La máquina del tiempo

Orígenes de Churriana (I)

La autora se adentra en el Archivo Histórico Municipal para demostrar la estrecha relación que existía entre la monarquía y los municipios de la provincia

16.10.2016 | 05:00
Extractos de la Colección de Originales sobre Churriana.

La Colección de Originales muestra la importancia de sus acciones en la evolución de los pueblos

Dentro de la amplia variedad documental que tienen los fondos del Archivo Histórico Municipal –reunidos e incrementados a lo largo de quinientos años–, vamos a destacar, por su importancia, la denominada Colección de Originales, compuesta por 60 volúmenes, llamada así por estar integrada por documentos originales, desde los Reyes Católicos hasta Carlos III, es decir, desde 1487 a 1773. Esta colección de documentos demuestra la intensa relación que tenían los reyes con los municipios, preocupándose en todo momento del funcionamiento, tanto de la Corporación como de la vida ciudadana y gremial.

La documentación que integra esta colección es variadísima: cédulas reales, provisiones, privilegios, mercedes, cartas, albalaes, acuerdos municipales, etc.

Antecedentes sobre Churriana. La victoriosa campaña de primavera de 1485 había puesto en manos de los Reyes Católicos toda la tierra al oeste del meridiano de Málaga, incluyendo Churriana. Hasta entonces se habían ganado castillos y plazas sueltas, que bastaba guarnecer y aprovisionar. Ahora, una mitad de la provincia de Málaga había pasado a ser tierra cristiana, y era preciso organizarla, regular su estructura social y política.

Después de la rendición de Málaga, el 18 de agosto de 1487, los monarcas procedieron al reparto de tierra entre los nobles y militares que les habían ayudado en su conquista Y comienza la llamada repoblación: el reparto de tierras y casas a todos los que viniesen a vivir en nuestra ciudad.

Existe un documento, una carta de los Reyes Católicos, de fecha 15 de abril de 1489, por la cual hacen merced a Francisco Ramírez de Madrid, secretario de los reyes y del Consejo, de «€la terçia parte de las tierras de lavor que aý oviere en el dicho lugar de Churriana e en su termino e con ellas la otra terçia parte de las casas e solares e sitios e eras e fronteras e exidos e salidos e prados€del dicho lugar de Churriana e de su termino segund vos fuere señalado por Christobal Mosquera y Françisco de Alcaraz€».

A continuación, se adjunta escrito de Francisco Ramírez de Madrid, otorgando un poder a Pedro de Madrid, de fecha 1 de agosto de 1489; éste, el 6 de mayo de 1490, se presentó en Churriana, junto con los repartidores, adjuntando la carta y el poder entregado por Francisco de Madrid, para tomar posesión de las tierras.

Tenemos dos cédulas reales de los Reyes Católicos, de fecha 31 de marzo de 1489, y otra de 7 de mayo del mismo año, por la cual los reyes otorgaban cuatro molinos en el Arroyo de Churriana, dos a Francisco de Madrid, y los otros dos a Francisco de Alcaraz, repartidor de Málaga.
El 5 de julio de dicho año de 1489, se presentó en Churriana Francisco de Alcaraz con las dos cédulas reales, junto con el notario de Cámara, y echando a los dos molineros que vivían allí, tomó posesión de los dos molinos otorgados por sus altezas. Según Lisardo Guedes, de su término se dieron tierras también, a los criados y familiares del obispo Don Pedro de Toledo, así consta en los Repartimientos de 1488, el 5 de junio. En la estructuración parroquial diocesana (Administración eclesiástica), del 25 de mayo de 1505, y la redistribución de 1510, quedó Churriana como anejo de Alhaurín el Grande.

Por fin se parroquializó en forma el 26 de abril de 1759. En dicho día tomaba posesión, como cura propio, el que llevaba atendiéndola como teniente «por espacio de más de treinta años, Don Salvador Moscoso». Contó Churriana con dos ermitas que ya no existen. Aproximadamente por 1752, la zona que hoy ocupa el pueblo, antes barriada de Torremolinos, dependía administrativamente de Churriana, que limitaba entonces con el pueblo de Benalmádena. El 10 de febrero de 1903 un grupo de vecinos, decide promover la anexión de Churriana a Málaga. El 22 de octubre de 1903 se publica en el Boletín Oficial de la Provincia, la aprobación del Ayuntamiento de Málaga, siendo el alcalde Silvestre Fernández de la Somera, quien lo llevará a cabo.

Por un acuerdo de 20 de mayo de 1904, la Diputación autorizó la anexión; y el 3 de marzo de 1905 dio su consentimiento el Ayuntamiento. El 27 de octubre de 1905, se designa una comisión nombrada por el Cabildo para llevar a cabo la anexión; y en cumplimiento de la Reales órdenes de 13 de febrero y 19 de junio dictadas por el Ministerio de la Gobernación, fue aprobada dicha anexión por el gobernador, León Urzáiz, el 31 de octubre de 1905, apareciendo en el Boletín de la Provincia el 3 de noviembre de 1905.

Churriana en la Colección de los Originales. A continuación relacionamos y comentamos los seis documentos que sobre Churriana figuran en la Colección de Originales, numerándolos y citando su signatura como figura en el Índice de dicha colección.

1. 1501/131=173/2 Los Reyes Católicos dieron una Real Cédula fechada en Murcia, el 6 de junio de 1488, para que la ciudad de Málaga «fuese ennoblecida», y «siendo su real ánimo engrandecerla», le señalaron por tierra y término de ella y su jurisdicción las villas y lugares siguientes: Álora, Casarabonela, Alozaina, Yunquera, Tolox, Maro, Monda, Guaro, Coín, los términos de Casapalma, Fadala, Laurín, Mijas, Osuna, La Fuengirola, Cártama, Churriana, Laulín, Pupiana, Campanillas, Almogía, Sobereita, Comares y su tierra. Asimismo le dieron S.S.A.A. los heredamientos, montes, ejidos, prados, pastos, sotos, árboles y aguas corrientes, estantes y manantes con todos los otros lugares que la dicha ciudad tenía en el tiempo que era de los moros, lindando con término y jurisdicción de Vélez-Málaga, Antequera, Ronda y con la ciudad de Marbella. Al parecer, el Ayuntamiento de Málaga extravió dicha Real Cédula y posterior Privilegio, y por ello, solicitó una copia de sus registros, la cual fue concedida el 25 de junio de 1501, con la firma autógrafa de los Reyes Católicos, y se encuentra depositada en el volumen nº 2 de la Colección de Originales.

2. 1511/230=44/4 Existe una Real Cédula de la Srª Reina Dª Juana de Castilla, su data en Burgos a 20 de diciembre de 1511, por la cual S.A. da licencia a esta Ciudad para que pueda dar a censo perpetuo ciertas tiendas y los molinos llamados de la Torre de Pimentel, que los señores Reyes Católicos habían señalado para Propios de ella, pero, al parecer, éstas se encontraban inhabitables y los molinos en total decadencia, por estar situados en la costa del mar, sobre todo en la parte que estaba la denominada Churriana, que era de mayor utilidad y producto, por lo cual ordenaba que se pregonase, y antes de rematarse o adjudicarse, se enviase razón al Consejo.

3. 1574/566=136/7 El tercer documento donde se menciona a Churriana, se trata, en realidad, de dos títulos de venta, que a nombre de S. M. hizo el licenciado Junco de Posadas, el 15 de abril de 1574, de veinte fanegas de tierras situadas en los sotos junto al río Guadalquivirejo; al hacerse el deslinde de estas tierras, se afirmaba que lindaba, por una parte, con tierras de Alonso Ramírez de Mendoza, señor de Churriana (quien probablemente sería descendiente de Francisco Ramírez de Madrid), por otra, con tierras que habían pertenecido a Alonso Hernández, quien hizo dejación de ellas a favor de la ciudad de Málaga, y con tierras de Juan López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine