La máquina del tiempo

Dramaturgos malagueños (III)

Una breve biografía de los autores más significativos que ha dado Málaga

13.12.2015 | 15:56
Dramaturgos malagueños (III)

El tercer capítulo de la serie se centra en autores que desarrollaron su actividad creativa a caballo entre los siglos XIX y XX

Después de publicar, periódicamente, la historia del Teatro en Málaga, como complemento a lo anterior, estamos repasando la trayectoria de sus más importantes escritores. Éste es el tercer capítulo de la serie, que sigue un orden cronológico y que se centra en este caso en autores a caballo entre el siglo XIX y el XX.

Narciso Díaz de Escovar

Nacido en Málaga en 1860, figura muy conocida y apreciada por el público en general, fue un hombre polifacético: periodista, dramaturgo, escritor y abogado. Colaboró en las principales publicaciones nacionales y locales, entre los siglos XIX y XX. Eran muy características su oronda figura, su amplio don de gente y su frenética actividad. Gran aficionado al teatro, fundó con Arturo Reyes y José Ruiz Borrego la Escuela de Declamación, donde estudiaron algunos de los que más tarde fueron famosos actores malagueños; entre ellos: Emilio Thuillier o Rosario Pino; y Anita Delgado y su hermana, a que llegó a ser, años después, princesa de Kapurthala, quien nunca olvidó a su maestro. Lo demuestra una amplia colección de cartas –conservadas en el archivo–, remitidas por ella, durante años, a Díaz de Escovar.

Entre otros cargos, fue gobernador civil interino, delegado regio de Enseñanza, con la monarquía, y delegado de Enseñanza a secas en la República. Delegado de Bellas Artes y cronista de la Ciudad, fue nombrado Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo en 1913 e Hijo predilecto de Málaga en 1925. También era miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis (Zaragoza). Falleció en 1935.

Su obra literaria es amplísima. Francisco Bejarano Robles en 1960 publicó la obra Bibliografía de las obras de Don Narciso Díaz de Escovar y las dividía en: Religión, Derecho, Poesía y Cantares, Narración: novelas, cuentos, leyendas y otras narraciones; prólogos y epílogos. Historia: trabajos monográficos y miscelánea histórica; anales, décadas y efemérides; biografías.

En relación con su amplísima obra teatral compuso dramas y comedias; juguetes cómicos, sainetes y apropósitos; zarzuelas y otras obras líricas; monólogos; colaboraciones; refundiciones y adaptaciones; arte teatral, historia del teatro y miscelánea teatral.

De este apartado destacaremos los siguientes títulos de su obra dramática: El Hijo de Dios, Lo que no castiga el código, Odios de raza, La bella Calderota, El autor del crimen, Carmen la Trinitaria, María la Malagueña, Miguel Servet, Centro de negocios, El autor del crimen, Las nieves, Laura de Venanza, Escala de redención (drama en tres actos premiado en un concurso del Ayuntamiento de Málaga)
A todo esto, habría que añadir, los numerosísimos artículos que escribió en periódicos locales y nacionales.

José de Navas Ramírez

Nació en Málaga en 1863. Su afición al teatro le hizo, en un principio, estudiar arte dramático, aunque no llegó a actuar por falta de aptitud para la escena. Por tanto, se dedicó a la literatura y el periodismo. Fue director de varios periódicos y revistas malagueñas: La Unión Republicana, El Noventa y Tres, El Progresista, La Desviación y La Unión Mercantil, donde trabajó como columnista con el seudónimo de Zaragüeta en numerosos artículos de tipo humorístico. En 1892 publicó un conjunto de estos artículos con el título Vidrios rotos. Falleció en Málaga en 1930.

Escribió una novela, No lo hagas, y un libro de versos bajo la denominación de Tonterías.

De su producción teatral destacaremos La zarzuela, La vaqueriza suiza o La Ronda de consumos y los juguetes cómicos El trago, Fresquitos del alba, Cabellos de ángel, Al Gurugú, durante el chubasco, Ronda mayor y El escarabajo de oro.

Ramón Antonio Urbano Carrere

Nació en Málaga en 1865. Desde muy joven colaboró en la prensa, llegando a ser director de diferentes diarios y revistas malagueñas de la época: El Álbum, después de Málaga Cómica, El Renacimiento y El Arte Moderno. En 1886 obtuvo el título de procurador, profesión que realizó hasta su muerte con los abogados, Narciso Díaz de Escovar y José Estrada. Falleció en 1913.

Cultivó todos los géneros literarios: poesía, novelas y cuentos, artículos, guías de Málaga (años 1888, 1898, 1901, 1903 y 1908); estudios históricos: Los terremotos de Málaga, Ciriaco y Paula, La visita regia y el álbum Málaga artística e industrial.

Fue un autor de estilo culto. En su poesía, los críticos veían a un poeta cercano al modernismo. Perteneció a varias academias. Recibió la encomienda de Isabel la Católica y fue nombrado Caballero de la Real Orden de Alfonso XII.

Su producción dramática fue muy extensa –50 piezas–, aunque la mayor parte fue escrita antes de 1900; cuya característica principal era la influencia de Díaz de Escovar, con quien escribió una decena de obras. Su estilo era fundamentalmente andalucista, tanto en su producción narrativa, en verso y dramática, puesto que utilizaba hábilmente los recursos costumbristas. Sus personajes utilizaban un lenguaje sencillo y coloquial, predominando el humor en sus diálogos. De su amplía producción destacaremos: Torrijos, La reconquista de Málaga (realizada para la celebración del IV Centenario de dicha conquista), El submarino Peral, Blanco y Negro, ¡Coqueta¡ El paraguas, Maravilla, Miguel y Teresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine