La Ciudad

La hora del río Guadalmedina

Habría que empezar a pensar qué queremos hacer con ese cauce feúcho que atraviesa el corazón de la ciudad, necesitado de una operación de envergadura alejada del fragor del debate partidista

14.02.2017 | 05:00

Cuando Carmen Enciso y Eloísa Navas, autoras de la exitosa novela Miramar (Ediciones del Genal), vinieron al periódico para hacer el reportaje de su nueva obra, me comentaron que les había llamado mucho la atención que, cuando hablaban con algunos de los protagonistas de la época de la postguerra, muchos continuaban verbalizando esa división esencialmente incrustada en el alma del malagueño: la del río Guadalmedina. Al este, la Málaga pudiente y al oeste, la que no podía pero lo intentaba. Cuando la correctora de la obra, Laura Cerezo, la leyó, les dijo que ya nunca sería lo mismo cuando cruzase el río. Bien es verdad que hoy los condicionantes socioeconómicos que se daban en los treinta y los cuarenta han cambiado radicalmente, y en la actualidad tal vez habría que hablar del río que nos une, o que nos separa, como una mera cicatriz sentimental, urbanística, pero aún así es una herida en el inconsciente colectivo de una ciudad que empieza a reconocerse en sus progresos y también en sus desaciertos. No sé ya cuántos planes se han hecho para hacer que el río que nos separa no sea ese cauce feúcho que refieren los turistas a poco que hables con ellos. «¿Por qué está eso así?, no pega con el entorno y rompe la armonía del Centro», me han comentado alguna vez familiares que han venido de fuera o personas que han visitado la ciudad por motivos profesionales. Yo, habitualmente, me encojo de hombros y digo que nuestros políticos llevan años discutiendo qué hacer con el Guadalmedina. Escuché una vez que la idea podría ser embovedarlo, otros hablan de que una lámina de agua lo recorra, aunque la chiquillería ya le ha dado vida jugando en su seno al fútbol con la ambición inacabable que da la juventud. Para ellos, la cicatriz se llena con alegría y las penas supuran en torno a una pelota. Las tardes pasan ya lentas, cuando el invierno comienza a convertirse en pasado y el Carnaval estalla en mil disfraces, y a lo lejos se vislumbran los primeros capirotes del año, pero los malagueños, cuyas heridas históricas siguen supurando aún, quieren hacer algo con su río, buscarle un papel, integrarlo en el entramado urbano que sustenta la ilusión de los museos, la utopía de que nunca saldríamos del furgón de cola de una Andalucía orgullosa de sus monumentos. Ahora, Málaga cree en sí misma por razones obvias, pese a sus desigualdades y a los barrios apartados de la acción de gobierno de las diversas administraciones que consideran que la calle Larios es lo esencial y lo demás, ay Señor, es accesorio. El Guadalmedina reclama ya no sólo un lavado de cara, sino una operación de envergadura que lo sitúe a la altura del resto de la urbe, una intervención decisiva y consensuada, alejada del fragor del debate partidista y soportada en la atalaya de eso que los cursis llaman «hacer ciudad». Yo no sé qué se puede hacer con el Guadalmedina ni con Los Baños del Carmen, pero habría que empezar a pensar qué queremos para los dos espacios y dejar de procrastinar (¿Se dice así, gafapastas?).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

Edición Local


Extraterrestres en Carratraca

Extraterrestres en Carratraca

En 1978 Juan Morales, vecino del pueblo, informó de que en 1937 y 1940 tuvo contacto con...

Cámaras de tráfico, entre la invasión de la intimidad y las dudas sobre su fiabilidad

Cámaras de tráfico, entre la invasión de la intimidad y las dudas sobre su fiabilidad

Apenas unos días después de que los dispositivos que controlan el uso del cinturón de seguridad...

Coordinan un equipo de atención a inmigrantes en Málaga

Coordinan un equipo de atención a inmigrantes en Málaga

En 48 horas, la Policía Nacional, Cruz Roja y el Ayuntamiento han atendido en el puerto de Málaga...


Málaga necesita medio centenar de actuaciones para asegurar su suministro

Málaga necesita medio centenar de actuaciones para asegurar su suministro

Las administraciones deben ejecutar en la provincia obras contempladas en el plan de las cuencas...

El aeropuerto se sitúa como el segundo de España con más vuelos de bajo coste

El aeropuerto se sitúa como el segundo de España con más vuelos de bajo coste

En los primeros diez meses ha crecido un 12,1% en el número de vuelos y un 12,4% en pasajeros, con...

Un Parque Jurásico, en mitad de Capuchinos

Un Parque Jurásico, en mitad de Capuchinos

Los vecinos de un bloque del IMV inaugurado en 2015 vuelven a pedir al Ayuntamiento la limpieza...

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine