"Damos el curso por perdido"

La Cónsula y La Fonda suspenden el curso hasta que la Junta pague

No se reiniciarán las clases debido a la falta de liquidez de las escuelas, que impide el desarrollo normal de la actividad formativa

14.01.2016 | 09:34
La actividad formativa en La Cónsula y La Fonda queda suspendida definitivamente hasta que no vuelvan a tener liquidez.

Bendodo pide a la Junta que no pague a los políticos hasta que den un arreglo

  • El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, calificó ayer de «inaceptable» y «vergonzoso» que la Junta de Andalucía pida a los trabajadores de la escuela de hostelería de La Cónsula, en la capital, que trabajen sin cobrar. Por ello, aseguró que «lo lógico sería que los responsables de la situación dimitan». «Por mucho menos los sindicatos han llevado a los tribunales a empresas», aseguró ayer Bendodo en rueda de prensa, señalando que los trabajadores «no tienen ninguna culpa de la dejadez de la Junta». Este consorcio de Málaga se encuentra paralizado –al igual que La Fonda y CIOMijas– a la espera de que se resuelva su entrada al Servicio Andaluz de Empleo (SAE), lo que permitiría el pago a trabajadores y proveedores, así como retomar las clases. En este sentido, indicó que «no es justo castigar así a tantas familias que dependen de ingresos, así como a profesionales de prestigio». Así, se mostró a favor de que los responsables políticos del bloqueo de la actividad en este centro de hostelería no cobren «hasta que resuelvan el problema». «La situación de La Cónsula es el ejemplo perfecto de la degradación del PSOE tras tantos años en el Gobierno andaluz», criticó el también presidente del PP malagueño, ya que «se ha perdido la ilusión y solo quedan intereses y parálisis». Además, para Bendodo, esta situación está consentida por la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

«Damos el curso por perdido», se lamentan los profesores, que preparan una gran manifestación el lunes.

­El curso se acaba de forma precipitada para La Cónsula y La Fonda. Los liquidadores de ambos consorcios comunicaron ayer al jefe de estudios, profesores, tutores de cocina y sala y representantes de los trabajadores de ambas escuelas que se interrumpe cualquier actividad formativa ya que no se dan las condiciones necesarias para garantizar el funcionamiento normal de ambos centros. Más allá, incluso, de que los profesores volvieran a trabajar sin cobrar. Y lo hacen de forma indefinida, hasta que la Junta no pague su parte del presupuesto de liquidación aprobado en su día en el consejo general.

Como informó La Opinión de Málaga en su edición de ayer, la cuenta corriente de La Cónsula tiene un saldo negativo de 29 euros. Y en caso de que volvieran las clases, solo habría gas para alimentar los fogones durante tres días. Del todo insuficiente. Por este motivo, los liquidadores se han plantado ante los incumplimientos reiterados de la Junta de Andalucía que, por su parte, insiste en que continúa con el proceso de integración de las escuelas en el SAE.

Sin embargo, una cosa es este procedimiento, que en el mejor de los escenarios posibles no se llevará a cabo hasta los primeros días de marzo, según prevén los liquidadores, y otra distinta es que las escuelas no tienen ni un céntimo para continuar las clases. De hecho, los liquidadores han informado de que el curso legal para integrar a las escuelas en el SAE se mantiene «y el tiempo que requiera lo marcará la duración reglamentada de la Auditoría, cuyos trabajos ya han comenzado».

Pero este proceso nada tiene que ver con la imposibilidad de que las clases puedan reanudarse. El curso debió empezar el pasado 7 de enero «y no ha comenzado sencillamente porque no tenemos recursos económicos para afrontar los gastos que requiere la formación de los alumnos», explicó Carmen Sánchez, delegada de Personal de La Fonda.

Tan claro como que mientras que la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio no encuentre la «herramienta financiera» que le permita pagar su parte del presupuesto de liquidación, las clases no se pueden iniciar porque no se puede garantizar la normalidad en las clases. Y los máximos perjudicados de todo este embrollo, además de los profesionales, que no cobran, son los alumnos de estos centros.

«Damos el curso por perdido», se lamenta Carmen Sánchez, a pesar de que desde la vuelta de las vacaciones de Navidad, y a tenor de que no se habían producido avances, «ya teníamos el cuerpo medio hecho».

La Junta volvió el lunes a intentar convencer a las plantillas de que volvieran al trabajo y normalizaran la vida formativa de las escuelas. Pero sin cobrar. También insistió a los liquidadores y les pidió que hicieran el esfuerzo de convencer a los docentes. «No paga a los profesores, no paga a los proveedores y pretende que parezca que ahí no ha pasado nada», critican las fuentes.

Y mientras tanto, la Junta sigue sin abonar su parte de 441.688 euros aprobada en el consejo general de La Cónsula celebrado el pasado mes de octubre, cuando el Ayuntamiento sí lo hizo en tiempo y forma y esto permitió pagar dos nóminas y algunas cuentas pendientes.

Se termina el curso sine die en La Cónsula y tampoco se abre, por tanto, el restaurante de la escuela. Un establecimiento que ha seguido siendo rentable y ha logrado ingresos muy superiores a los previstos, según se recoge en el balance de liquidación del consejo general.

Desde abril hasta noviembre de 2015, la actividad restauradora de La Cónsula ha obtenido 117.278 euros, 32.997 euros más de los inicialmente presupuestados. Y eso que no pasaba por su mejor momento. Sin embargo, ni siquiera todos estos reveses hicieron mella en su prestigio y desde que recuperó la actividad contó con reservas diarias y lleno de una clientela extremadamente fiel.

Con todo, plantilla y alumnos siguen preparando la gran manifestación que protagonizarán por las calles de Málaga capital el próximo lunes. Los grupos que componen el Parlamento andaluz (PP, Podemos, Ciudadanos e IU) están elaborando una carta que será remitida a Susana Díaz para denunciar la situación de abandono de estos dos centros de formación para el empleo, que han sido referencia gastronómica en media Europa, y que ahora sufren la desidia de la administración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine