Solidaridad

El colchón de los que menos tienen

Economistas, políticos y empresarios aseguran que ya hay síntomas de recuperación, pero esa mejoría no llega a todos y siguen aumentando las listas de las asociaciones solidarias, que temen que la exclusión social se convierta en perpetua para algunos

28.12.2015 | 20:31
Entrega de alimentos y menús solidarios de los Ángeles de la Noche.

Un año más los guardianes de quienes menos tienen hacen balance del ejercicio y piden para el próximo año esperanza, trabajo y fuerza para bajar la cifra de los que necesitan un respaldo. La única fórmula para no caer más aún en las garras de la exclusión social.

Esta época del año ablanda los corazones a muchos y hace que la solidaridad tenga mayor notoriedad pero son las asociaciones y voluntarios, con su labor silenciosa, los que a diario trabajan para que miles de personas en la provincia tengan una vida más digna.

Poner un plato de comida, preparar una cesta con alimentos básicos, pagar los recibos de cosas tan indispensables como la luz o el agua u ofrecer formación y orientación laboral para encontrar un empleo son los principales focos de acción en los que se centran las asociaciones pero no los únicos. Los excluidos antes de que llegara la crisis como los inmigrantes, los enfermos o los que habitan en países tercermundistas también cuentan con su apoyo desde Málaga. Una labor que todos apuntan a que es posible gracias al carácter solidario de la ciudad, con miles de voluntarios que ayudan en diversas áreas.

Políticos y empresarios han reiterado durante este año que 2015 ha mostrado signos de mejora, una afirmación que los que menos tienen aún no acaban de ver.

A finales de noviembre, Cruz Roja ya había llegado a 28.500 personas, 1.500 más que todo 2014 y aún queda por sumar diciembre para conocer la cifra exacta, según expone el coordinador provincial de la institución, Samuel Linares. Los Ángeles Malagueños de la Noche siguen con su entrega diaria de desayunos, almuerzos y cenas y ultiman detalles para abrir de forma inminente el comedor más grande la ciudad, según expresa el presidente de la asociación, Antonio Menéndez. No ha habido señal alguna para pensar que este proyecto carezca de sentido. De las 18.000 familias que recurrieron a las parroquias de Cáritas en 2014 –a falta de culminar el año para saber los datos de 2015– el 20 por ciento de éstas era la primera vez que llamaban a la puerta de la caridad.

La Asociación de Amigos Malagueños de Familias de Rehabilitados y Marginados (Amfremar) ha continuado todo el año con el comedor y otros líneas de trabajo que reforzarán el próximo año con la apertura de un economato.

Muchos representantes de las asociaciones coinciden en que parte de los que necesitan la ayuda de estas entidades para sobrevivir está en una situación de pobreza cronificada. «Serán los últimos en poder ver que la economía ha mejorado», expresa Linares.

Aunque los hechos hablan por sí solos y las dificultades entran aún en los hogares de los españoles por primera vez, las asociaciones empiezan a ver un halo de luz. El coordinador general de alimentos y almacén de Bancosol, Manuel Alarcón, asegura que las peticiones de asociaciones para unirse al reparto se han equilibrado con respecto a años anteriores y atienden a unas 260 que reparten alimentos a 55.000 personas. La coordinadora de la Asociación Benéfica Padre Enrique Huelin, Paloma Rivero, afirma que el flujo de beneficiarios es el mismo pero las familias rotan. «Las familias se dan de baja algunos meses porque encuentran trabajo. Después vuelven pero ya no están aquí durante todo el año, es buena señal», matiza Rivero. Un trabajo que continuarán el próximo año y mientras haya a quien atender.

Cruz Roja
Una ayuda para todos


Beneficiarios: A fecha de noviembre, 28.500 personas, 1.500 más que durante todo el ejercicio pasado.
Voluntariado: Más de 6.000 repartidos por la provincia.
Servicios: Cubrir necesidades básicas y un plan de empleo, entre otras actividades.


La lucha diaria para paliar la exclusión social
La tarea diaria de Cruz Roja se divide en varios apartados pero todos con el mismo fin: salvar de la pobreza a la población. El coordinador provincial de la institución, Samuel Linares, detalla que la ayuda de la entidad a personas en una situación precaria ha llegado a más de 18.000 personas con intervenciones de necesidades básicas. Se han hecho más de 11.000 entregas de bienes y 2.000 prestaciones económicas para evitar el corte de suministro eléctrico, lo cual ha beneficiado a 3.500 personas. El plan de empleo, que ha ayudado a 1.600 personas, consiste en dar herramientas y facilitar la inmersión laboral. La ayuda a los inmigrantes y refugiados también forma parte de su plan.

Comedor de Santo Domingo
Más esfuerzo en la mesa


Beneficiarios: 2.742 personas en el comedor y 1.465 de atención directa.
Voluntariado: Entre 70 y 80 con turnos por día.
Servicios: Un total de 163.958 servicios entre desayunos, almuerzos y preparación de cenas.

Proporcionar alimentos y buscar que mejore su situación
El comedor de Santo Domingo ha ayudado a más de 2.700 personas este año en el comedor y con la distribución de productos básicos como papel higiénico o leche, pero no es lo único que hacen. La coordinadora del comedor, Ángeles Martín, detalla que este año han dado atención directa a más de 1.465 personas, un servicio para conocer la situación real con el fin ayudarles a salir de sus problemas con programas de orientación laboral y la búsqueda activa de empleo, formación e incluso la ayuda económica individual para pagar los alimentos que necesita un celíaco, posibles libros de texto o el transporte, según las necesidades que presenten los afectados.

Bancosol
Distribuidor de alimentos


Beneficiarios: 55.000 personas.
Alimentos repartidos: Más de seis millones y medio de kilos.
Asociaciones: Bancosol trabaja con unas 250 asociaciones.
Voluntarios: 30 fijos y miles para citas puntuales como la gran recogida.

Más de 6,5 millones de kilos de comida repartidos
El gran distribuidor de alimentos Bancosol ha colaborado durante este año con 250 asociaciones que, a su vez, hacen llegar sus alimentos a más de 55.000 personas. Más de 6,5 millones de kilos de alimentos frescos y no perecederos que van directos a comedores u organizaciones que preparan cestas semanales para entregar a las familias. También realizan actividades para aumentar las entregas a las asociaciones como la gran recogida, una cita que se supera año tras año y, a espera de saber los datos exactos, el propio coordinador general de alimentos y almacén de Bancosol, Manuel Alarcón, aseguró que se ha llegado a los 715.000 kilos de alimentos.

Ángeles de la Noche
El comedor de todos


Beneficiarios: Más de 2.000 personas al día pasan por el comedor.
Voluntarios: 130 personas.
Proyectos: La apertura a principios de año del comedor ubicado en la zona de El Perchel que tendrá capacidad para 200 personas.

Los ángeles de la guarda de las personas «sin techo»
Desayuno, almuerzo y una bolsa con la cena. Los Ángeles de la Noche se dedican desde hace años a dar de comer a los más desfavorecidos, una entidad que atiende al día a unas 2.000 personas y en la que se preparan más de 1.000 raciones diarias para que todo el mundo tenga algo que comer. Esta tarea diaria la complementan con una entrega mensual de alimentos que llega a entre 700 y 800 personas.

El proyecto que han abordado durante este año y verá la luz en 2016 es la creación de un comedor en la calle Fuentecilla, el más grande de la ciudad con capacidad para hasta 200 personas en un mismo turno, según su presidente, Antonio Menéndez.


Málaga Acoge
La lucha de la inmigración


Beneficiarios: Hasta 3.476 personas en todas las sedes de la provincia.
Voluntarios: 147 personas.
Servicios: Más de 1.000 personas se han formado en la entidad y más de 900 han sido atendidas por el área de empleo, entre otras muchas áreas.

Por la inserción total de los inmigrantes en la sociedad malagueña
Hasta 3.476 personas han sido atendidas este año por la entidad en las diversas sedes que tienen distribuidas por Fuengirola, Antequera, Torre del Mar y Málaga. Su objetivo es que las personas inmigrantes se integren en la ciudad y para ello ofrecen programas educativos a menores (235 beneficiados), clases de español (216 personas), orientación jurídica y laboral y ayudan en la búsqueda de empleo, según la presidenta Adela Jiménez. Han logrado que Málaga se declare «Ciudad refugio» y han ayudado a más de un centenar de personas que están privadas de su libertad. También han dado apoyo social a más de 500 personas y cuentan con dos pisos de acogida.


Manos Unidas
Solidaridad internacional


Proyectos: Manos Unidas Málaga desarrolla 17 proyectos con un presupuesto de 794.085 euros.
Voluntarios: Unos 40.
Socios: 2.400 personas.
Ámbito de actuación: Internacional y sensibilización local.


Málaga desarrolla 17 proyectos en otros continentes
La delegación malagueña de Manos Unidas ha estado inmersa durante este año en 17 proyectos localizados en África, Asia y América Latina, aunque el grueso de su trabajo se centra en África, según apunta la presidenta de la delegación provincial, Araceli Santiago. Bajo el lema de la organización «Luchamos contra la pobreza ¿te apuntas?» apoyan ámbitos tan diversos como el sanitario, la creación de escuelas y la promoción de la mujer.

En clave local realizan eventos y diversas actividades para sensibilizar a la población sobre los valores e importancia de la solidaridad y conseguir incentivos económicos para continuar con su labor.

Madre Coraje
Ropa para los peruanos


Beneficiarios: Cerca de 20.000 personas.
Voluntarios: 249 personas.
Socios: 146 personas.
Kilos de ayuda: Hasta 350.000 kilos de material sanitario, ropa, jabón o juguetes.
Ámbito de actuación: Ayuda directa Perú y sensibilización en el ámbito local.


Madre Coraje envía tres contenedores de ropa al mes
Madre Coraje ayuda fuera y dentro de la ciudad. Lo que recaudan en sus más de 200 contenedores distribuidos por Málaga va a parar a Perú. Hasta 350.000 kilos –cifra nacional–han repartido en lo que va de año en los que hay 40.000 kilos de ropa etiquetada, 30.000 kilos de alimentos u 80.000 kilos de jabón. Además, participan en un proyecto en Puntanegra (Lima) con el 80 por ciento de la población en la pobreza, según explica la delegada provincial Miriam Rein. En clave local han llegado a más de 3.600 alumnos para abordar la colaboración internacional y la importancia de reciclar y suministran ropa para los más desfavorecidos en tres puntos diferentes.

Amfremar
Ayuda en los barrios


Comedor: 6.704 desayunos, 13.505 almuerzos y 10.928 cenas.
Beneficiarios: Unas 120 personas al día.
Otras áreas de trabajo: Búsqueda de empleo, asistencia jurídica, cursos, área psicopedagógica, servicios de ducha y entrega de ropa.

La asociación trabaja para abrir un economato en 2016
La Asociación de Amigos Malagueños de Familias de Rehabilitados y Marginados (Amfremar) que dirige Fernando Gutiérrez centra su labor en El Palo. Cada día unas 120 personas acuden al comedor ante la falta de recursos y no son los únicos. También entregan a unas 35 ó 40 familias lotes de alimentos semanales, una actividad que combinan con la asistencia en otras áreas. Durante 2015 más de 1.000 personas recibieron un servicio de ducha y a 450 personas se les ha entregado ropa y calzado. Además, tienen un servicio jurídico y psicopedagógico y bolsa de empleo. El proyecto en el que ahora están inmersos es la apertura de un economato en 2016.

Padre Huelin
Reparto de alimentos


Voluntarios: 45 voluntarios repartidos en la sede de Málaga y Churriana.
Beneficiarios: El reparto de alimentos ha llegado a 1.350 usuarios, unas 380 ó 400 familias.
Kilos de ayuda: Suelen dar entre 2.500 e incluso 3.000 a la semana.

El espíritu de solidaridad del padre Huelin continua vivo
La Asociación Benéfica Padre Enrique Huelin, en plena carretera de Cádiz y Churriana, es una de las que lucha de forma silenciosa para que los vecinos del barrio tengan una vida más digna. Durante este año han pasado unas 380 ó 400 familias por sus instalaciones, según detalla la coordinadora Paloma Rivero. Un reparto semanal en el que no falta leche, paquetes de arroz, aceite, pasta, tomate o conservas que suman más de 2.500 kilos de alimentos a la semana. Es el grueso de su actividad pero no la única, también cuentan con clases de apoyo a escolares y de español para inmigrantes, orientación laboral y ayudas individuales para afrontar gastos de necesidades básicas.

Cáritas
La ayuda de la Iglesia


Beneficiarios: Cáritas atendió durante 2014 a más de 18.000 familias en régimen de acogida y acompañamiento.
Voluntarios: Cuenta con una red de 1.500 voluntarios distribuidos por las cerca de 160 Cáritas parroquiales de la provincia.
Socios y donantes: 5.000 personas.


Cáritas continúa al lado de los más desfavorecidos
Cáritas Diocesana y sus cerca de 160 Cáritas parroquiales mantienen gran parte del peso de la pobreza en la provincia. Una labor que llegó en 2014 a 18.000 familias, de las cuales el 20 por ciento acudían por primera vez. Las principales demandas que solicitan quienes acuden a ellos son necesidades básicas como alimentación, vestimenta o farmacias, seguido de la búsqueda de empleo y el pago de recibos de agua, luz, gas y alquileres. También tienen a unas 300 personas en régimen de acogida permanente que pertenecen a los sectores más excluidos como son enfermos de VIH, reclusos y exreclusos o personas mayores. La formación a inmigrantes es otra de las patas de su proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine