Fiscal

"Bandas europeas utilizan a agricultores de Málaga para que planten marihuana"

Fernando Bentabol asumió hace apenas seis meses el reto de coordinar la Fiscalía Antidroga de Málaga

05.10.2015 | 05:00
Fernando Bentabol, nuevo fiscal Antidroga de Málaga, recibió a La Opinión de Málaga en su despacho.

En corto

El fiscal Antidroga afirma que las grandes mafias europeas de la droga contratan a malagueños para que planten cannabis en sus tierras y luego les compran la producción y la llevan a sus países

­­Fernando Bentabol es un todoterreno del Derecho. Empezó como fiscal en 1987, y, tras una dilatada experiencia, recaló hace seis meses en la dirección de la Fiscalía Antidroga de la Provincia. Ha sido delegado de Siniestralidad Laboral y Medio Ambiente, ha coordinado la Sección Penal del ministerio público en Málaga durante ocho años y ha pasado por un buen número de juzgados. En Estepona, por ejemplo, le tocó participar como fiscal en el caso de Melodie Nakachian. Ahora, hace frente a un reto complejo: poner coto a las mafias internacionales del narcotráfico que operan en la Costa del Sol, introduciendo, fundamentalmente, hachís. Pide más medios y afirma que se están consiguiendo éxitos importantes tanto en la lucha contra estas bandas como en la persecución de los bienes blanqueados.

Hace seis meses que asumió la Fiscalía Antidroga. ¿Por qué la pidió?
Primero, porque es bueno renovarse y es una actividad que me interesa bastante profesionalmente, dado que es una de las actividades en las que más contacto se tiene con las fuerzas del orden público y más se trabaja en temas de investigación. Es una cuestión que me gusta y me interesa bastante.

¿A cuántos fiscales lidera?
Aquí en Málaga hay tres, uno en Torremolinos y uno en Marbella.

¿Es Málaga una de las fiscalías Antidroga más importantes de España?
La más importante es la central, que es la que lleva los asuntos de la Audiencia Nacional, la que está en Madrid. De las más importantes teniendo en cuenta los asuntos que hay aquí en Málaga.

¿Qué volumen de trabajo puede tener la Fiscalía Antidroga de Málaga?
Los datos de la memoria aún no los tengo. El problema no es la cantidad de asuntos, sino la calidad de los mismos.

¿Hablamos de casos contra grandes organizaciones internacionales de narcotráfico?
Exactamente, juicios con muchos acusados, muchos procesados, 50 tal vez, asuntos de 15.000 folios, cuyas calificaciones son de envergadura. Aquí tengo por ejemplo una calificación de 105 páginas. Por que se haga una idea.

Supongo que es complejo investigar a este tipo de organizaciones...
Muy difícil, por una razón muy sencilla, porque evidentemente coger a los que tocan la droga es muy fácil, pero esas no son las personas a las que nosotros queremos llegar. Queremos llegar a los jefes de esas bandas que son los que de verdad se lucran con este negocio, y también los que realizan todo tipo de operaciones de enriquecimiento ilícito, blanqueando capital, comprando bienes de forma ilícita para ocultar el dinero que obtienen, las grandes cantidades de dinero que estas organizaciones ganan con el tráfico ilícito de drogas.

¿Cuál es la principal droga que entra en Málaga?
En Málaga, que entre, hachís. El problema que tenemos ya no es la entrada, sino la gran cantidad de cultivo que se está haciendo de marihuana.

Pero eso no es tráfico internacional...
Una menor cantidad. No, no lo es, pero es producción para llevar fuera de España. Las condiciones climatológicas que tiene Málaga son muy buenas para la producción de la marihuana. Y ahora mismo hay organizaciones europeas de delincuentes que están utilizando a agricultores y a personas de Málaga para que les hagan producciones para llevar a sus países.

¿Cuántos golpes de ese tipo se dan cada año?
Es difícil. Una cosa es detener y destruir alguna plantación que otra y otra es desmantelar una organización que se dedica a actividades que tienen una ramificación piramidal desde los jefes de la banda. Aquí por ejemplo en la Costa del Sol tenemos algunas que tienen contratados plantando sustancias como marihuana en la zona del Valle del Guadalhorce y en la Axarquía, y son las mismas entidades.

Y, al final, se coge al agricultor, ¿no?
Efectivamente, se coge al que está traficando. Pero ojo, que también tiene un negocio y gana bastante más dinero que produciendo aguacates, por ejemplo. Y, por eso, muchos se prestan a ello. Pero evidentemente son la base de esta actuación, lo que conseguimos es acabar con un productor a pequeña escala de sustancias, pero nunca acabar con el núcleo de la organización.

Ha habido mucha controversia en los últimos años con las intervenciones telefónicas, porque, o bien la Audiencia condena y el Supremo absuelve, o se da el caso contrario. ¿Protege ahora más la jurisprudencia las grabaciones telefónicas?
La línea jurisprudencial no ha variado. El problema es cómo se hacen en instrucción las actuaciones, hablamos de actuaciones que conllevan privación de derechos fundamentales, y como cualquier tipo de actuación similar hay que ser muy escrupuloso en observar la Ley de Enjuiciamiento Criminal y en la motivación y, por supuesto, en la proporcionalidad, de forma que las fuerzas del orden público presenten para solicitar la orden un mínimo material probatorio o indiciario que permita intervenir.

Pero lo cierto es que hay muchas absoluciones...
No hay tantas. En lo que va de año, he visto tres sentencias del Supremo anulando otros fallos absolutorios de la Audiencia Provincial por considerar que las intervenciones telefónicas sí eran ajustadas a derecho. Esa sensación de que hay muchas absoluciones no es cierta.

¿Cómo están el consumo y el tráfico de cocaína en Málaga?
Por Málaga no entra mucha cantidad. La vía de entrada de esta droga más importante es la marítima, y Málaga ha bajado el tráfico de contenedores, que es por donde más entra. Por eso ahora mismo de los sitios de España por donde más entra son Algeciras y Valencia, fundamentalmente, que es el puerto del Mediterráneo donde hay más tráfico de contenedores. Quitando a los muleros o a los que llegan en el avión con un kilo u 800 gramos, las grandes cantidades de coca se están metiendo disfrazadas o bien imitando productos legítimos o bien mezcladas con productos legítimos en grandes contenedores en barcos.

Se ha avanzado mucho en la legislación antiblanqueo en los últimos años. ¿Cómo se llega a esos bienes?
Hombre, el propio nombre del delito lo indica. Si estamos hablando de un delito cuyo fin es ocultar el hecho, es difícil descubrirlo. Son delitos que no tienen prueba directa. Son delitos que, normalmente, la jurisprudencia ha venido valorando por vía indiciaria: rápido enriquecimiento, un importante tráfico de dinero ya sea en adquisición de bienes o en moverlo de un país a otro... Aparentemente son actividades de la vida normal las que se usan para el blanqueo, pero lo que se está intentando es que un dinero de procedencia ilícita entre en el mercado y se convierta en dinero lícito.

¿En Málaga se está logrando decomisar esos bienes?
Hay ahora mismo bastantes operaciones importantes en esta materia y estamos intentando que los tribunales nos den la razón, pero nosotros estamos formulando acusación por delitos de blanqueo, sobre todo derivados del tráfico de droga, que es donde más blanqueo hay.

¿Cuál es el perfil de las bandas que operan ahora en la provincia?
Quizás ahora mismo las bandas que aquí tenemos de otros países, fuera de los colombianos, en el tema de la coca, son grupos de gente de Irlanda o de Holanda, son las nacionalidades que mueven más dinero.

¿Con qué sustancia?
Marihuana, fundamentalmente.

¿Cómo se comportan las drogas de diseño?
El tema de las drogas de diseño parece que ha bajado un poquito. Quizás porque los propios ciudadanos han empezado a darse cuenta del verdadero peligro que suponen. A la hora de meterse droga dura, a pesar de que es malísima, se fían más de un poco de cocaína que de este tipo de pastillas, que en algunos casos están produciendo la muerte de personas jóvenes. Hemos tenido varios casos en los últimos años en Málaga. La impresión es que, o ha bajado de forma importante el tráfico o, bien, no se está descubriendo, claro, que eso es lo que nunca sabemos.

¿Han detectado la presencia de cárteles mexicanos en Málaga?
Quizás debería responder a esa pregunta el fiscal de Sala más que yo.

¿Ha tenido alguna experiencia con ellos en sus seis meses al frente de la Fiscalía Antidroga de la provincia?
En Málaga no, de momento y a fecha de hoy.

¿Qué opinión le merecen las asociaciones de consumidores de cannabis?
Yo estoy absolutamente contra todo el consumo de drogas, porque todas las drogas son malas. Unas son más malas y otras menos malas. Yo hace unos años estuve en Holanda en un intercambio, y la policía de allí me refería que en su país, en el que es libre el consumo del cannabis, por ejemplo, pues estaban notando que la gente joven cada vez consumía más y ni estudiaban ni trabajaban, porque estaban todo el día drogados. Y eso se ha notado porque está causando un perjuicio considerable a la sociedad. Luego entonces, malas son todas las drogas. Y, por tanto, estoy en contra de estas asociaciones. Es un tema muy polémico. Está sin legislar.

¿Y cómo se debe legislar?
Lo primero que ese tema necesita, para poder plantearnos una mínima admisibilidad, es que haya legislación, legislación muy restrictiva, que conlleve la identificación de los que consumen, la prohibición absoluta de que se consuma más de una determinada cantidad, la prohibición absoluta de que salga ni un gramo de la sustancia del centro donde en su caso se consumiera, y desde luego, hoy día, eso no se está cumpliendo. En algunas de las asociaciones que ahora mismo están en la calle, cuya actividad ha dado lugar a intervenciones policiales, se está, literalmente, traficando con droga, y eso es lo que no se puede hacer. Lo que no puede convertirse nunca un intento de una serie de personas de tener un sitio donde consumir hachís en conjunto es en centros de tráfico encubiertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine