C/Juan del Encina

Tres años de acoso en una VPO

José Fernández, de 68 años, ha dejado de vender almendras en la calle Larios y no deja de medicarse a causa de una vecina que le acosa con ruidos por las noches y amenazas

06.10.2016 | 00:42
José Fernández muestra la puerta atrancada de su casa por temor al acoso continuo de una vecina. El vendedor de almendras ha llegado a dormir en el descansillo para no escuchar los ruidos.
José Fernández muestra la puerta atrancada de su casa por temor al acoso continuo de una vecina. El vendedor de almendras ha llegado a dormir en el descansillo para no escuchar los ruidos.

Aunque el IMV logró trasladarla a otra promoción en 2015, José asegura que regresa al bloque muchas noches para seguir martirizándole.

A veces, las imposibles películas de intriga que algunas cadenas emiten los domingos por la tarde se convierten en realidad. En este caso, un increíble ejemplo de acoso vecinal que el traslado de la presunta autora no ha logrado, al parecer, contener.

«Al poco de llegar al bloque hace tres años me encontré con mis macetas espachurradas a la entrada de mi puerta. Pregunté, enfadado, quién había sido el hijo de... que había hecho eso. Mi vecina estaba en el descansillo hablando con otra y cuando entré en casa escuché que decía: A este lo tengo que echar yo de aquí», cuenta José Fernández.

Este vendedor de almendras de la calle Larios de 68 años vive en una promoción de viviendas del Instituto Municipal de la Vivienda en la calle Juan del Encina. Hace más de un año que no ha vuelto a su puesto de trabajo, falto de fuerzas, desmoralizado y con problemas de salud a causa del acoso constante de su vecina, una joven treintañera que hasta la primavera del año pasado vivía debajo de su casa, y tenía constancia de ella en forma de ruido de muebles, música a gran volumen y gritos cada noche y durante horas.

«Solo una vez le llamé la atención, eran las 6 de la mañana y estaba con la música a toda pastilla, le dije que llamaría a la policía», recuerda este malagueño, que señala que la joven le llegó a enviar a una pareja de extranjeros con palos para pegarle. «Los vi por la mirilla y les dije que yo no le había hecho nada a ella, que se fueran».

Al parecer, en el bloque de viviendas nadie rechistaba con la presencia de esta joven conflictiva. «En el patio decía para que lo oyeran todos que el que pusiera un parte se iba a enterar», cuenta José, que en numerosas ocasiones ha llamado a la policía. «Ellos me conocen de vender en calle Larios y me dicen que no pueden hacer nada porque cuando llegan, ya no hay ruido. La vecina me oye llamar a la policía y deja entonces de hacer ruido».

El vendedor de almendras llegó a recurrir a la mediación municipal, con dos policías locales y un cara a cara con su vecina, sentados los dos en una mesa, pero la joven negó todo.

La pesadilla continúa. Al final, los partes al Instituto Municipal de la Vivienda surtieron efecto y, en la primavera de 2015, la joven fue trasladada a una casa en La Trinidad. Pero esa misma noche, «llegó con un grupo haciendo ruido». Como detalla José, deprimido, la vecina se las ha ingeniado para, a lo largo de este último año, seguir visitando varias noches a la semana el piso contiguo al de él y continuar así con los golpes.

El veterano malagueño ha llegado a dormir en un colchón en el descansillo para dejar de escuchar los ruidos y ahora vive con la puerta de casa fuertemente atrancada. «En una ocasión la pillé con un guarrito para abrir mi puerta», cuenta.

La hija de José, que ahora estudia en Badajoz, también ha padecido el acoso de esta vecina sin control y le ha pedido a su padre, que ha ido varias veces al hospital por arritmia y tiene continuas pesadillas y falta de sueño, que se cambie de vivienda. José Fernández subraya que «no quiero que le hagan nada a esta mujer» sino que, después de recapacitar y como nada parece frenar a la joven, pide al Ayuntamiento un piso en el Centro, para que pueda retomar su vida y volver a vender almendras en paz.

El gerente del IMV, José María López Cerezo, informó ayer de que la petición de traslado de José volverá a debatirse en la comisión de cambios de este organismo municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local


Encuentran a la menor de 14 años desaparecida en Málaga
Encuentran a la menor de 14 años desaparecida en Málaga

Encuentran a la menor de 14 años desaparecida en Málaga

La menor podría haber desaparecido voluntariamente durante la mañana del pasado miércoles

Arranca el carnaval con la Previa de Teatinos

Arranca el carnaval con la Previa de Teatinos

Las migas y las coplas de murgas, cuartetos y comparsas fueron ayer las protagonistas en la...

El hallazgo del síndrome de Brugada reduce la mortalidad cardiaca en un 47%

El hallazgo del síndrome de Brugada reduce la mortalidad cardiaca en un 47%

El doctor Pedro Brugada impartió una conferencia sobre la muerte súbita y apuntó la importancia de...

"Es vergonzoso que haya despachos que no cobren la primera consulta"

"Es vergonzoso que haya despachos que no cobren la primera consulta"

La abogada malagueña Mara Monreal lidera a los jóvenes juristas españoles desde hace unas semanas


Gálvez conoce a Cervantes

Gálvez conoce a Cervantes

La Asociación Cultural Bernardo de Gálvez presentó el día 11 en la sede del Instituto Cervantes de...

El PP ganaría en Málaga al PSOE en las autonómicas por la mínima

El PP ganaría en Málaga al PSOE en las autonómicas por la mínima

Los populares recuperarían terreno en la provincia, con un 30% de los votos, aunque empatarían en...

Los puertos deportivos confían en llegar al 90% de ocupación

Los puertos deportivos confían en llegar al 90% de ocupación

El sector superó en 2016 el 85% y prevé nuevos aumentos tanto de clientes de base como de los...


Enlaces recomendados: Premios Cine