20 de noviembre de 2016
Volviendo la mirada

Acumulación de cargos

Algunos los coleccionan como medallas y no siempre existe unanimidad sobre su utilidad

20.11.2016 | 13:27
Elías Bendodo junto a Mariano Rajoy y Cuca Gamarra en la sede del partido en Madrid el pasado lunes.

Fue uno de estos viajes de ida y vuelta. Sin grandes perturbaciones en casa, Elías Bendodo aprovechó el momento para ir a ver a Mariano Rajoy. La razón formal fue su nombramiento como portavoz en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). No se trata de ningún cargo potente, pero sirve para reflejar el buen estado en el que se encuentra su nombre dentro del partido. Con un panorama político en el que las mayorías absolutas pertenecen al pasado, Bendodo no desaprovecha ocasión para demostrar que pertenece a esa generación de políticos del PP que sabe estar en la onda. Ésta pasa ahora por el diálogo y tener cierto rollo con el adversario. Viendo el tablero fragmentado, no tiene sentido apostar por perfiles irreconcilliables. Por la misma razón Jorge Fernández Díaz ya no entraba ni con calzador. A la FEMP le pasa un poco como a la Diputación. Muchos no saben realmente para qué sirve. El gran público, en este caso, ni sabrá de su existencia. A Bendodo el nombramiento le ha servido sin embargo para situarse. Ahora mismo no hay nadie que no quiera estar cerca de Rajoy. Dicen fuentes del partido que el nombre Bendodo ya es ampliamente conocido, incluso en los rincones más recovecos del PP. También favorece el hecho de que a Rajoy le guste Málaga. Hubo un tiempo, sobre todo en campaña electoral, que parecía que se iba a quedar a vivir. Si a eso le sumamos que es una tierra que cultiva buenos resultados electorales, se entiende que Bendodo sea bien recibido en Madrid. Su carrera milimetrada apunta a futuro alcalde, pero conviene mantenerse todas las puertas abiertas.

Visión 2019 Dijo Alberto Montero en una de las entrevistas primerizas publicada en este periódico que Podemos era una maquinaría electoral. Eso fue antes de las elecciones generales de diciembre. Después de una travesía dolorosa para el conjunto de la ciudadanía, ahora se abre un nuevo espacio que sugiere una tregua electoral que pone a prueba la viabilidad de Podemos. Al nuevo secretario general de la formación morada, en medio de ejercicios rígidos de constricción facial, le cuesta cada vez más disimular cierto malestar cuando se le pregunta a qué bando representa dentro de Podemos. A los que han diseccionado al partido exclusivamente entre adeptos a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, todavía les cuesta confiar en que de Vistalegre II pueda salir un proyecto homogéneo con proyección de futuro. Montero se ha propuesto demostrar lo contrario. Al menos en Málaga. Por eso ha sentado a Juan José Espinosa a su lado. Antaño rivales, ahora compañeros de viaje. Así es la filosofía de las «mil caras de Podemos» que quiere vender el partido. Para demostrar que no se trata de una simple pose ante la cámara, Montero ha decidido incluir al exconcejal de Málaga Ahora dentro del consejo de coordinación. Se trata de una especie de órgano ejecutivo dentro del propio consejo ciudadano. Montero ya ha decretado las elecciones municipales de 2019 como objetivo primordial para mantener el entusiasmo intacto. Hasta ahora, siempre ha dado la impresión de que si hay algo que ha mantenido con vida a Podemos ha sido la propia acumulación de citas electorales. Ahora, la formación necesita exposición mediática para llenar los más de dos años que quedan para las municipales de 2019. 60 segundos, un minuto. 60 minutos, una hora. 24 horas, un día. Tic tac, tic tac. El tiempo puede pasar cruelmente lento si uno está a la sombra y el olvido llega pronto. Una o dos semanas sin echar algún hueso y ya nadie se acuerda de ti. Fruto de esta reflexión, se quiere aprovechar la posición de Espinosa para convertirlo en el primer concejal inoficial de Podemos en el Ayuntamiento. Una avanzadilla que garantiza visibilidad y sirve como puerta de entrada al trabajo que se desarrolla en los círculos. Preguntado por si quiere convertirse en la voz de Podemos, Espinosa se muestra rotundo y dice a todo que sí. En Málaga Ahora ya empiezan a hablar de «transfugismo».

Mancha negra Mal comienzo sería el de Podemos si apuesta por alguien involucrado en un escándalo de facturas falsas. Sobre Espinosa planean todavía las acusaciones de malversación vertidas por sus excompañeros de Málaga Ahora. «Hay una serie de elementos que ahora tiene que aclarar para que no haya dudas de que el comportamiento de Juan José Espinosa en el Ayuntamiento ha sido correcto», asegura el nuevo responsable de Podemos. Cuesta pensar que Montero no se haya cerciorado de su inocencia antes de apostar por Espinosa como su pata institucional dentro del Ayuntamiento. «Esto va a ser la guerra», predican ya algunos para 2019.

Cargos en C´s En Ciudadanos ya hay fecha para la Asamblea General del partido. El primer fin de semana de febrero será un buen termómetro para medir fuerzas. El partido tendrá que reelegir a todos sus órganos políticos a nivel provincial. Esto también afecta, entre otros, al cargo de Teresa Pardo como subdelegada institucional. Afirman que su trabajo es valorado por la dirección nacional, aunque su ratificación es más una decisión de andar por casa. Es decir, que se tomará a nivel andaluz. Parte con ventaja, pero la carrera está abierta. En algunos sectores se ha especulado con la vuelta de Juan Cassá. «Él ahora no anda en clave orgánica. Está absorbido día y noche con el Ayuntamiento», indican fuentes cercanas a él.

Sectarismo al cuadrado

Es gravísimo lo que está pasando en Málaga Ahora cada vez que se publica algo que no es de su agrado. Ya no se trata solo de no saber distinguir entre los conceptos más elementales –cualquier niño de 12 años y aspirante a algo diferencia una pieza informativa de una crónica donde hay margen para la interpretación–, son unos tics y unas conductas intolerables en quienes se erigen como los defensores a ultranza de la democracia. Sería bueno plantearse si uno puede vociferar los males del otro a todo trapo, pero luego alega indefensión y cuestiona la profesionalidad de los periodistas a las primeras de cambio. Ysabel Torralbo lo está poniendo muy fácil para trazar el falso recorrido natural entre quien grita en la calle y la versión dictatorial de quien no acepta que haya personas que piensen de manera diferente. Cuesta desprenderse de actitudes, pues son el resultado de algo muy profundo y lejano. Pero ya van casi 19 meses en el Ayuntamiento en los que el sectarismo se detecta hasta en el saludo. Por defecto hay que creer en lo bueno de las personas si no se quiere vivir en un mundo de murallas. Por aquí lo seguiremos haciendo, aunque los individuos en cuestión sigan empeñados en demostrarle a uno lo contrario. Un punto naíf, seguramente, que llegados hasta aquí es compartido. Como cuando la portavoz cree que Podemos no tratará de merendarse a su rebaño municipalista en las próximas elecciones locales de 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local


Las calles de Marbella se transforman en ríos

La escalinata a la altura del Puente Málaga se transforma en una desembocadura de río que arrastra...

Susana Díaz espera recuperar la normalidad ´cuanto antes´

Susana Díaz espera recuperar la normalidad ´cuanto antes´

La presidenta andaluza afirma que empezará a evaluar los daños desde mañana

La protectora de Mijas pide ayuda para sus animales

La protectora de Mijas pide ayuda para sus animales

En Cártama han rescatado a una veintena de galgos - El albergue para caballos CYD Santa María en...

Destrozos en Manilva, Casares y Estepona

Destrozos en Manilva, Casares y Estepona

Un vecino de 84 años se encuentra atrapado en su vivienda inundada en una zona rural conocida como...


La Oficina de Intermediación Hipotecaria evita 600 desahucios de Málaga

La Oficina de Intermediación Hipotecaria evita 600 desahucios de Málaga

La plataforma, perteneciente al Colegio de Abogados, hace balance de su trayectoria desde 2012 y...

Autorizan iniciar el hotel en el palacio de calle Granada

Autorizan iniciar el hotel en el palacio de calle Granada

El futuro inmueble de 83 habitaciones mantendrá la fachada actual, según el informe favorable por...

Málaga batirá este año los mil millones en exportaciones agroalimentarias

Málaga batirá este año los mil millones en exportaciones agroalimentarias

La provincia aporta ya casi el 2,5% de la producción agroalimentaria que España envía fuera de sus...


Enlaces recomendados: Premios Cine