Economía

La hostelería recupera la idea de convertir a Málaga en zona de gran afluencia turística

El sector, unido en una única asociación, presentará un proyecto al Ayuntamiento para que interceda ante la Junta

19.05.2016 | 03:09
Jesús Sánchez y José Porras han presentado el proyecto.

Los empresarios de hostelería quieren más privilegios comerciales para el Centro. El sector, que inició ayer una nueva etapa, ya constituido formalmente en torno a una única asociación, presentará en los próximos días un proyecto para que buena parte del casco histórico adquiera el estatuto especial de zona de gran afluencia turística; una prerrogativa que administra la Junta de Andalucía y que implica mayores cotas de libertad para los negocios en la elección de sus horarios de funcionamiento y apertura.

Según detalló Jesús Sánchez, presidente de Mahos-Amares, la nueva organización que representa los intereses de los bares y restaurantes de Málaga, el colectivo tiene previsto ultimar su propuesta y reunirse con el alcalde, Francisco de la Torre, al que tratará de convencer para que actúe como intermediario con el Gobierno andaluz.

El regidor ya fracasó anteriormente en el intento de persuadir a la institución autonómica, aunque con un proyecto sustancialmente distinto al que ahora defiende la hostelería. A falta de conocer los detalles, la iniciativa del sector se decanta por excluir del borrador al entorno del centro comercial El Corte Inglés y se limita al mapa de lo que considera estrictamente como el Centro: desde el Muelle 1 y el Ensanche de Heredia a la plaza de la Merced, con arterias adyacentes incluidas como la calle Carretería.

Para Sánchez la recuperación del proyecto va mucho más allá de la simple insistencia, puesto que, en su opinión, entre la elaboración de una propuesta y de la otra, se han producido cambios que justificarían una evaluación distinta por parte de la Junta. En este sentido, apuntó a la rápida transformación turística experimentada por la ciudad, especialmente en aspectos como la proliferación de apartamentos y la llegada de cruceristas. «Es totalmente demostrable que todas esas calles son de gran afluencia. No verlo sería estar ciego», indicó.

El recientemente unificado colectivo de hosteleros está ampliamente confiado en las posibilidades de Málaga, a la que esta vez sí ven con argumentos de sobra para obtener la declaración. Y, además, de manera no restringida, con vigencia para el conjunto del año, con sus preceptivos 365 días.

La consideración de área turística otorga automáticamente a las tiendas la potestad para abrir todos los domingos y no solo los ocho que aparecen recogidos en la ley de comercio interior de Andalucía. Una libertad que la legislación ya preveía para los establecimientos de menos de trescientos metros cuadrados, pero no para los de mayor envergadura. En cuanto a los bares y restaurantes, las ventajas se circunscriben a los horarios de cierre, a menudo controvertidos.

La reivindicación del estatuto especial para el Centro es uno de los temas de cabecera con los que ha echado a rodar la agenda de la nueva organización, que también ha empezado a moverse en paralelo con otras vías de negociación que afectan a la Junta de Andalucía. La más importante, y en consonancia con la propia declaración, es la configuración de los horarios comerciales, que sigue pendiente de aprobación, con el ruego formal de los negocios para que se establezcan de manera más flexible que en la actualidad, y teniendo en cuenta la naturaleza distinta de los establecimientos.

Respecto a los contactos con el Ayuntamiento, además de la búsqueda de apoyo para el proyecto de la declaración, destaca el calendario de reuniones abiertas para resolver el puzzle de las terrazas, que estuvo a punto de enmarañarse y estallar con una convocatoria de huelga durante el pasado mes de febrero. Sobre la mesa de trabajo, está la revisión de la ordenanza municipal que regula la ocupación de la vía pública. Los hosteleros apuestan por una norma que, en su aplicación, tenga en cuenta el nivel de saturación comercial que soporta cada una de las calles del Centro. La resolución, en este caso, implica a un tercer agente, los vecinos, que se quejan de la excesiva concentración de bares y restaurantes y de la falta de espacio disponible para la vida de los residentes.

Jesús Sánchez, que estuvo acompañado por José Porras, vicepresidente del colectivo, anunció también que está pendiente de una entrevista con la delegación de Urbanismo del Ayuntamiento para conocer si existe predisposición municipal a modificar el PGOU para calificar también el Centro como zona comercial abierta, otra de las reivindicaciones planteadas por los hosteleros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine