Incumplimiento de contrato

La Diputación inicia la rescisión del contrato del Museo Taurino por impago

El coleccionista Juan Barco acumula una deuda de 153.658 euros generada por no abonar el canon ni las facturas de luz del edificio, que incluye el restaurante y una tienda

16.12.2016 | 23:10
El Museo Taurino, ubicado en la plaza del Siglo, cuenta con un restaurante en la terraza.

La institución provincial pretende quedarse con la fianza entregada en 2015

­Una deuda que asciende, a día de hoy, hasta los 153.658 euros está llamada a acabar de manera definitiva con el Museo Taurino que se ubica en la plaza del Siglo, y que se mueve entre la polémica desde que se inauguró el pasado 25 de febrero de 2015. Ayer, la Diputación dio a conocer el inicio de un procedimiento para rescindir el contrato que mantiene ahora mismo con el coleccionista Juan Barco, debido al impago de las mencionadas cantidades pendientes de pago. Una deuda acumulada, que se integra por la falta del abono del canon correspondiente a los años 2015 y 2016, facturas acumuladas correspondientes al suministro de electricidad y agua, y a las que hay que sumar la ausencia del pago del IBI correspondiente al antiguo inmueble del Patronato de Turismo que ahora alberga la colección taurina de Barco.

Así se constata en el informe realizado por el servicio de Cultura de la Diputación, y que ha dado lugar a que se inicie el procedimiento para poner fin a la relación contractual que mantiene la institución provincial con el responsable del Museo Taurino. En declaraciones a este periódico, el diputado de Cultura, Víctor González, aseguró ayer que no es una decisión que se ha tomado a la ligera, sino que se produce después de que las facilidades ofrecidas por la parte acreedora para saldar la deuda no hayan surtido efecto. «Yo informé a Juan Barco sobre este problema hace meses. Entonces, le invité a regularizar esta situación. Algo que no ha sucedido hasta el día de hoy», señala un González que se lamenta, además, de verse «forzado a dar este paso» por un «incumplimiento grave de contrato».

La historia del Museo Taurino, desde su apertura, viene acompañada de varios sobresaltos que han colocado al edificio, desde sus inicios, en el foco de la atención. En un principio, el primer acuerdo alcanzado entre Barco y la Diputación se ratificó sobre unas condiciones extremadamente ventajosas para el coleccionista. El contrato firmado, entonces, no preveía el pago de canon alguno, sino que estipulaba la obligación de abonar el 20 por ciento de los ingresos obtenidos, siempre y cuando el número de visitantes superara, al menos, las 80.000 anuales. Una cifra prácticamente imposible de alcanzar si se compara con el ratio de visitantes que manejan el resto de museos de la capital. Además, a la explotación del museo había que sumarle también la del restaurante ubicado en la terraza, y los beneficios que se obtienen de la tienda de Toroshopping que se instaló en los bajos del inmueble. Con este trasfondo y debido a la presión política ejercida por el resto de formaciones con representación en la Diputación, el equipo de gobierno popular diseñó el actual acuerdo que obligaba al pago de un canon anual.

Con la decisión adoptada de rescindir el contrato, se abre el interrogante sobre el futuro inmediato del edificio. Por lo pronto, hasta que no se consuma la rescisión, el museo y el restaurante podrán funcionar como lo llevan haciendo hasta el momento. Ahora se abre un periodo de alegaciones para poner freno a la rescisión. Según González, todo apunta a que sea precisamente ese el próximo paso dado por Barco que, al menos, le permitiría ganar tiempo.

Fianza para saldar la deuda

El informe del servicio de Cultura recoge, además, que en función de lo establecido en el pliego de condiciones, la fianza depositada por el adjudicatario (153.750 euros) «servirá para responder de la incautación que pudiera decretarse en el caso de la resolución de la concesión». De esta manera, según confirmó el propio González, la intención de la Diputación pasa por quedarse con la fianza para saldar la deuda pendiente.

Preguntado sobre un posible futuro uso para el edificio ubicado en la plaza del Siglo, González aseguró que es algo que está totalmente en el aire y que tendrá que verse en un futuro, y tras mantener el correspondiente debate político. Cabe recordar que el edificio es propiedad de la Diputación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local


Pacientes con cáncer de vejiga se quedan sin tratamiento por falta de suministro

Pacientes con cáncer de vejiga se quedan sin tratamiento por falta de suministro

Un malagueño denuncia la suspensión de la quimioterapia tras recibir una llamada en la que le...

Detenido por la venta de entradas falsas para corridas de toros de la Feria de Málaga

Detenido por la venta de entradas falsas para corridas de toros de la Feria de Málaga

Un varón de 47 años está acusado de los presuntos delitos de falsedad documental y estafa

UGT pide al SAS que restablezca el antiguo concierto de mantenimiento de ascensores

UGT pide al SAS que restablezca el antiguo concierto de mantenimiento de ascensores

Desde el Regional recuerdan la inversión en 2008 con la que se renovaron 29 elevadores


Limasa disminuye un 5,5% su consumo de combustible

Limasa disminuye un 5,5% su consumo de combustible

La reducción se debe a la puesta en marcha de un proyecto piloto y ha supuesto un ahorro de 14.500...

El operador logístico Taisa sube un 5% sus ventas y alcanza en Málaga los 4.500 palés transportados

El operador logístico Taisa sube un 5% sus ventas y alcanza en Málaga los 4.500 palés transportados

La empresa, perteneciente a Mahou San MIguel, tiene siete delegaciones en España, una de ellas en...

Una Vuelta a España con mucho Sabor a Málaga

Una Vuelta a España con mucho Sabor a Málaga

La marca cuenta con un stand en cada uno de los 21 puntos de salida de las etapas de la carrera

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine