La Concepción

Los secretos del jardín botánico

La jefa de Botánica de La Concepción, Blanca Lasso de la Vega, es la autora de una novedosa tesis doctoral sobre los jardines de la Málaga del XIX y el caso paradigmático del jardín de Jorge Loring y Amalia Heredia, con datos inéditos.

29.05.2016 | 17:57

Blanca Lasso de la Vega, jefa del departamento de Investigación y Divulgación Botánica del Jardín Botánico Histórico de La Concepción, no puede ocultar la emoción al hablar de su tesis doctoral, Plantas y jardines de la Málaga del siglo XIX, el caso singular de la Hacienda de La Concepción. Dirigida por Manuel Casares y Blanca Díez Garretas, obtuvo el pasado otoño en la UMA la calificación sobresaliente cum laude.

La nueva doctora en Ciencias confiesa que en estos cuatro años de trabajo ha encontrado sobre los jardines de la Málaga del XIX, «algo que no se conocía y que es espectacular y es que Málaga fue una de las ciudades más importantes de España en jardines de diseño y en la introducción de plantas novedosas para la jardinería». La tesis aporta tantos datos nuevos que será publicada en forma de libro por la Diputación.

Y todo empezó, señala, con el ministro malagueño de Indias José de Gálvez, tío de Bernardo, quien a finales del XVIII empieza a potenciar la llegada de plantas de las colonias y propone que algunas se envíen a la finca que tiene en Almayate, «porque pensaba que habría un clima más propicio». Por entonces el jardinero que se encargaba del jardín de don José de Gálvez también mantenía el jardín de aclimatación de la calle Victoria, «de plantas medicinales para los tres presidios menores de África». Además, en la ciudad había zonas ajardinadas como la de la plaza de la Merced, la Alameda de los Tristes, luego de Colón y a comienzos del XIX, el jardín botánico de San Felipe Neri.

De la mano de testimonios de viajeros, prensa de la época, actas capitulares, herencias, legajos, planos y en una etapa posterior, también postales, la doctora Lasso de la Vega evidenció que Málaga tiene tradición de plantas subtropicales desde finales del XVIII. Además, también comprobó que en el siglo siguiente «la burguesía de la época, cuando empieza a tener poder, una forma de mostrarlo es tener una villa con jardines en las afueras de Málaga, la primera de ellas San Telmo, de Eduardo Delius, como la reina Isabel II con el fin de refrescarse cuando viene de visita a Málaga».

Con los años, Churriana, la zona norte y sobre todo el antiguo Camino de Vélez, se llena de casas de ensueño y jardines y con ellos eventos sociales como exposiciones florales, batallas de flores y actos de todo tipo que son una excusa para mostrar la riqueza de los jardines de la burguesía. Y con todo este movimiento, jardineros que ofrecen sus servicios en la prensa de Málaga como Carlos Gerhard, «constructor de jardines y parques».

El caso de La Concepción

A este respecto, el jardín de La Concepción de Amalia Heredia y Jorge Loring, formado entre 1855 y 1878, «fue el mejor y es además uno de los jardines paisajistas más importantes de España y el único de toda España que conserva el trazado original exactamente igual, en el que pones una foto antigua y otra actual y está igual, aparte del único de Europa hecho con plantas subtropicales».

Una de las novedades más importantes de la tesis es un plano inédito de la finca datado hacia 1865 del Archivo Histórico Provincial y que apareció «en el altillo de un notario». Como curiosidad, además de dar pistas sobre el desarrollo posterior del jardín histórico, aparece un pequeño lago, ya desaparecido, en la zona central.

El cotejo de datos y el examen de fotografías de época también ha permitido desvelar otras informaciones como que el famoso cenador de las glicinias fue levantado aproximadamente en 1859, en unos tiempos en los que todavía no se había construido la casa palacio y pervivía un antiguo cortijo. «Cuando se restauró la casa palacio aparecen piedras del cortijo, está construida sobre él», detalla.

Otra cuestión importante es que la investigadora no ha encontrado «absolutamente ningún dato de que las plantas vinieran en barco», los famosos barcos de Manuel Agustín Heredia. En este sentido, tan sólo ha localizado una memoria del jardín botánico de San Felipe Neri que habla de unas semillas de tabaco de la Habana. Las plantas llegaron sobre todo de invernaderos del continente. Así lo hicieron también los Larios para el fastuoso jardín de su fábrica textil de La Aurora (hoy conocidos como los Jardines de Picasso). La tesis aporta una carta de la familia Larios al jardín botánico de Madrid con una lista de plantas.

Y plantas ornamentales novedosas llegan a Málaga gracias a La Concepción tanto en la época de los Loring Heredia (Livistona saribus, Livistona decccipiens, Archontophoenix cunninghamiana, Sabal causiarum...) como de Rafael Echevarría, a partir de 1911 (Bartlettina sordida, Raphidophora decursiva, Trithirnax acanholoma).

Por todos ello, Blanca Lasso de la Vega confía en que la tesis sirva para dar a conocer la importancia a nivel europeo de La Concepción, no sólo entre los malagueños y visitantes sino también entre los propios trabajadores del jardín y los políticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine