Campus

La UMA presenta el proyecto modificado de la nueva y esperada sede de Psicología

Los arquitectos han tenido que eliminar una planta para cumplir las normas de Aviación Civil

29.10.2015 | 05:00
Maqueta del proyecto que ganó el concurso en 2008, obra del estudio LLPS Arquitectos.

Nuevo edificio para el Laboratorio Láser

  • UMA|LáserLab es el nuevo edificio que alberga el Laboratorio Láser de la Universidad de Málaga, un espacio de alta tecnología, pionero en España, destinado a la realización de investigaciones en conceptos, sistemas y aplicaciones del láser al análisis químico que se plasman en diversos proyectos, que van desde la conservación y protección del patrimonio histórico hasta la exploración planetaria. El nuevo edificio –ubicado en el campus de Teatinos, junto a los Servicios Centrales de Investigación (SCAI) de la UMA– se sitúa entre las mejores instalaciones en su género a nivel mundial, según explicó ayer durante la inauguración su máximo responsable, Javier Laserna, catedrático de Química Analítica y expertos en Tecnología Láser.El laboratorio ya funcionaba desde hace varias décadas en los sótanos del SCAI, si bien ahora cuenta con un edificio propio diseñado por un equipo de profesores de la Escuela de Arquitectura de la UMA: Antonio Álvarez, Fernando Pérez del Pulgar y Ferrán Ventura. Según Laserna, este laboratorio «es un centro para la educación superior». Sin olvidar que está reconocido internacionalmente como un centro de excelencia en su especialidad y que la investigación que se lleva a cabo en su seno es citada repetidamente en publicaciones de alto impacto científico por su novedad, el director de UMA|LáserLab hizo hincapié en el hecho de que «las infraestructuras están a disposición de todos los alumnos».

El nuevo proyecto del cuarto de los edificios docentes que se construirá en los terrenos de la ampliación del campus de Teatinos está por fin terminado. La Universidad de Málaga lo dará a conocer mañana, toda vez que ha tenido que ser modificado para cumplir con las normas de Aviación Civil, que impedían comenzar las obras debido a la altura del edificio diseñado inicialmente, realizado por el estudio madrileño LLPS Arquitectos que ganó el concurso en 2008. Siete años después, al menos sobre el papel, hay nuevo edificio.

Cuando se presentó el proyecto ganador en junio de 2008, las previsiones eran muy optimistas. La UMA confiaba en poder solicitar al Ayuntamiento de Málaga la licencia de obra en sólo seis meses, el plazo de ejecución era de 20 y el edificio podría albergar las clases en el curso 2010/2011... Pero una vez, por los retrasos típicos que acumulan las grandes infraestructuras, otras, por la huella acústica de los aviones, y en definitiva y también por la crisis económica y la falta de recursos, la demora se ha prolongado en exceso.

El proyecto destacaba por las medidas de sostenibilidad que proponía, así como por la claridad funcional de la planta baja y las características propias del edificio, volcado hacia su interior y que confiaba los espacios de relación en la integración entre los patios que se crearían y en la distribución general de las aulas.

La apuesta fundamental del proyecto era la sostenibilidad. En este sentido, tanto los patios como la planta baja y la cubierta, iban a estar repletos de una vegetación que se haría visible desde todos los espacios, dado que treparía por las paredes y caería desde el techo.
Las pantallas vegetales iban a ser un elemento recurrente en esta apuesta por la sostenibilidad de los arquitectos madrileños, que también habían pensado en un sistema de ahorro de agua para la gran cantidad de plantas que iba a tener la nueva facultad y que consistía en la recogida de aguas grises (procedentes de fregaderos y lavabos) para, tras una labor de tratamiento, llevarlas hasta la cubierta, regar las paredes vegetales y reconducir de nuevo esas aguas grises hasta su red.

El pasado mes de marzo, la vicerrectora de Campus y Sostenibilidad de la Universidad de Málaga, Raquel Barco, informaba en una entrevista publicada por La Opinión de Málaga, reconocía que el cambio de la normativa de Aviación Civil ha provocado que haya que rehacer el proyecto, reduciéndole una planta y extendiéndolo en horizontal, para compensar este espacio perdido. «Estamos en conversaciones con la Gerencia de Urbanismo para que nos ayude a cumplir todas las normativas, tanto las antiguas como las nuevas», dijo entonces Barco, quien mostró su deseo de comenzar las obras cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine