Agricultura

El olivar y los subtropicales dejan en Málaga el mejor año agrícola de la última década

La agricultura sube su facturación un 12,3% hasta los 610 millones por el alza de precios en origen pero la ganadería retrocede

19.12.2015 | 11:13
Dos jornaleros realizan tareas de verdeo en un olivar de Málaga.

Los altos precios en origen que han alcanzado a lo largo de 2015 productos como el aceite y los subtropicales han llevado a los agricultores malagueños a firmar este año la mejor cifra de facturación de la última década con un total de 610 millones de euros y un incremento del 12,3% en relación a las cifras del pasado año. La patronal agraria Asaja, que realizó ayer balance, calificó el año agrícola como «muy bueno», aunque lamentó que el otro ámbito agrario, el de la ganadería, no haya podido acompañar estos resultados. En concreto, segmentos tan importantes como el porcino blanco han sufrido las consecuencias del veto ruso a los productos europeos, lo que ha propiciado que el canal ganadero sufra en conjunto un retroceso de las ventas del 13,4%, que menguan a los 121 millones (en este caso, el peor dato también en 10 años). Para Asaja, en todo caso, el balance agrario (suma de agricultura y ganadería) es bueno, con una facturación total de 731,5 millones, la más alta desde 2008. El récord absoluto sigue en los 759 millones del año 2007. De cara a 2016, el temor del sector es principalmente el riesgo de sequía. El año ha sido por lo general seco y ha generado ya una situación de «prealerta» en el Guadalhorce y la Axarquía por el descenso de agua embalsada.

El presidente de Asaja en Málaga, Baldomero Bellido, y el secretario general, Benjamín Faulí, apuntaron que el olivar y los subtropicales han sido de nuevo los cultivos que «han tirado del carro» de la agricultura pese a que en el primer caso la cosecha fuera ese año un 17,7% inferior (61.200 toneladas de aceite y 57.000 de aceituna de mesa) debido al descanso natural de los árboles. La clave de los 204 millones facturados en el olivar (un 11,4% más que el año anterior) ha estado en los precios en origen, que se han disparado un 70% por la escasez general de producción. El precio del kilo ha pasado de poco más de dos euros a casi tres.

El otro gran protagonista del año son los cultivos de subtropicales, que elevan un 30% su facturación hasta los 117,2 millones de euros. En este apartado brillan con luz propia los aguacates, cuyas ventas se incrementan un 46% hasta alcanzar los 96,3 millones. El precio es, otra vez, el motivo del ascenso. «Otros años rondaba los 1,40 euros el kilo y este año ha sobrepasado por primera vez los dos euros», dijo Faulí. Asaja recordó que el aguacate es cada vez más apreciado y añadió que Málaga, con una producción anual de entre 40.000 y 45.000 toneladas, debería incrementar su cosecha.

«En Europa se consumen 200.000 al año y como no hay suficiente lo importan de terceros países. Es una pena. Tendríamos que aprovechar esta oportunidad de negocio y así se lo venimos diciendo a las administraciones», agregaron los responsables de Asaja. El mango, con una facturación de 17 millones pese a su corta cosecha (9.000 toneladas), es el otro gran producto subtropical que se ha beneficiado de unos precios «excelentes».


En general, el resto de cultivos también han registrado cifras positivas como los cítricos (52,4 millones), el viñedo (4,2) o el almendro y la castaña (14,1), aunque en este último caso Asaja teme los efectos de la plaga conocida como «avispilla del castaño», que amenaza al Valle del Genal. En el caso de la uva, Faulí sí alertó de que un cultivo tan tradicional en la Axarquía como las pasas (sólo 1,1 millones de facturación y 2.000 hectáreas en este 2015) se está abandonado en favor del mango por su excesiva laboriosidad.

Los buenos de la agricultura contrastan con los flojos datos del ámbito ganadero. Las principales caídas se registran en los tres productos estrella de Málaga: la leche de cabra (-8,6%), el porcino blanco (-23,8%) y la carne de chivo (-9,4%). Asaja explicó que, en el caso del porcino blanco, la bajada de facturación obedece a los efectos del veto ruso a las exportaciones europeas y ha propiciado una bajada de facturación de 11 millones en este segmento en Málaga, dejando el total de ventas en unos 37 millones. Las bajadas en leche de cabra y chivo se deben a caídas de precio (en el caso del chivo, por exceso de oferta).

Respecto a 2016, Bellido y Faulí mostraron su preocupación por la falta de lluvias y recordaron que ya hay «prealerta» en el Guadalhorce y la Axarquía por el descenso de agua en los embalses. «Será bastante preocupante si sigue sin llover. En el Guadalhorce, además, tenemos el problema de las conducciones de riego, para el que necesitaríamos una solución definitiva mediante una planificación de largo de plazo de las administraciones», dijeron.

Asaja recordó también que en Málaga hay 70.000 hectáreas de secano, principalmente cereal, que ya han brotado y que corren el riesgo de secarse. Por eso, aconseja a los agricultores que amplíen el seguro agrario, que expira este lunes, para cubrirse ante posibles futuras pérdidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine