Turismo

La Costa del Sol mejora sus cifras invernales de ocupación hotelera

El problema, pese a la mejoría, sigue siendo acusado, con amplias brechas de demanda entre el invierno y el verano

30.01.2017 | 01:36
La respuesta turística al invierno fue mejor en los últimos ejercicios.

Previsión de subida en estancias en enero y febrero

  • Las previsiones para los dos próximos meses, tradicionalmente situados entre los más complicados de la temporada turística, avanzan nuevos crecimientos para Andalucía, que podría concluir el periodo con alrededor de 4,7 millones de pernoctaciones, aproximadamente 105.000 más que en 2016 ( un 2,3 por ciento). Además, la administración autonómica también entrevé buenos resultados en lo que respecta a la ocupación, con un repunte de 1,5 puntos. La Consejería de Turismo calcula que en la comunidad estarán contratadas durante esas semanas el 41 por ciento de las camas disponibles.

La ocupación en los meses de menor afluencia se recupera: el crecimiento, respecto a 2010, es ya de casi un 20 por ciento

Aún queda muy lejos el objetivo. Tanto que ni siquiera aparece entre los propósitos más aventurados y triunfalistas. A pesar de la inercia de los récord, de las innegables buenas perspectivas, 2017 tampoco será el año en el que la Costa del Sol consiga dejar atrás su mayor debilidad, el carácter estacional de la demanda, tan generosa con el verano como tradicionalmente cicatera en los meses que prosiguen a octubre. La ansiada conversión de la provincia en un destino sin recaídas, vivo durante todo el curso, tendrá que esperar, si bien eso no quita que se haya emprendido el camino correcto, con mejoras que, esta vez sí, y lejos de lo anecdótico, parecen afianzarse. Sobre todo, si se toma como campo de análisis el último trienio, en el que las diferencias se han acortado de manera más persistente.

Las cifras del INE reflejan que entre 2010 y 2016 la llamada estacionalidad se ha reducido en un 1,27 por ciento. Una bajada, sin duda, de proporciones modestas. Y más si se considera la borrachera de grandes números a la que últimamente parece haberse abonado el turismo, pero que tiene la virtud de mostrar una tendencia que poco a poco tiende a estabilizarse. En 2013 las diferencias entre la ocupación hotelera del invierno y la del verano se situaban, y tras una ligera escalada, cinco puntos por encima de las actuales. Sobre todo, gracias al comportamiento de 2015 y 2016, que finalizaron con una rebaja de casi el 3 por ciento.

El estudio realizado por este periódico, que confronta los datos de los periodos de menor afluencia con la llamada temporada alta, emplazada entre abril y octubre, ambos meses incluidos, corrobora también otro movimiento positivo: el espectacular aumento de la demanda invernal, que en esta década ya ha supuesto un avance en la ocupación del 19,3 por ciento. Un paso adelante que, con todas sus limitaciones, tiene el mérito añadido de haberse impuesto al incremento de la planta hotelera, que, al igual que los saltos en el calendario de la Semana Santa, introduce un factor considerado a menudo en los resultados como definitivo. El volumen de negocio, por tanto, se eleva, aunque tiene aún por delante el reto de contagiar al conjunto de la oferta y evitar que los hoteles echen el cierre estacional tras la llegada de octubre.

La evolución observada en las cifras sirve igualmente para ratificar una de las circunstancias más aplaudidas en las últimas temporadas por los agentes turísticos. La estacionalidad, y es cierto, sigue notándose, pero sus efectos van menguando. Especialmente, en el tiempo, en lo que se refiere a su permanencia, bastante más comprimida a la que en el pasado marcaba con una frontera casi tan natural como la de las estaciones los límites de la temporada turística. Ahora el invierno, al menos para el sector, dura bastante menos. Y va enrolando con autoridad a meses como mayo, febrero y noviembre en la causa de los grandes números. La comparativa, en este sentido, apunta a avances en la ocupación tan señalados como el de octubre, que acumula desde 2010 un incremento de más de 21 puntos.

Recortar la distancia con el verano no resulta tarea fácil. Menos aún en esta época, tan atiborrada de hitos, en los que la Costa del Sol ha sido capaz de reventar su techo histórico durante dos años consecutivos. Lo curioso es que entre noviembre y abril ya se crece más que en el resto del año, si bien con una diferencia notoria en términos brutos y desde un punto de partida, en el caso del invierno, notablemente más exiguo. La media apunta a un abismo entre las dos fases del año de más de casi 24 puntos. Y a una temporada alta enrachada, con un trimestre central, el del pasado ejercicio, que logró concluir con una ocupación del 83,27 por ciento. Las cifras de la Costa del Sol se espigan. Y más si se advierte que se trata de promedios calculados para toda la provincia, que no distinguen entre los llenos estivales del litoral y la demanda más reposada del resto de municipios.

En este aspecto, en cualquier caso, la provincia se mantiene imperturbable, sumando cada año más rendimiento hotelero a los meses que separan a abril de noviembre. La última referencia se detiene en un 79,4 por ciento de plazas ocupadas. Una cantidad que está un 16,2 por ciento por encima de la de 2010. De momento, las perspectivas son buenas. Al menos, para este trimestre, en el que está previsto que muchos de los indicadores sean mejores a los del pasado curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local


El atentado de Barcelona no altera el dispositivo de seguridad de la Feria

El atentado de Barcelona no altera el dispositivo de seguridad de la Feria

El concejal de Seguridad asegura que el nivel de riesgo es el mismo que antes de los hechos...

El Ayuntamiento construirá un gran parque público en la finca del Seminario

El Ayuntamiento construirá un gran parque público en la finca del Seminario

El Obispado recibe a cambio y como compensación dos parcelas de uso residencial en El Palo y...

Lord Alan Sugar, un Trump de la BBC para la Costa

Lord Alan Sugar, un Trump de la BBC para la Costa

El empresario, que en 2009 adquirió el legendario hotel Byblos, es uno de los rostros más...


Salvamento Marítimo rescata una segunda patera con 10 personas a bordo que son trasladadas a Málaga

Salvamento Marítimo rescata una segunda patera con 10 personas a bordo que son trasladadas a Málaga

La embarcación, buscada desde primera hora, ha sido localizada por la tripulación del crucero...

Los malagueños cuentan cómo vivieron el atentado de Las Ramblas

Los malagueños cuentan cómo vivieron el atentado de Las Ramblas

Recabamos los primeros testimonios de malagueños que viven en Barcelona y que se han encontrado...

Llegan las primeras nieves

Llegan las primeras nieves

Nueva entrega de los relatos de la expedición malagueña de la UMA para estudiar el comportamiento...

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine