La aplicación más descargada

El juego del verano se llama Pokémon Go

Málaga se ha rendido a la fiebre de capturar pokemon virtuales y son frecuentes las escenas de jugadores en lugares insólitos intentando capturar su pieza – Los especialistas creen que este tipo de juegos socializa pero que son muy adictivos y necesitan ser controlados

30.07.2016 | 23:19
La fiebre de Pokémon Go se ha instalado también en Málaga.

«Pokémon es adictivo. Debería estar controlado»

  • Marisol Gómez, psicóloga y experta en capacidades intelectuales y doble excepcionalidad, admite que los problemas de adicción con Pokémon Go se está yendo un poco de las manos. «Me parece una barbaridad. Los juegos tecnológicos en general son muy adictivos. Es un vicio como otro cualquiera y debería de estas controlado», puntualiza Gómez. Destaca también que no solo el poder capturar pokémon sea lo que más invite a que los jóvenes jueguen sino que por el simpel hecho de ser una pantalla, llama más la atención. «El poder ganar un premio, que es capturar a estos personajes virtuales hace que nazca la competitividad entre los jugadores y se enganchan aún más». Aunque todo tiene su parte buena. La especialista afirma que gracias al juego desarrolado por Nintendo, los aspirantes a entrenadores pokémon socializan más debido a que la mayoría de pokémon estén en el exterior «aunque sea virtualmente».

Atrapar a los 150 pokémon de la primera generación. El sueño de muchos niños y padres se ha hecho realidad gracias a Pokémon Go, la aplicación más descargada en Estados Unidos. A Ash Ketchum, el protagonista de la serie Pokémon, le ha salido más de un rival

Puede que sea el anhelo de una generación que ha crecido con los personajes más famosos del mundo, y ahora vuelvan a sentir que su niñez resucita. O simplemente el poder hacerte con todos y soñar con ser Ash Ketchum de pueblo Paleta. Puede que sea porque es verano y los jóvenes salen a la calle y quieren algo con lo que entretenerse. Puede que sea por aburrimiento.van a sentir que su niñez resucita. O simplemente el poder hacerte con todos y soñar con ser Ash Ketchum de pueblo Paleta. El caso es que el éxito de Pokémon Go, la aplicación del verano, es inexplicable. Está rompiendo con todos los récords de Nintendo y con las tiendas de descargas online para teléfonos inteligentes (Google Play y Apple Store).

Niantic, la propia empresa que ha creado el juego no da crédito a los niveles que ha llegado la aplicación. Pokémon Go no es únicamente de Nintendo, y es que la compañía japonesa tan solo posee el 30% del videojuego. La parte restante se divide entre Pokémon Company International y Niantic Labs. Sea de quien sea, Pokémon Go se lleva el premio a la aplicación más descargada en Estados Unidos en la primera semana de disponibilidad en las tiendas online.

Hace apenas unos días Nick Johnson de Brooklyn consiguió capturar todos los pokémon, menos los legendarios, gracias a que hace deporte y andaba más de 12 kilómetro diarios. Y en España este prodigio no se queda atrás. El pasado jueves se hizo una quedada masiva en Madrid donde asistieron miles de personas. De treinta, cincuenta, diez años. La edad no importa. La PokeQuedada fue en Sol y concentró a tantas personas en el mismo sitio que se superó el récord mundial de entrenadores buscando estos personajes de ficción.

En Málaga, la fiebre de Pokémon Go perdura día tras día al igual que en cualquier parte del mundo. Turistas y no tan turistas recorren las calles del centro, van a parques y se baten en duelo en las diferentes zonas donde hay gimnasios. Con una comunidad propia en Twitter que contiene más de 1.000 seguidores. La semana pasada la concejala de cultura, Gemma del Corral, compartió en sus redes sociales una foto argumentando que el parque de Pedro Luis Alonso nunca se había visto tan lleno desde que los jóvenes salen a capturar pokémon.

Y es que es una realidad. A ciencia cierta, no sé sabe si este fenómeno mundial bajará al igual que subío al principio del mes de julio. David Báez, uno de los componentes de A bonfire of souls, un estudio de videojuegos situado en Málaga, admite que la revolución pokémon marcará un antes y un después no solo en Nintendo sino en la propia industria de los videojuegos. «Si a esto le añadimos la temática Pokemon, una de las más conocidas en videojuegos, la cual consiste en salir al mundo a capturar y coleccionar criaturas virtuales, obtenemos un producto redondo», argumenta Báez.

Una aplicación en desarrollo. La revolución desatada por estos monstruitos no es nada con lo que puede venir en un futuro próximo. «La compañía ha comunicado que el contenido actual del juego sólo representa el 10% del contenido total de Pokemon Go. Obviamente, la prisa de sacarlo antes de tener una versión más estable y completa es aprovechar estas fechas de vacaciones y el buen tiempo que favorece que la gente salga a la calle», puntualiza el programador malagueño. La versión beta nace con las prisas de enseñar al mundo lo que se acontece en unos meses. Comentarios por parte de los usuarios han hecho que la aplicación vaya mejorando día a día, pero al ser una versión beta, todavía quedan muchas cosas por mejorar.

Como todo juego virtual tiene sus ventajas e inconvenientes. Desde la creación de aplicaciones externas como pokédate donde puedes capturar pokémon mientras buscas a tu chico/a ideal hasta conseguir que los niños salgan de casa con un pretexto más que suficientemente importante. Marisol gómez, psicóloga en Málaga advierte de que el juego puede llegar a ser muy adictivo. Sin embargo, se ha convertido en el arma perfecta para entablar y conocer a nuevas amistades. «Que las personas socialicen gracias a un juego de realidad aumentada es bueno, pero todo con el control que necesita», confiesa Gómez.

David Báez piensa igual que Gómez. Si la palicación engancha demasiado, es posible que se cree una adicción al juego y que no se le dedique el tiempo a otras cosas más importantes. «Además del inconveniente común a cualquier aplicación o juego de dispositivo móvil: la distracción que conlleva estar pendiente de la pantalla y no de lo que nos rodea», apostilla Báez.

No son pocos los que han culpado a Pokémon Go de muertes y accidentes de tráfico expecialmente, pidiendo la total retirada del juego. «El juego por simplemente tener una pantalla táctil y ser en el móvil lo convierte altamente en adictivo. Pero es uno más, esto también pasa con WhatsApp y no se ha llegado a tanto», comenta la psicóloga. Báez, por su parte, asegura que «en ningún caso el error lo comete la aplicación o el juego sino la persona que lo utiliza».

Pokémon dará de qué hablar. Ni siquiera se piensa que Pokémon siga siendo el fenómeno mundial del año durante la próxima semana o a la siguiente y así sucesivamente. Sino que los expertos en desarrollo de videojuegos hablan de que esto durará años y años. Aun solo están disponibles 142 de los 150 pokémon que forman la primera generación. Aunque aún no hay seguridad sobre cuándo podría salir la segunda generación. Barajar la posibilidad de ver a pokémon en la vida real no parece tan imposible desde que el fenómeno Pokémon Go está tan solo al alcance de desbloquear la pantalla de nuestro móvil. «El mundo del videojuego es un organismo que crece a medida que lo hace nuestra tecnología. Por lo que en unos años podremos ver a los Pokemons en nuestro salón sin necesidad de un dispositivo móvil gracias a hologramas o introducirnos dentro de su mundo gracias a la realidad virtual , además de las nuevas posibilidades que aún estamos por descubrir» confiesa Báez.

Esto no ha hecho más que empezar. Tanto Nintendo como la empresa que ha creado el juego llegarían a imaginar el escándalo que han montado unos simples mounstruitos. «Esto dará que hablar ahora y por muchos años. Saldrán competencia e imitadores pero les será difícil hacerle sombra al gigante que es Pokemon» finaliza el rpogramador malagueño.

El verano no solo ha traído calor y las ganas de irse de vacaciones. La fiebre pokémon se ha instaurado después de 20 años en el mundo entero. Puede que, como David Báez advierte, esto haya sido el comienzo de algo grande, o que simplemente sea una moda cualquiera, aunque tratándose de estos personajes ficticios, lo que queda de temporada vacacional se podrán ver parques llenos y algún que otro «¡he capturado otro pokémon!» en las calles de cualquier ciudad. Con precaución y paciencia, los jugadores de Pokémojn Go llegarán a ser los entrenadores pokémon que tanto anhelan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine