Inventos

Un malagueño idea guardarraíles fabricados con neumáticos reciclados

El autor, Francisco Caro, ha explicado que el modelo "tendría un coste cero para la Administración"

22.05.2016 | 13:07

El incendio del cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo) ha traído a la actualidad el problema de qué hacer con las ruedas viejas y sin uso que se acumulan en distintos lugares y su daño medioambiental, que podría ser evitado con la idea de un inventor malagueño: unos guardarraíles hechos con neumáticos reciclados.

El autor de esta idea es Francisco Caro, que ha explicado a Efe que este modelo "tendría un coste cero para la Administración" y su uso supondría crear "carreteras más seguras".

Caro, que ya había patentado un invento similar, ha asegurado que esta nueva idea es mejor que la anterior, ya que para el primer modelo de guardarraíles los neumáticos también eran reciclados, pero tenían que ser tratados y procesados, por lo que la tramitación era más cara y no era un proceso cien por cien natural.

Estos nuevos guardarraíles utilizan el neumático entero, sin modificación alguna, y además tienen la particularidad de que no se usa metal, sino poliéster.

"Tiene forma de bañera de niño pequeño", ha especificado Caro para ilustrar su idea, que consiste en un depósito de poliéster que contiene dos ruedas ya usadas.

Dichas ruedas van dentro del recipiente sin modificar y están embutidas con un material especial arenoso para hacer que la cavidad tenga conformidad, lo que le supone flexibilidad y desplazamiento ante un golpe.

En cuanto a la viga que soporta el guardarraíl, Caro ha explicado que "es completamente nueva" porque no lleva raíl metálico, sino una cobertura semiblanda con un tubo de acero de un milímetro y un cable tensor en su interior.

De esta forma, se generan unos guardarraíles que, según Caro, son más seguros que los actuales, muy criticados en especial por los motociclistas.

"Es una solución a los cementerios de neumáticos, porque las ruedas pueden estar incrustadas hasta doscientos años", ha señalado el inventor, que añade que a raíz del incendio de Seseña "se han interesado más por el proyecto".

Según Caro, países como Catar o Arabia Saudí han preguntado por estos guardarraíles, que están ya fabricados y han pasado la homologación con una prueba de calentamiento y fuerza a expensas de la prueba en carretera.

Otra de las novedades que presenta el proyecto es que este guardarraíl "lleva incorporada la señalización de la curva y se puede ver con la luz corta", ha explicado Caro.

El inventor ha insistido en que este tipo de ideas son necesarias para la eliminación de los cementerios ilegales de neumáticos porque las ruedas, según ha explicado, "son un nido de insectos, especialmente de mosquitos", que se desplazan a las ciudades.

Además de este invento, Francisco Caro ha creado otros objetos para facilitar la vida de los demás, como un sensor para evitar los incendios de las estufas pensado para personas en silla de ruedas o un cuchillo dedicado a las personas con parkinson con dosificador de alimento en el mango para que puedan desayunar con normalidad.

Este maestro retirado piensa seguir trabajando en inventos que puedan ayudar a los demás a tener una vida normal a pesar de sus problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine