Inmigración

Las autoridades inician los trámites para expulsar a los supervivientes del naufragio

Los ocho de los quince detenidos que no requirieron ingreso hospitalario pasaron su primera noche en los calabozos

01.11.2015 | 11:47
Entre los detenidos hay ciudadanos de Camerún, Costa de Marfil y Mali.

Matemáticas para la búsqueda

  • Durante la entrevista que la tripulación de la Salvamar Alnitak concedió a este periódico la semana pasada para la elaboración de un reportaje, el patrón del barco, Narciso Quesada, reveló algunas de las técnicas que de los profesionales de Salvamento Marítimo utilizan a la hora de buscar embarcaciones a la deriva, supervivientes o cuerpos que salgan a flote. Según Quesada, el método más común consiste en lanzar al agua un salvavidas en el punto que se tenga como última referencia, en este caso, de una patera o varios náufragos. Tras una espera que oscila entre los seis y los 15 minutos, la dirección y la velocidad que dé al flotador la corriente señalarán el área donde centrar la búsqueda si la desaparición ha sido reciente. Cuanto más tiempo ha pasado, más peso tomará la fórmula «velocidad X tiempo = distancia» que sugiere el manual internacional de los servicios marítimos de búsqueda y salvamento IAMSAR, aunque en estos casos los responsables de la búsqueda tendrán que tener en cuenta las bases de datos en las que quedan almacenadas las condiciones del mar horas, días o semanas antes de que se inicie el rastreo. En el caso de la Guardamar Polimnia, que participó ayer en la batida desde el amanecer hasta las 15.00 horas, la embarcación sumó ocho calles de búsqueda de unas 16 millas náuticas cada una que abarcaron una superficie rectangular de alrededor de 130 millas cuadradas situadas a mitad de camino entre Alhucemas y Nerja. La patera y los supervivientes fueron localizados más cerca de la costa marroquí que de la española.

­Con la Ley de Extranjería en la mano, la Policía Nacional continuó ayer con los trámites para expulsar a ocho de los quince supervivientes del naufragio de la patera que el jueves dejó cuatro muertos y 35 desaparecidos en el mar de Alborán. El protocolo se inició poco después de que los inmigrantes, todos de origen subsahariano, tocaran tierra y fueran atendidos por los voluntarios de Cruz Roja. Los que presentaban mejor estado fueron detenidos y trasladados directamente a la Comisaría Provincial de Málaga, donde pasaron la noche en los calabozos antes de incoarles los correspondientes expedientes de expulsión que más tarde tendría que refrendar un juez.

El siguiente paso será su traslado a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), previsiblemente el de Algeciras, para finalmente devolverlos a Camerún, Costa de Marfil y Mali, los países de origen del primer grupo de detenidos. Lo mismo ocurrirá con el resto, repartidos entre Carlos Haya y Hospital Civil, cuando vayan recibiendo el alta (dos ayer) por la deshidratación, hipotermia e hipoglucemia con el que ingresaron tras una experiencia aterradora.

La asociación Málaga Acoge no tardó en denunciar la frialdad con la que consideran que están siendo tratados los supervivientes. La presidenta de la entidad, Adela Jiménez, cree que deberían haber recibido un trato humanitario con apoyo psicológico y de especialistas en situaciones tan dramáticas como la que vivieron y destacó que, por el contario, fueron tratados «como delincuentes siendo privados de libertad». «Estas personas llegaron en una situación atroz al puerto de Málaga tras haber sobrevivido durante numerosas horas en el agua, apenas agarrados a los restos de la embarcación en la que viajaban y viendo cómo hasta 35 personas con las que compartieron viaje, entre ellos dos bebés, iban desapareciendo bajo el mar», abundaron desde la asociación. Desde la Federación Andalucía Acoge fueron más allá y exigieron a la Unión Europea que «investigue este naufragio, que se garanticen los derechos de los supervivientes y se exijan responsabilidades» antes de pedir un cambio en las políticas fronterizas que, «como demuestra este nuevo suceso, han fracasado». «Este tipo de tragedias no son fortuitas, sino la consecuencia de la falta de cauces legales que permitan la existencia de movimientos migratorios en condiciones de dignidad», aseguró la presidenta de la federación, Sylvia Koniecki.

Mientras tanto, la búsqueda de los 35 ocupantes de la patera que de desfondó la madrugada del jueves continuó ayer sin resultado con un dispositivo que comenzó en el corazón de Alborán a las 6.20 horas a unas 40 millas al nornoroeste de Alhucemas, punto de Marruecos desde el que zarpó la zodiac. El Centro de Coordinación de Almería movilizó el helicóptero Helimer 201 y la embarcación Guardamar Polimnia, aunque a lo largo del día se sumaron dos patrulleras, una de la Guardia Civil y otra de la Armada islandesa que forma parte de la operación Indalo. Según Salvamento Marítimo, no está previsto que se reanude la búsqueda a menos que se encuentren indicios de supervivientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine