Bares

La nueva ordenanza obligará a dejar un paso de 2 metros entre las terrazas

La reforma de la ordenanza de Vía Pública que prepara el Ayuntamiento prevé asegurar un paso mínimo para los peatones en la acera

30.09.2015 | 05:00
La nueva ordenanza exigirá un pasillo mínimo de dos metros para el paso de personas.

El Ayuntamiento ha liquidado 171 multas por exceso de terraza

  • El área de Comercio mantiene un control continuado sobre las terrazas, con idea de sancionar las que se ponen sin autorización o exceden el tamaño permitido. Por ahora cuenta con 171 expedientes sancionadores que ha cerrado con multas a distintos establecimientos, pero son más los que están en trámite, con 343 actas por exceso de ocupación realizadas. Además, hay 42 decretos enviados en los que exige a los establecimientos que se ajusten a la autorización, se inicia el expediente sancionador y se liquida el exceso de ocupación.

Los establecimientos deberán tener expuesto al público un croquis con la superficie autorizada para terraza y que ningún elemento sobrepase los límites – Málaga capital ha pasado de 587 permisos para poner sillas y mesas en la calle a disponer de 1.046 este año

Una de las grandes novedades de la nueva ordenanza de Vía Pública es que asegura un paso mínimo de dos metros para los peatones entre las terrazas de los bares y restaurantes, garantizando así un paso de seguridad mínimo, independientemente del ancho de la calle.

La concejala de Promoción Empresarial, María del Mar Martín Rojo, explicó que la reforma de la normativa se lleva elaborando desde hace dos años y medio y está a punto de ver la luz, después de haber sido consensuada con vecinos y hosteleros. La idea del nuevo texto es que simplifique los trámites y la redacción de los artículos «para que cualquier ciudadano pueda entenderla sin tener un abogado al lado».

Entre las novedades que se encuentran en el texto, cuya tramitación se quiere iniciar en octubre, es asegurar un paso mínimo de dos metros entre terrazas de los establecimientos de hostelería. Esto obligaría a replantear la actual organización de muchas calles del Centro Histórico, donde hay algunas muy estrechas y es además la zona más afectada por la ocupación de sillas y mesas.

Martín Rojo señala que el objetivo es asegurar un ancho suficiente para el paso de personas, cambiando el concepto de la ordenanza actual, que establece el espacio autorizado en función del ancho de la calle. Ahora el concepto se invierte y primero se asegura que haya un pasillo de dos metros de ancho y, a partir de ahí, se calcula la posibilidad de autorizar la instalación de terrazas. Además, advierte de que esta medida no sólo afectará a las terrazas de hostelería, sino también a expositores de comercios y cualquier ocupación de la vía pública.

Martín Rojo reconoce que esta medida supondrá una profunda reordenación de determinadas calles, pero insiste en que los propios hosteleros están de acuerdo en una mejor ordenación de las calles «porque eso les beneficia».

La concejala de Promoción Empresarial aseguró que la situación del Centro ha tenido mucho peso a la hora de definir la nueva ordenanza, con idea de que el ciudadano «no tenga la percepción de que peatonalizar una calle signifique que habrá más terrazas».

Información

Otro de los aspectos de la ordenanza es la mejora de la información a los clientes de la zona autorizada para instalar una terrazas. Cada establecimiento deberá tener expuesto un croquis con la zona autorizada para instalar sus mesas y sillas, además de seguir avanzando en la delimitación visual de esos espacios mediante la instalación de placas en el suelo.

La edil subraya que esto facilitará la labor de control de la Policía Local, ya que la normativa insistirá mucho en que no se sobrepasen los límites autorizados. A cambio, apuntó María del Mar Martín Rojo, será más flexible en el uso que el hostelero le dé.

Las atribuciones de la Policía Local se verán reforzadas en el texto en elaboración, ya que permitirá que ordenen la retirada de las terrazas en caso de reincidencias o infracciones graves, simplificando los trámites. Además, se regulará la instalación de toldos y se tendrá la posibilidad de decretar, de forma puntual y como medida excepcional, la limitación del horario de apertura. «No es algo que vayamos a utilizar habitualmente, pero es bueno que esté esa posibilidad», afirmó Martín Rojo.

La nueva ordenanza se quiere llevar para su aprobación en la junta de gobierno local a lo largo del mes de octubre, para que se apruebe provisionalmente en el pleno de noviembre y de pueda abrir un proceso de alegaciones. Esto permitirá que en la primera mitad del año próximo pueda entrar en vigor.

La edil aseguró que el nuevo texto busca «que nos adaptemos a la situación actual y que abordemos los problemas específicos de Málaga».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine