Política

El PSOE huye de unas nuevas elecciones por considerar que sería un fracaso

Conejo pide que se antepongan las políticas sociales a los intereses territoriales de Cataluña

20.01.2016 | 00:50
Francisco Conejo.

Díaz aparta a Heredia de la Interparlamentaria

  • Una y otra vez el secretario general del PSOE en Málaga, Miguel Ángel Heredia, se ha empeñado en transmitir unión entre su figura y la de Susana Díaz. La última decisión de la líder socialista, quien ha optado por relevar a Heredia como coordinador al frente de la Interparlamentaria del PSOE-A, siembra dudas sobre la relación que existe entre ambos. Heredia, que se consagra como hombre fuerte de Pedro Sánchez al repetir en esta legislatura como secretario general del grupo parlamentario socialista, ve ahora, sin embargo, como Díaz lo ha sustituido por alguien de su círculo de confianza, el diputado por Sevilla Antonio Pradas.

­Fue una doble negación sin fisuras la que puso sobre la mesa Francisco Conejo. Esta vez, en su función de secretario de Política Institucional del PSOE-A, ponderó y defendió, de forma machacona, la misma línea estratégica que se traza desde Sevilla y que está teniendo su sombra alargada sobre la hipotética formación de un gobierno de izquierdas con Pedro Sánchez al frente: no a Mariano Rajoy y no a un pacto con Podemos, si la formación de Pablo Iglesias no renuncia a la celebración de un referéndum en Cataluña para dirimir sobre su continuidad dentro del Estado español. En esta tesitura de dudas, en la que nadie se atreve a descartar que se tengan que sacar las urnas de nuevo, Conejo aseguró, a pesar de todo, que «unas nuevas elecciones serían un fracaso rotundo» y le pidió «humildad» al resto de los formaciones para dejar de lado sus intereses partidistas. Después de asegurar que la decisión de no facilitar un gobierno del PP adoptada en la Comisión Federal del partido es inflexible, y está respaldada de sobra para aguantar todas las presiones posibles, quiso trasladar la responsabilidad a la formación de Iglesias. A todas luces, la estrategia de los socialistas pasa por vincular el hipotético fracaso en la constitución de un gobierno progresista a la exigencias territoriales de las formaciones satélite que confluyeron en Podemos (Compromís, En Comú-Podem...).

Así, en un claro guiño a Podemos, Conejo le pidió a los partidos que abandonen «posturas radicales» y que dejen de lado prejuicios para formar «un gobierno progresista». Aunque la comparecencia del número tres del PSOE en Andalucía estaba pensada para reivindicar el apoyo a Sánchez, Conejo siguió arremetiendo contra Podemos y, en especial, contra su presidenta en Andalucía, Teresa Rodríguez, a la que culpó de estar «más cómoda postureando que impulsando cambios reales». En todo caso, Conejo se mostró consciente de que la aritmética hace imprescindible el apoyo de Podemos y aseguró que el PSOE intentará avanzar en la tarea de un gobierno de izquierdas, en el momento en el que recapaciten «los que quieren levantar muros entre territorios».

De las palabras de Conejo se deduce que no tiene nada claro que Podemos abandone la exigencia del referéndum. Así, los socialistas ya están abonando el terreno para señalar, que al culpable de unas nuevas elecciones, habría que buscarlo en las exigencias de autodeterminación de Podemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine