Rehabilitación

La peatonalización del Centro de Málaga, a vista de pájaro

La renovación de las calles del Centro ha transformado la visión de un espacio que se daba por perdido en los 90

17.10.2016 | 09:29
La peatonalización del Centro de Málaga, a vista de pájaro
La peatonalización del Centro de Málaga, a vista de pájaro

Las peatonalización ha permitido al ciudadano generar nueva vida urbana - La financiación europea ha permitido recuperar 85 calles y plazas del Centro Histórico, que ha multiplicado por cinco la superficie peatonalizada en los últimos 20 años, aunque sigue sin recuperar población

Año 1993. El Centro Histórico experimenta el punto álgido de su decadencia económica y social. La crisis de ese año acompaña al cierre de tiendas y el desplazamiento de vecinos de esta zona. De 18.000 que continuaban censados a finales de los 70, apenas resisten unos 6.000. El mal estado de conservación de sus edificios es evidente y Málaga ha renunciado a cualquier pretensión turística. Unas calles incómodas para pasear por la presencia de un tráfico caótico, la mala imagen de muchas calles del Centro y la inseguridad cuando se produce el cierre de las tiendas, aleja a clientes y vecinos. Año 2016. La peatonalización de calles y rehabilitación de edificios ha impulsado la apertura de nuevos negocios, la mayor afluencia de malagueños a estas calles para realizar sus compras y un pujante sector turístico trae numerosos grupos de visitantes a lo largo de todo el año. El cambio es evidente, pero hay problemas nuevos.

La transformación del Centro en los últimos veinte años tiene dos motores. Por un lado los planes municipales por peatonalizar y fomentar la rehabilitación de edificios históricos. Por otro, la fundamental financiación europea. Son más de 60 millones los que se han recibido de la UE a través de distintos planes para la renovación urbana, que además han ido acompañados de una financiación municipal de 20 millones de euros. En total, unos 80 millones de euros que han permitido la peatonalización, renovación de infraestructuras y mejoras urbanas de 85 calles y plazas del núcleo histórico de la ciudad.

La unificación del pavimento, la restricción del paso de vehículos –las calles peatonalizadas han pasado de ocupar 2,35 hectáreas en 1994 a ser 10,07 hectáreas en 2016– y el necesario acompañamiento en la rehabilitación de fachadas históricas –con una inversión cercana a los 200 millones de euros entre inversión privada y subvenciones públicas– han creado un Centro con mucha vida en la calle y atractivo para los turistas.

Este progresivo cambio ha permitido incorporar al Centro zonas que estaban muy degradas, como el entorno de Andrés Pérez y Pozos Dulces; Beatas; Madre de Dios y Montaño; Dos Aceras; o los entornos de Comedias y Atarazanas. Estas calles eran la trastienda del Centro hace veinte años y ahora florecen en ellas el comercio local, bien es verdad que desplazado por las franquicias que copan los locales del entorno de Larios por los altos alquileres.

Retos

Si bien la transformación del Centro es evidente, se han creado algunos problemas que ya están planteando nuevos retos. El primero es seguir extendiendo la acción rehabilitadoras a su entorno inmediato, que ha quedado olvidado durante las dos últimas décadas. Los nuevos fondos europeos obtenidos por la ciudad van en esa dirección.

Los 15 millones del programa europeo Edusi se destinarán a barrios vecinos como Lagunillas, El Ejido, Cruz Verde o el Perchel Norte. La renovación y peatonalización de las calles Carretería y Álamos es clave pues servirá para «coser» el núcleo histórico con los llamados arrabales, objeto de la nueva fase de renovación urbana.

Además, con esta financiación europea, quedan pendientes algunas actuaciones en el interior del núcleo histórico, con idea de potenciar su atractivo turístico, como una nueva señalización en el entorno de la Alcazaba y la creación de una ruta por las pinturas murales rescatadas en las fachadas de edificios antiguos.

No obstante, la recuperación del Centro ha generado otros problemas que han ido ocupando la lista de asuntos pendientes de este entorno. La ocupación de las terrazas y el ruido que generan se abordarán con un plan para crear zonas tranquilas y la necesaria renovación de la ordenanza de ocupación, todavía por definir. La movilidad interna por las calles peatonalizadas se quiere potenciar con la conexión de la EMT con los puntos de préstamos de bicicletas y de pequeños coches eléctricos. La recogida de basuras o el reparto de mercancías siguen sin convencer y siguen faltando equipamientos públicos. Todo esto para intentar frenar la sangría de vecinos en estas calles, ya por debajo de 5.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine