajará para que "el Gobierno logre hacer de Málaga una provincia mejor"

El nuevo subdelegado del Gobierno ocupa el cargo que dejara hace unas semanas Jorge Hernández Mollar

10.09.2015 | 17:28
Miguel Briones, ante del comienzo del acto.

El nuevo subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, asume su tarea con el compromiso de trabajar para que "el Ejecutivo de España logre hacer de Málaga una provincia todavía mejor". Asimismo, ha apostado por la "colaboración" entre administraciones en beneficio de la sociedad y por la educación como "piedra triangular" sobre la que ha de residir la relación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los ciudadanos.

Acompañado por su familia y por diversas autoridades políticas y militares, así como por representantes de la vida social y económica de Málaga y por los subdelegados de Cádiz, Granada y Almería y por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, Briones inicia esta nueva etapa consciente de que "sólo la coordinación y la colaboración entre administraciones podrá reportar los beneficios que la sociedad demanda".

Así, Briones, inspector de Educación de la Junta de Andalucía y que fue delegado municipal del PP en el Ayuntamiento de Málaga, ha dejado claro que "no cejaré en el empeño de construir puentes de diálogo sobre zanjas de desencuentro".

Aunque ha admitido que "no son tiempos de champán y rosas" para la clase política, ya que "ella misma ha ido horadando su prestigio a fuerza de cometer errores y de confundir el fin con los medios", se ha mostrado convencido al mismo tiempo de que "sólo la política con mayúsculas nos pueda sacar de esa situación".

"Está en el horizonte más inmediato del Gobierno de la Nación recuperar la confianza perdida a jirones, principalmente en el envite partidista al que algunos pretenden reducir la actividad pública, y restablecer un escenario desprovisto de intereses particulares y de clientelismos", ha afirmado.

Sin embargo, Briones ha alertado de que "tampoco son tiempos para oír cantos de sirenas, ensayar fórmulas cuasi mágicas o venerar nuevos ídolos", y se ha comprometido a que la Subdelegación del Gobierno "vele por la observancia de la ley y su cumplimiento con el fin de preservar la seguridad de todos los ciudadanos".

Durante su discurso ha hecho mención a "la presión migratoria, tanto de la población de algunos países del norte de África como la más reciente de los territorios abatidos por la guerra o el radicalismo yihadista", y tampoco ha olvidado la violencia de género, que "se ha convertido en la principal amenaza de convivencia".

Tal y como ha aclarado, "no acepto esta Subdelegación a beneficio de inventario; soy conocedor de que aún quedan pendientes acciones de gobierno que proporcionen a la provincia una mayor calidad a su territorio y, por consecuencia, a su población". Ante esto, ha subrayado la "apuesta" realizada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y se ha referido a proyectos pendientes, especialmente el futuro Museo de Málaga.

Ha finalizado con palabras de agradecimiento a su familia, pero sobre todo a su antecesor: "un hombre de cuya talla política y personal se ha hablado mucho y bien en las últimas semanas, y al que confieso que me gustaría parecerme en muchas cosas, aunque manifiesto mi incapacidad para emularlo en todo".

"Prudencia, sensatez, eficacia, cercanía, profesionalidad, honestidad y honradez son algunas de esas virtudes, que uno no puede dejar de reconocer como paradigmáticas en don Jorge Hernández Mollar", ha aseverado Briones.

También ha tenido Antonio Sanz palabras de elogio para Hernández Mollar, del que ha dicho que deja "el listón muy alto". No obstante, ha destacado, igualmente, la figura de Briones: "es un honor tener en nuestro equipo a un subdelegado con tan sólida formación intelectual, que ha dedicado buena parte de su vida profesional a una materia tan importante como es la educación".

Sanz ha asegurado que el mandato de Briones "no es provisional", sino que "tiene clara visión de permanencia y futuro", y le ha dicho que, aunque se incorpora, "una vez superada la parte más difícil de la legislatura, aún queda mucho por hacer para que la economía siga mejorando, los ciudadanos sigan recuperando parte del esfuerzo realizado y se culminen los proyectos prioritarios".

En este punto, el delegado del Gobierno en la Comunidad andaluza ha incidido en que "la provincia de Málaga es y será motor crucial del desarrollo de Andalucía".

Sobre la educación, ha expuesto que "es la base de una sociedad que quiere encarar con fuerza e ilusión el futuro", incidiendo en la necesidad de que exista "colaboración y lealtad entre administraciones" para, por ejemplo, "implementar las ineludibles reformas educativas que necesitan España y Andalucía para acabar con el fracaso escolar".

Así, Sanz ha afirmado que el Gobierno de España siempre tendrá "la mano tendida" a Andalucía, al Ejecutivo andaluz y a sus ayuntamientos, "en todo lo que suponga contribuir a mejorar la situación de las familias". También ha resaltado "la apuesta municipalista" que Rajoy ha impulsado desde el inicio de la legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine