Tribunales

Roca y Julián Muñoz vuelven a sentarse hoy en el banquillo por el caso Goldfinger

Piden ocho años para el exasesor y cuatro para el exregidor marbellí por el pelotazo con la parcela del matrimonio Connery

11.01.2016 | 02:39
Imagen del edificio finalmente construido en la parcela.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Málaga tiene previsto enjuiciar a partir de hoy y hasta el próximo 11 de marzo a dieciséis personas, entre ellas el exasesor de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, y el exregidor Julián Muñoz, por el pelotazo urbanístico llevado a cabo con la parcela en la que el actor escocés Sean Connery tenía su chalé de lujo.

La Fiscalía Anticorrupción solicita ocho años de cárcel y una multa de siete millones de euros para Roca, mientras que para Muñoz pide cuatro años. En el caso, se investiga una operación urbanística en la que se aumentó espectacularmente la edificabilidad de cuatro parcelas para acoger una promoción de 72 viviendas en una lujosa zona de Marbella.

El caso se denomina Goldfinger porque una de las sociedades investigadas, propietaria de una las parcelas, es Malibú, cuyos socios son Connery y su mujer Micheline. Sus intereses eran defendidos por un despacho de abogados de Marbella, algunos de cuyos responsables están acusados de fraude, cohecho y varios delitos contra la Hacienda Pública. Estos representaban los intereses tanto de la sociedad vinculada al matrimonio Connery como de la otra mercantil impulsora del supuesto pelotazo. Hay dieciséis acusados. Algunos de ellos están imputados por un fraude al fisco tasado en 17,4 millones de euros. Entre los encausados hay cuatro exconcejales marbellíes.

El caso hunde sus raíces en el informe de fiscalización que el Tribunal de Cuentas hizo de la contabilidad municipal entre 2000 y 2001, que se sustanció luego en una querella de Anticorrupción, presentada en los juzgados en 2006.

En su escrito, el fiscal asegura que el exalcalde de Marbella Jesús Gil dirigía el municipio desde la empresa Club Financiero Inmobiliario, y que ideó un reparto de papeles de forma que Muñoz actuó como alcalde accidental de 1999 a mayo de 2002, poco después de que Gil fuera inhabilitado por el caso Camisetas.

En esa misma estructura, Roca, pese a no ser cargo electo, tenía «una posición de dominio sobre la corporación municipal» y por sus manos pasaban todas las actuaciones urbanísticas a desarrollar en el municipio, incluida la negociación de convenios a cambio de dádivas.

Así, el 8 de mayo de 2002 la comisión de gobierno, integrada por cinco concejales y presidida por Muñoz, concedió licencia al proyecto básico de By The Sea para construir 72 viviendas y garajes en una parcela de Marbella, en una de cuyas partes el matrimonio Connery tenía su chalé. El 28 de abril de 2003, el órgano dio licencia al proyecto básico reformado y al de ejecución. Ello era contrario al PGOU de 1986, puesto que el suelo estaba calificado como unifamiliar exento y tenía protección integral de arbolado. Los ediles siguieron las instrucciones de Gil, de tal forma que los permisos se concedieron en base a la revisión del planeamiento que tumbó la Junta, dice Anticorrupción.

Convenios

Antes de ello, se hicieron diversos convenios con las mercantiles. En relación a una parcela, cuyo convenio se firmó con los representantes de Malibú, un técnico municipal no funcionario valoró los aprovechamientos en 552.008 euros, mientras la tasación reveló que estaban valorados en más de tres millones de euros, por lo que la diferencia es de 2,47 millones.

Otras tres parcelas se incluyeron en un convenio con otra sociedad, By The Sea, de forma complementaria al expediente anterior, por lo que se acordó un nuevo incremento de edificabilidad. Las cuatro fincas formaron entonces una sola parcela. Así, asegura la Fiscalía Anticorrupción, en virtud al plan urdido por Roca y el despacho de abogados, Julián Muñoz firmó este acuerdo, de tal forma que la calificación del suelo pasa a ser poblado mediterráneo, con el consiguiente aumento de edificabilidad. Una vez más, la diferencia entre la tasación municipal y la judicial es de 2,49 millones de euros que no ingresó, presuntamente, el Consistorio.

A cambio de todo ello, Roca pudo recibir, siempre según el escrito de la Fiscalía Anticorrupción, dos apartamentos del conjunto Malibú, por lo que también está acusado de un supuesto delito de cohecho.
Aunque hoy no se sentará en el banquillo, el Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella también abrió juicio oral contra la mujer de Connery, a la que el fiscal le endosa un presunto delito contra la Hacienda Pública, por el que se le piden dos años y medio de cárcel. Además, fue requerida para que pagase una fianza de 10,2 millones de euros.

La acusada tiene residencia en Las Bahamas, por lo que para notificarle la petición fiscal y el auto de apertura de juicio oral se libró una comisión rogatoria internacional, además de para pedirle que designase abogado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine