La máquina del tiempo

Málaga y los teatros de los siglos XX y XXI

El Teatro Moderno, la Catedral de las Variedades o el Petit-Palais son algunas de las salas que brillaron con luz propia

04.10.2015 | 05:00
La sala, todavía en activo, a principios de los sesenta.

Después de haber publicado, en varios artículos, una historia sobre los orígenes del teatro en Málaga, especificando, con más detenimiento, a aquellos que tuvieron una amplia duración en el tiempo, terminaremos ese recorrido con un breve repaso de los más destacados del siglo pasado y el actual.


En el siglo XX hubo otros edificios escénicos. El primero de este periodo, recibió el nombre de Teatro Moderno, situado en calle Casapalma, esquina a la Plaza de Uncibay -donde años después estuvo el cine Málaga Cinema-, empezó el 7 de diciembre de 1908 con la compañía de Juan Vivó. Tenía un patio de 3.000 butacas, y su programación más habitual eran las variedades.

A este le siguió el Salón Novedades. Estuvo emplazado en el Paseo de Heredia, al lado del Vital Aza. Comenzó a finales de 1908, y a mediados de 1912 tuvo serias dificultades debido a que ocupaba parte de los terrenos del puerto, siendo denunciado por la Junta Portuaria. Subsanados los problemas que duraron más de dos años, el 15 de junio de 1915 tuvo lugar la reapertura del local. Su programación habitual era: cine, teatro y variedades. En la prensa local lo anunciaban como ´Catedral de las variedades´. Debió de permanecer abierto hasta 1919, pues en El Regional del 17 de octubre de este año la publicidad señala: «Hoy, definitiva y última función a beneficio de las señoras».

El cine Petit Palais -desde 1938 Alkázar, sito en Liborio García-, construido por Fernando Guerrero Strachan, inició su andadura en 1914; el año 1917 realizó obras en el interior, el mismo arquitecto, con el objetivo de representar obras de teatro y zarzuelas, si así lo pedía el público, pero siempre alternándolo con proyecciones cinematográficas. En 1930 instalaron el sonoro, el día 13 de marzo estrenaron El Arca de Noé, filme que sólo tenía unas pocas frases habladas.

En abril de 1945, después de años proyectando películas, empezó a presentar compañías de teatro y zarzuelas. Fue tal el éxito que su empresario, Luis Pérez, pensó dedicarlo exclusivamente a representaciones teatrales. Aunque continuó en los años sucesivos con estas actividades teatrales, a veces prolongadas durante dos meses seguidos, nunca dejó de proyectar películas. Alternó ambos espectáculos, con preferencia incluso por las programaciones cinematográficas, y así continuó a partir de los años sesenta, y hasta su clausura. Este cine se cerró a finales de diciembre de 1965, y en su solar se construyeron los almacenes Woolworth. Actualmente el inmueble está ocupado por la conocida tienda de ropa Zara.

En la actualidad, siglo XXI, seguimos contando, como edificio principal y emblemático, con el Teatro Cervantes; el antiguo cine Echegaray, construido por Manuel Rivera Vera, adquirido por el Ayuntamiento, fue remodelado completamente por los arquitectos Francisco Peñalosa y Salvador Moreno Peralta y, respetando la fachada y vestíbulo principal, su interior fue convertido en un moderno teatro. Su programación es una alternativa y complemento del Cervantes.

El Teatro-cine Alameda se inauguró como cine de verano con el nombre de Terraza Alameda el 21 de junio de 1958 -en el mismo emplazamiento que años antes había ocupado el cine Pascualini-, permaneciendo hasta el año 1960. Después fue construido un cine en los bajos de un bloque de pisos con el mismo nombre, inaugurado con una ópera, el 23 de diciembre de 1961, a beneficio de las Hermanitas de los Pobres. La primera película que se proyectó fue El día más largo. En 1988 se le hizo una gran reforma, convirtiéndolo en un Teatro Multicines con tres salas: dos más pequeñas y una gran sala con capacidad para 579 espectadores. Ésta, dedicaba indistintamente para cine o teatro, a partir de 1995 solo presenta espectáculos teatrales.

Desde hace unos seis o siete años, dejaron de exhibir películas, y en la actualidad, vienen presentando compañías teatrales con gran éxito de público.

La Diputación Provincial en sus sede de calle Pacífico, instaló el Auditorio Edgar Neville, donde se exhiben diversas actividades, entre ellas, teatro. Y en la zona de El Ejido está ubicado el Teatro Cánovas, que en el 2011 cumplió veinte años. Para celebrarlo presentó 43 espectáculos, representaciones teatrales, danza y música y, 112 funciones. También regentado por la Junta de Andalucía, la Sala Gades ha cumplido diez años, situada en la calle Cerrojo, junto a la iglesia de Santo Domingo; su programación habitual es danza y teatro.
Este, a grandes rasgos, es el panorama teatral en relación a edificios escénicos durante los siglos XX-XXI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine