Transporte

El Cercanías quiere llegar al PTA

El avance de los estudios del Ministerio de Fomento, que ya tiene un trazado, y el inicio de los estudios de demanda sitúan a este medio con más posibilidades

06.02.2016 | 05:00
Los trenes de Cercanías tienen más capacidad que los metros.

Metro y Cercanías, una combinación viable

  • La combinación del metro y el Cercanías, así como un nuevo acceso viario desde la hiperronda, es la solución que los expertos consideran más eficaz para resolver el problemas de los accesos al PTA. Sin embargo, mientras se van resolviendo estos proyectos, de los que el ramal del Cercanías parece el más avanzado, la intermodalidad con el metro parece asegurada, en tanto que el 61% de los trabajadores del PTA viven cerca de una parada del metro. De esta forma, combinar el metro hasta la estación de El Perchel y coger el Cercanías hasta el PTA permitiría facilitar el uso de este medio de transporte. Un estudio de demanda realizado por la tecnópolis señala que el 19,75% de sus trabajadores viven en Bailen-Miraflores y Teatinos; el 16,79% en Carretera de Cádiz; el 12,49% en el Centro y el 12,32% en Cruz del Humilladero. A esto se une el 1,85% de los empleados del PTA que viven en Cártama y Pizarra (por donde pasa la C2); y el 6,95% que podrían acceder con un trasbordo desde el Cercanías de Fuengirola.

Cuatro cifras sobre el Cercanías al PTA y una clave

  • 2,4 kilómetros | El ramal del Cercanías al PTA conectaría con la actual C2 a Álora
    El ramal de acceso al PTA para el Cercanías permitiría conectar con la actual línea C2 Málaga-Alora, aprovechando el servicio habitual de trenes y mejorando la frecuencia en las horas punta. Ese ramal tendría 2,4 kilómetros y saldría poco después de la actual parada de Campanillas.
  • 30 millones | Presupuesto inicial para construir el nuevo ramal
    Aunque todavía hay que tener los estudios de demanda y de viabilidad económica, el Ministerio de Fomento estima que costaría unos 30 millones de euros. Una cifra que sería asumible y permitiría mejorar la rentabilidad de la actual C2.
  • 10.500 | Público potencial que podría captar el Cercanías al PTA
    El 70% de los trabajadores del PTA, unos 10.500, formarían el público potencial de la extensión del Cercanías. Estos tendrían acceso al tren de forma directa o mediante transbordo procedentes del metro o de la otra línea del Cercanías con Fuengirola.
  • 68% | Trabajadores del PTA que acuden en vehículo privado
    Casi siete de cada diez trabajadores del PTA acude en coche privado, lo que provoca grandes atascos al coincidir en horas punta la mayor parte de las plantillas.
  • Cuestión de tamaño | La capacidad de los trenes, clave para la decisión final
    La opción por priorizar el Cercanías viene de la mano por una simple cuestión de tamaño, además de otras consideraciones de la simplicidad de la obra o su visión metropolitana. Los trenes del metro transportan a un máximo de 220 pasajeros, mientras que los Civia del Cercanías a más de 400, pudiéndose plantear una doble composición con facilidad y superar los 800. Además, el Cercanías trabaja ya una línea consolidada y con su público, aunque esté infrautilizada, mientras que el metro tendría que incluir ahora una parte importante de su nuevo recorrido por zonas deshabitadas o con poca densidad de población, encareciendo su explotación.
­

Aprovecharía una línea, la C2, que está infrautilizada y le aportaría mayor rentabilidad.

Es toda una paradoja, pero la aprobación de la moción en el Ayuntamiento de Málaga para pedir que el metro vaya al PTA ha dado alas al proyecto del ramal del Cercanías, que se ha destapado como una opción viable y más avanzada para paliar los problemas de acceso de los trabajadores.

Ha sido necesario que la moción del metro, propuesta por Ciudadanos, se haya aprobado para que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reconociese que el Ministerio de Fomento ya tiene avanzados los estudios para proyectar un ramal de la línea C2 del Cercanías a Álora hasta la entrada del PTA. Sería algo más de 2 kilómetros y un coste aproximado de 30 millones de euros. A lo largo de este año se espera conocer el estudio de demanda y afinar el presupuesto, claves para decidir si se ejecuta.

La importancia de este proyecto estriba en que es la opción más viable para reforzar el transporte público, ya que la capacidad de los trenes de Cercanías duplica la del metro, la inversión sería mucho menor –con un ramal con la mitad de longitud– y una rentabilidad mayor, al sumar pasajeros para una línea ya consolidada.

La línea Málaga-Álora del Cercanías transporta a unos 500.000 usuarios al año, cifra que se dispararía de asumir el transporte de pasajeros al PTA, donde el volumen potencial de pasajeros ronda los 10.500, con dos viajes por día, el 70% de sus 15.400 trabajadores.

¿Por qué el Cercanías? El Ministerio de Fomento ya optó en 2009 por apostar por el Cercanías, en vez del metro, después de que se estudiasen ambas opciones. El metro fue descartado como prioridad –aunque siempre se mantuvo que podría complementar al tren en el futuro– por la escasa capacidad de sus trenes. Cada metro puede llevar unos 220 pasajeros por viaje, mientras que los trenes Civia del Cercanías doblan esa cifra.

Esta opción viene avalada por distintos expertos, como el ingeniero Salvador Gámez, que en un trabajo para el Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU) sobre el transporte ferroviario, afirma que «dada la envergadura de su demanda en horas punta, ha de ser atendida en principio con modos colectivos de gran capacidad, es decir, ferroviarios».

La clave es esa, la concentración en horas punta del grueso de la afluencia. Así, entre las 8.00 y las 9.00 horas entra la mayoría de los trabajadores al PTA, mientras que la salida se concentra a las 17.00 y a las 18.00 horas.

Esto provoca el colapso de la carretera de acceso, pero también bloquearía la red de metro sólo por la afluencia de personas que entran o salen del PTA, según el momento del día, anulando el metro como transporte para otros destinos.

El hecho de que la C2 ya esté en servicio e infrautilizada permitiría acoger una parte importante de estos trabajadores. Además, retiraría coches de los accesos, ya que el 75% de los trabajadores tiene coche y el uso del Cercanías permitiría dejarlo en casa. De esta forma, se apreciaría una mejoría del tráfico y de la frecuencia de los autobuses de la EMT, condicionada por los habituales atascos.

Otro aspecto que crea muchas dudas sobre la idoneidad del metro es que ese ramal, de unos 4,5 kilómetros, discurriría en gran parte por terreno vacío o con poca densidad de población, lo que supone realizar un importante número de kilómetros de recorrido diarios sin que apenas se generen pasajeros, aumentando los costes de explotación. De hecho, las últimas paradas de la Línea 1 del metro apenas reciben pasajeros, siendo Andalucía Tech, El Cónsul y Paraninfo las menos usadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine