Innovación

Cachitos de Smart City en Málaga

Málaga cuenta ya con el quinto Innovation Center de Telefónica en España, un espacio que la compañía ha decidido dedicar íntegramente al ámbito de las smart city.

12.11.2015 | 05:00
El director del IC, Juan Marcelo Gaitán, delante de la máquina de café de Alliance Vending donde se paga con móvil .

17 finalistas optarán a ingresar en la incubadora Open Future

  • Un total de 17 proyectos finalistas optarán a entrar en el espacio de crowdworking «Open Future» que Telefónica ha implantado también en Tabacalera. El lunes se realizó la ronda de contactos con los emprendedores que integran estas iniciativas, tras una criba entre las 70 candidaturas que desde octubre se presentaron para ser albergadas en esta incubadora. En las próximas semanas se seleccionarán entre 7 y 10 proyectos para la primera hornada de «Open Future», a los que se tutorizará durante nueve meses, incluidas rondas de contactos con los posibles inversores.

Sensores para vigilar el estado de iglesias o monumentos, pulseras para encontrar a niños que se pierden, drones para inspeccionar el estado de edificios y un máquina de café que permite el pago por móvil son algunas de las primeras invenciones incluidas.

Telefónica tiene ya operativo en el edificio de Tabacalera su flamante Innovation Center (IC), un espacio centrado en el segmento de las smart cities y que exhibe una completa muestra de entre 50 y 60 soluciones tecnológicas punteras ofrecidas tanto por sus empresas colaboradoras como por emprendedores que buscan dar a conocer sus productos a administraciones públicas o clientes privados. El Innovation Center de Tabacalera es el quinto que se inaugura en España –ya los hay en Madrid, Barcelona, Sevilla y Santander– pero es el primero que Telefónica dedica en exclusiva al campo de las «ciudades inteligentes», aprovechando la trayectoria acumulada en este ámbito por la capital malagueña.

«No hemos querido poner un supermercado tecnológico, sino una vinacoteca. Y Málaga, en este campo, es un referente. Queremos traducir el lenguaje de la tecnología al lenguaje de las ciudades», explican el director del centro, Juan Marcelo Gaitán, y el responsable de Administraciones Públicas y Empresas del territorio sur, Ignacio Ochoa. La idea de Telefónica es que el IC de Tabacalera se convierta en un polo de atracción para empresas, investigadores universitarios, representantes de las administraciones e incluso grupos de escolares que quieran conocer de primera mano lo que se cuece en el ámbito de las Smart City, siempre en visitas previamente concertadas.

«¿Por qué no conseguir atraer a Málaga un turismo tecnológico interesado en conocer las últimas novedades en este campo?», comentan. El objetivo es que el centro reciba a una delegación diaria, algo que no se prevé complicado por el alto número de llamadas que ya están recibiendo cuando aún no se ha publicitado su apertura. En las tres semanas que lleva abierto, el IC ha recibido ya a empresas de Madrid e Iberoamérica y a grupos de la Universidad de Málaga o de Granada. Telefónica también quiere que las instalaciones puedan ser utilizadas de forma particular por sus empresas socias y por los emprendedores para realizar demostraciones a clientes interesados.

Para tratar de presentar el centro al ciudadano de a pie, algunas de las soluciones reunidas en el IC también se llevarán al entorno del Urban Lab, en el paseo marítimo, para que los viandantes puedan interactuar con ellas.

Un gran abanico. ¿Y qué puede encontrar el visitante en el IC de Tabacalera? De todo un poco y con una oferta siempre cambiante, ya que Telefónica quiere ir rotando periódicamente los productos exhibidos en los 150 metros de superficie que ocupa este espacio. La muestra de apertura incluye elementos tan atractivos como las espectaculares gafas de realidad virtual 360 de Samsung, con aplicaciones en el sector turístico o en el ámbito de la formación, y soluciones mucho menos conocidas para el público como los dispositivos Smart Patrimonio, fabricados por MHS y que se emplean en la conservación de monumentos e iglesias, con unos sensores que detectan los cambios de temperatura, de humedad e incluso la presencia de insectos.

«Se están usando ya en iglesias románicas del norte de España y en retablos. Generan unas feromonas que sirven para detectar a las polillas y proceder a la fumigación. Hay otra modalidad de sensores de exterior, que se han instalado en las murallas de Ávila y que avisan del deterioro de la piedra por la humedad», explica Gaitán.

Los drones son otros de los protagonistas del centro de Telefónica, que cuenta con un modelo de la firma malagueña DemoDrone utilizado para realizar inspecciones técnicas en edificios y acometer tareas de conservación y restauración. Otra joven firma de Málaga, Ideanto, también está presente con sus pulseras de tecnología de código QR, muy prácticas para evitar sofocos a los padres si un niño se pierde en la playa o en el parque de atracciones.

«Cualquier persona que lleve un móvil puede escanear el código de la pulsera y al instante le aparece el nombre del niño, quién es su tutor y su teléfono, además de l número del 112 por si hay algún problema. Hay pulseras de este tipo con otras tecnologías pero la ventaja de éstas es que son muy baratas y prácticas. También se están usando con mascotas e incluso con maletas», apunta el director.

Uno de los productos más llamativos del IC es una avanzadísima máquina de café de la firma española Alliance Vending, con tecnología de la multinacional israelí Nayax, de la que sólo hay 25.000 unidades en el mercado y en la que el usuario, además de poder pagar con el móvil, contempla por el visor cómo se muele y prensa el café antes de ser expedido.

«Con un sólo botón mandas el cargo a la máquina, y se te cobra por Pay Pal o tarjeta. Se utiliza mucho cuando quieres invitar a un café a alguien, como si fuera una red social. Le envías un mensaje por watsapp a esa persona y puede utilizarlo como si fuera un bono», apunta el director del IC Tabacalera. Fue la propia Alliance Vending la que contactó con Telefónica para estar presente en este centro, al considerarlo un entorno «ideal» para mostrar la máquina a sus potenciales clientes. Ese mismo sistema de pago por móvil se está usando en ámbitos como los autobuses o parkings.

La muestra se completa con invenciones como la solución SmartBeach, ideada por EDP Sistemas, y que permite controlar la calidad del aire y de las aguas de una playa mediante su conexión al sistema de boyas que ya se usa en Iberoamérica. «Se aplica a la obtención de banderas azules de calidad medioambiental y ofrece también datos sobre las corrientes marinas o las plagas de medusas», señala Gaitán. Y hay más ejemplos. Por un lado, los cuadros eléctricos de la firma andaluza Wellness Telecom, que controlan el consumo de la farolas dependiendo de las horas de luz, y que se usan ya en Torrox, Lucena o la propia Málaga capital; por otro, un sistema creado por la firma Adevice que permite saber si un contenedor de basura está lleno o no, optimizando así el itinerario de los servicios de limpieza. El Ayuntamiento de Dos Hermanas, en Sevilla, ya está aplicando el sistema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine