Director general de AT4 Wireless

"Invertir tarde en tecnología es una mala decisión"

Fernando E. Hardasmal lleva trabajando en la antigua Cetecom desde sus inicios y ahora lidera una nueva etapa

04.10.2015 | 17:58
Fernando Hardasmal, nuevo director general de AT4 Wireless tras la compra de la empresa por parte del gigante alemán Dekra.

En corto

"En solitario es más difícil tener esta presencia. Toda nuestra competencia ha sido comprada por grupos grandes" - "La sinergia con Dekra comenzará a verse en 2016"

La firma AT4 Wireless, una las empresas que inauguró en 1992 el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga bajo su antigua denominación de Cetecom, fue vendida este verano al gigante alemán Dekra por un montante de 44,5 millones de euros. La compañía, participada hasta entonces al 49,5% por la Junta de Andalucía, es una de las más emblemáticas de la tecnópolis malagueña, con una facturación anual de más de 30 millones de euros, una plantilla de 300 personas y un enorme prestigio internacional como laboratorio de telecomunicaciones que le ha llevado a tener actividad en casi 200 territorios. Dekra, uno de los líderes mundiales en sistemas industriales, de seguridad y de servicios de automoción, quiere hacer ahora de la malagueña AT4 su centro mundial de competencia en ensayos y certificación de producto de tecnologías móviles e inalámbricas (EMC) y radiofrecuencia.

Tras la jubilación de Luis Fernando Martínez, artífice de Cetecom desde sus inicios, Dekra ha decidido confiar la dirección de la compañía en esa nueva etapa a Fernando E. Hardasmal, hasta ahora el segundo de a bordo de AT4 Wireless.

Estarán siendo meses intensos para acometer el proceso de integración con Dekra ¿Desde cuándo se iniciaron las conversaciones que fructificaron con el anuncio de la venta? ¿Se esperaba su nombramiento?
Llevábamos más de un año, a título confidencial, con el proceso de venta de la empresa. Sabíamos que iba a ocurrir tarde o temprano. Lo que yo no sabía era que iba a ser el director general aunque hubiera gente que lo pudiera suponer. En realidad, y se lo digo como curiosidad, me enteré el mismo día en que se anunció la compra por parte de Dekra, aunque parezca mentira. Que Luis Fernando se jubilaba lo sabíamos pero Dekra también podría haber optado por poner de director en AT4 Wireless a alguien de su propia estructura. Y sí, tras haberse culminado la operación, estamos ahora mismo en una verdadera vorágine para acometer nuestro proceso de integración en Dekra.

¿Hay algún pero a que una empresa local como AT4, una de las más representativas del PTA, acabe siendo comprada por una multinacional?
Yo lo quiero ver como algo positivo porque tenemos la suerte de que Dekra, que factura a nivel mundial 2,5 billones de euros, está creciendo mucho en España. El consejero delegado de Dekra, Ivo Rauh, conoce bien AT4 y su importancia en el tejido tecnológico de Málaga y Andalucía, ya que durante los años 90 fue integrante de la empresa. Él va a hacer seguro que AT4 siga creciendo. Dekra era, además, una empresa que nos convenía porque conocíamos sus antecedentes. Su forma de hacer negocios coincide con la nuestra. Reinvierten siempre sus beneficios en tecnología y en crecimiento, lo mismo que hemos hecho nosotros en estos 24 años (aunque dentro de nuestras posibilidades, más modestas). Gracias a eso, AT4 siempre ha sido competitiva.

¿Es vital mantener esa inversión para asegurar el futuro?
En este tipo de empresas si no estás continuamente innovando no vas a ningún lado. Es posible que puedas estar dos años sin invertir y seguir siendo rentable pero, al tiempo, eso que hace que dejes de ser competitivo y desaparezcas. Te quedas fuera de juego. Invertir tarde en tecnología es una mala decisión. Llegas tarde y vas fuera de ritmo cuanto tu competencia ha invertido antes.

Han comentado que había más interesados en comprar AT4. Se habla de que se manejaron más de cinco ofertas.
Sí, algunas del tamaño de Dekra, otras de firmas más pequeñas y otras incluso más grandes. Había muchos jugadores interesados en AT4, que es una empresa rentable, de buena reputación y, además, la única independiente que quedaba en el sector.

¿Podría AT4 haber seguido en solitario o este salto de dimensión era imprescindible?
Habría sido más complicado. En los últimos años ha habido muchísima consolidación en nuestro sector: las empresas con las que competíamos, que eran en tamaño similares a nosotros, fueron compradas por grupos muy grandes. AT4 se había quedado como la única que ofrecía servicios a nivel global que permanecía independiente y con un tamaño, por ello, más reducido. Basta decir que la que tenemos más cerca en tamaño, la norteamericana Underwriters Laboratories (UL), tiene decenas de miles de empleados y factura más de un billón de euros. Con ese tamaño pequeño era complicado competir y tener más presencia global. Hacen falta inversiones cuantiosas y en más sectores. No sé si podríamos haber seguido en solitario pero sí es cierto que había riesgo de perder grandes oportunidades por el hecho de ser tan pequeños. Estamos satisfechos con la operación. Con Dekra hay más oportunidades.

El accionariado de AT4 estaba en manos de la Junta de Andalucía (49%) y, por la parte privada, de Sando (24,5%), Caixabank (24,5%) y Ayesa (1,5%) ¿Todos pensaban que era el momento de vender y que Dekra era la mejor opción?
Pienso que para la Junta de Andalucía también ha sido una decisión importante. Era el momento de aprovechar esta gran oportunidad de seguir creciendo en el sector del internet de las cosas. Como digo, había muchos interesados pero Dekra era lo ideal. Los directivos de AT4 expusimos nuestro parecer en el consejo de administración y, afortunadamente, se ha dado la operación. Pero no ha sido sólo por nuestro parecer. La Junta y el resto de accionistas también hablaron con Dekra por separado y todos vieron que era la mejor opción para seguir generando empleo y riqueza, como en todos estos años.

Para Málaga es muy importante mantener la actividad y el empleo. Dekra asegura que todo continuará aquí.
Dekra se ha comprometido a mantener el empleo. Realmente, no estamos preocupados porque quieren crecer en torno a Málaga y el PTA. Saben que aquí hay muchos recursos y capital humano cualificado, está la Universidad..., es un entorno amigable. Dekra quiere desarrollar una actividad rentable y aquí hay talento, capacidad y experiencia, además de unos costes razonables. Es una ecuación que en otros países le costaría más encontrar. Las inversiones vendrán. Estamos ya cerrando el presupuesto de 2016 y estarán en la línea de años anteriores (3,5 millones por ejercicio) o incluso algo por encima, con destino a los laboratorios de Málaga y a los de Estados Unidos y Asia. Además, ahora que estamos en Dekra, tenemos muchas empresas «hermanas» en algunas zonas donde ya no nos será necesario invertir. Así que las podremos reenfocar a otras áreas.

¿Qué aportará Dekra a AT4 ?
Dekra quiere ser un laboratorio referente a nivel mundial en las telecomunicaciones y el internet de las cosas, un campo que hace referencia a que cualquier dispositivo puede estar ya conectado a la red (desde un coche hasta un televisor, una nevera o un radiador) por tecnologías como el WIFI, el Bluetooth u otras. En AT4 hemos trabajado mucho con tecnologías en estos campos en el mercado de las telecomunicaciones, y hemos dado el salto, de forma modesta, a segmentos como la automoción. La ventaja ahora es que Dekra es la número uno en test, inspecciones y certificaciones para el campo de la automoción. Es un terreno con un potencial de desarrollo enorme. El coche conectado te permite por ejemplo, si estás en un atasco, consultar tu correo electrónico en la pantalla del GPS. O cargar el móvil de forma inalámbrica, sin cables. Entonces, uniendo la experiencia de AT4 con el liderazgo mundial de Dekra tendremos muchas más posibilidades de clientela. De hecho, ya hay clientes que nos dicen, que al ser ahora de Dekra, quieren hacer sus ensayos con nosotros. Todo ese testing vendrá tanto a Málaga como a nuestros laboratorios de EEUU, Taiwán y Japón. Y nos podría dar la oportunidad de entrar en China de la mano de Dekra, un mercado muy complicado donde hasta ahora lo habíamos tenido muy difícil porque hacía falta mucha masa crítica. En AT4 aspiramos a convertirnos dentro de Dekra en el centro de competencia mundial del internet de las cosas y de las tecnologías inalámbricas y móviles.

¿Eso se notará en un aumento de la facturación de AT4?, ¿cuánto estaban creciendo de momento en este 2015 hasta la venta a Dekra?
Este año ya llevamos un 10% de aumento de facturación, algo que es todavía independiente del efecto Dekra, porque la firma de la compra se produjo el 29 de junio. Ahora estamos en el proceso de integración, que Dekra quiere hacer de forma muy suave, nada agresiva. Todavía estamos lejos de notar a nivel de negocio el beneficio de haber sido adquiridos por Dekra. Eso nos llevará al menos seis meses. Pienso que será en 2016 cuando empecemos a percibirlo de forma creciente. La sinergia de clientes elevará la facturación. AT4 podría alcanzar así a medio plazo una facturación de 40 o 50 millones al año. Pero es una senda que todavía hay que recorrer.

¿Se traducirá eso en un futuro en más empleo en Málaga?
Subirá seguro, pero es muy difícil estimar hasta dónde llegará la plantilla. Dependerá de las inversiones y actividades que Dekra ponga en marcha. Ya en este 2015 hemos aumentado unas 20 personas seguro. Somos unas 300 personas, de las que 200 están en la sede de Málaga.

La venta a Dekra, ¿supondrá la desaparición a medio plazo de la marca AT4 Wireless?
Suele ocurrir así porque en este caso ha sido una compra al 100% aunque nosotros estamos tratando de mantenerla. Ya cambiamos hace unos años de nombre. Éramos Cetecom y pasamos a ser AT4 Wireless. Siempre hay algo de pena cuando se abandona un nombre pero yo nunca me resistiré a ello si es bueno para la empresa. No soy inmovilista. Me gusta mirar el pasado pero lo importante es que sepamos mantener nuestros valores. Que sepamos siempre lo que estamos haciendo.

¿Mantendrá AT4 algo de autonomía?
Unas de las cosas que más me están sorprendiendo gratamente de este proceso es que se está cumpliendo todo lo que estuvimos hablando con Dekra durante las conversaciones de compra. Nos prometieron que mantendríamos libertad en nuestros desarrollos y así está sucediendo. Es algo muy de agradecer porque ha sido una de las claves del éxito de AT4. Nuestros anteriores accionistas siempre nos dieron ese grado de libertad (lógicamente, con un control del consejo de administración) y así llegamos muy lejos.

Le pregunto ahora por el PTA, donde usted lleva trabajando desde el inicio ¿Qué opinión tiene de lo conseguido desde 1992?
Era ilusionante antes y lo es ahora. Es verdad que hay un mix muy reducido de empresas grandes, algo que sería interesante potenciar a futuro, aunque también es cierto que España es un país de pymes y éstas son muy valiosas.

¿Por qué en España es tan difícil que una empresa pequeña crezca, a diferencia de lo que ocurre en EEUU?
Es algo cultural. Yo he trabajado en Silicon Valley y allí es algo que se masca en el ambiente. Un grupo de 10 ó 15 trabajadores se unen y saben que, inyectando capital, tiene un año para tratar de hacer algo importante y crecer de forma rápida y brutal, incluso sacando la empresa a Bolsa. Algunos lo logran y otros no, pero lo importante es que cuando fracasas no pasa nada. Puedes volver a intentarlo sin que nadie te señale con el dedo. El fracaso no te marca y no es un problema para volver a solicitar dinero a un inversor, siempre que expliques en qué te has equivocado. Esa cultura en Estados Unidos la tienen embebida. Aquí en España la estamos generando ahora. Tardará pero llegará. Ya hay casos de empresas locales que han sido compradas luego por multinacionales y ocurrirá muchas más veces. Cuando yo cuento a la gente de Dekra lo que hacemos aquí en Málaga y los profesionales que tenemos se sorprenden. No tenemos nada que envidiar a nadie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine