La máquina del tiempo

Dramaturgos malagueños (II)

Una breve biografía de los autores más significativos que dio Málaga durante el siglo XIX, la mayoría de ellos vinculados al periodismo además de a su activad creativa en el teatro y la poesía

22.11.2015 | 05:00
Ilustración de Pepita Ugarte y duquesa de Parcent.

Después de publicar, periódicamente, la historia del Teatro en Málaga, como complemento a lo anterior, vamos a dar una relación de los más importantes escritores de teatro malagueño. Este es el segundo capítulo de esta serie, que sigue un orden cronológico. En este caso son cuatro autores del siglo XIX, con una breve biografía y las obras más importantes de cada uno de ellos, que tuvieron suerte dispar a lo largo de sus carreras como autores.

Ramón Franquelo Martínez

Nace en Málaga en 1821. Ejerció el periodismo desde muy joven En 1851 fundó el periódico El Correo de Andalucía, que dirigiría hasta su muerte. Fue concejal y en 1859 nombrado censor de teatros en Málaga. Falleció en nuestra ciudad en 1875.

Escribió poesías de estilo andaluz. Colaboró con sus versos en el álbum que se editó con la llegada a Málaga de Isabel II, en 1862. También escribió una colección de leyendas históricas y fantásticas, novelas y cuentos. En un artículo que publicó en el Boletín de la Sociedad Económica de amigos del País, titulado Historia del teatro, expuso sus ideas sobre el género.

Pero lo más destacado de su producción fueron sus obras de teatro, sus dramas, casi siempre escrito en verso. Cultivó la comedia, el sainete, la zarzuela, el drama y el melodrama. Y en casi toda su producción utilizó el andalucismo y el casticismo, basados en la pronunciación de sus personajes.

Dentro de sus obras la crítica destacó sus dramas:

El corazón de un bandido, Treinta años después, Herodes, El alcalde de Benamocarra, Doña Juana de Castilla, Doña Juana la Loca, Como Dios manda, María o La flor de Estepa, Los ojos de una reina y El amor de un rey. Sus principales comedias fueron: Muchachada, El que se casa por todo pasa, Atrevimiento y fortuna, y De tal palo tal astilla.

Francisco Flores y García

Nació en Málaga el año 1845. En 1869 se trasladó a Madrid. Fundó el periódico El Nuevo Día, donde defendía sus ideas democráticas. Destacó en la política, aunque fue desterrado y procesado en varias ocasiones. Fue Secretario del Gobierno Civil de Ciudad Real y en la República, gobernador de la misma. Periodista, poeta, novelista y sobre todo dramaturgo, pues escribió cerca de un centenar de obras de teatro de todos los géneros. Falleció en Madrid en 1917.

En el teatro alcanzó un notable éxito, llegando a ser director del Teatro Lara. Escribió dos libros de ensayo de gran interés: El teatro por dentro. Recuerdos e intimidades y Memoria íntimas del teatro.

Su principales obras fueron, entre otras, comedias: Un defecto, Llevar la corriente, Entre amigos, El once de diciembre, Los vidrios rotos, La más preciada riqueza y La madre de la criatura. Entre las zarzuelas destacan Ganar el pleito, El hijo de su papá, El maniquí y La mejor gramática.

Josefa Ugarte-Barrientos y Casaux

Nace en Málaga en 1854. Poeta y autora de obras teatrales, muy aclamada en su época. Sus poesías eran leídas en el Liceo y teatros. Participó y fue premiada en diversos juegos florales, tanto en nuestra ciudad como en Sevilla, Lérida, Santiago y Toulouse.

El Liceo malagueño la premió en 1872 por La conquista de Málaga y, en 1873, por Roger de Flor, un romance histórico en el Siglo XII. En 1877 obtuvo el primer galardón convocado por el Gobierno Civil de Málaga por su poema Oda a Málaga.

<img alt="" src="/elementosWeb/gestionCajas/OMA/Image/D012MA02_4.jpg" style="width: 300px; height: 191px; margin: 10px; float: right;" />

Colaboró asiduamente en la prensa local: El Eco de Málaga, El Folletín, El Museo, La Fe, Religión y Literatura, o El Católico. El Correo de Andalucía le editó en 1874 su obra en verso: Recuerdos de Andalucía. Leyendas tradiciones e historia.

Su producción dramática no es muy amplía. Tenía solamente quince años cuando estrenó su obra dramática en verso Margarita -el 29 de mayo de 1870 en el Teatro Principal-, interpretado por la compañía de José Ruiz Borrego con un gran éxito. Continuó escribiendo para la escena. Otro gran estreno, el 11 de febrero de 1871, fue la representación en el Teatro Cervantes de El Cautivo por la compañía de José Mata. Un año después, El ramo de flores, drama en cuatro actos en prosa, obra que rescribió en 1874 aumentándole un acto, pero nunca llegó a ser representada.

Viajó con frecuencia a Madrid, donde acudía a veladas literarias del Ateneo, publicando también sus poesías en El Imparcial. El 30 de mayo de 1887 se casó con don Fernando de la Cerda y Carvajal, conde de Parcent y de Contamina; tuvieron un solo hijo. Falleció a los 37 años, el 14 de marzo de 1891.

En 1906, la Academia de Letras Humanas ofreció a la gran poetisa un homenaje póstumo, colocando una lápida en el número 26 de la calle de Granada –haciendo esquina con la de Moratín- donde falleció.
También el Ayuntamiento de Málaga dio el nombre de Josefa Ugarte Barrientos, a finales del XIX, a la actual calle Panaderos. Además, por el Muelle de Heredia, con salida a la Alameda de Colón, una calle recibe el nombre de Condesa de Parcent. Y desde hace unos años, existe otra calle con el nombre de Pepita Barrientos, ubicada en el Polígono Comercial de la Azucarera.

José Postigo Acejo
Nacido en Málaga en 1855, escribió poesías y narraciones que publicaba en periódicos y revistas. En 1887 fue nombrado corresponsal del periódico madrileño El Correo, con motivo de las fiestas celebradas en nuestra ciudad en conmemoración del Centenario de la conquista de Málaga. Dirigió el periódico El Caballero de Gracia, cuyo primer y único número, titulado Semanario de Literatura, Artes y Teatro, salió en julio de 1888.

Sin embargo, su obra dramática es la más conocida, aunque ésta no tenga una gran calidad. En 1886 estrenó, Lo que no ve la opulencia, en verso, y Un negocio a cara o cruz, en prosa. En colaboración con Manuel Martínez Barrionuevo estrenó la obra ¡Pobre Madre!, drama en un acto en verso. También en colaboración, en esta ocasión con Narciso Díaz de Escovar, escribieron Un matrimonio más, obra en verso en un acto. En el Teatro Principal se estrenaron el monólogo en verso ¡Abandonada! y el sainete en un acto en verso, La barbería de Paco o el Congresillo, ambas en 1888. En dicho año obtuvo un accésit por su drama en tres actos: En guerra con el destino.

Falleció en 1888 en la indigencia. Póstumamente se estrenó en el Teatro Cervantes, en 1889, su drama en verso La lucha por la existencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine