Mirando atrás

El timón de los Astilleros del Carmen

Cuatro de las hijas del carpintero malagueño Juan Crossa de Médicis y uno de sus nietos recuperan la historia de este artesano con fama de eficiente

26.02.2017 | 02:58
El carpintero de ribera malagueño, en el dique del puerto.

Continúo con los astilleros paternos del XIX, primero en las playas de San Andrés y luego en Pedregalejo

Su familia, de origen italiano por partida doble, llegó a Málaga en barco, como no podía ser menos. Gabriel Crossa, el primero de ellos, era un genovés que en la década de 1720 se instaló en El Perchel. En cuanto a los De Médicis, procedían de Roma y también vieron por primera vez el puerto de Málaga en el siglo XVIII. El descendiente de estas dos ramas, el malagueño Juan Crossa de Médicis, nació el 7 de agosto de 1896 en la actual calle Tomás Heredia, en el tramo final, colindante con la playa. Allí mismo tenía su padre, Rafael Crossa Flores, desde la década de 1880, aproximadamente, los Astilleros de Nuestra Señora del Carmen.

Juan Crossa fue quien tomó el testigo del negocio familiar hasta los años 60 y se convirtió en uno de los más afamados carpinteros malagueños de ribera del siglo XX. «Trabajaba muy bien y muy fino, tenía fama de bien hecho y de buen profesional», cuenta Pilar Crossa, una de sus hijas.

Coincidió casi el nacimiento de Juan Crossa con las obras del nuevo puerto y el nacimiento del Parque, lo que motivaron el traslado de los astilleros a las playas de San Andrés, a la zona del Bulto, frente a la calle López Pinto, en una zona que hoy es terreno portuario. Juan, que estudió en un colegio frente al mercado de Atarazanas, del que se conserva el edificio, «cuando tenía 13 años marchó a Melilla, porque allí tenía a su tío Salvador, y trabajó mucho en la carpintería de ribera», cuenta su hija Mari Ángeles, la mayor de las hermanas.
Así que a la vuelta ya estaba más que preparado y con el tiempo se hizo cargo del negocio familiar junto a sus hermanos Joaquín y Rafael (el padre fallecería en 1935 a los 78 años).

En 1929 contrajo matrimonio en la iglesia del Carmen con Mari Ángeles López Pérez, a la que conocía desde niño porque habían sido vecinos en la calle Tomás Heredia. La pareja tuvo cinco hijas.

Los astilleros de Nuestra Señora del Carmen pasaron una importante crisis durante la Guerra Civil, cuando fueron incautados por la FAI con el pretexto de que no había trabajadores sindicados. «Mi padre les dijo que era una cosa familiar, que no había trabajadores, que eran solo los hermanos», recuerda Mari Ángeles Crossa. Durante ese periodo, tuvo que mantener a la familia su mujer, que era sastra y se negó a que los milicianos le requisaran la máquina de coser, aunque a cambio tuvo que trabajar muchas horas gratis al día «cosiendo los monos de los milicianos», señala Mari Ángeles.

La explosión del 37

En 1937, ya con la ciudad ocupada por los nacionales, Juan Crossa salvó la vida de milagro: «Estaba reparando una lancha que suministró Alemania y que era un tipo de lancha con gasolina que fallaba mucho, cuando saltó una chispa y estalló». Hubo un incendio que causó tres muertos. La explosión provocó que el carpintero de ribera, que estaba en cubierta, fuera arrojado al agua y salvara así la vida.

Con el paso de los años fue aumentando el personal de los astilleros, porque el trabajo iba creciendo: barcas de pesca, yates y otras embarcaciones de recreo... Ana María, otra de las hijas, cuenta que durante la posguerra, «los barcos extranjeros le regalaban muchas cosas», alimentos con los que poder sobrellevar la escasez.

Los astilleros de la playa de San Andrés también trabajaban para la Transmediterránea o reparaban los famosos barcos del melillero. Fueron tiempos en los que en Málaga trabajaban otros astilleros como Ansorena o Vazquiña.

El aumento de personal requirió un contable. Primero fue su hija mayor, Mari Ángeles, que cuenta divertida que trabajaba entonces desde casa y que mientras hacía una factura de clavos galvanizados, «tenía una prima que cosía con una modista y estaba poniendo dos docenas de calzoncillos y yo puse: dos docenas de calzoncillos galvanizados». Por suerte, su padre cayó en la cuenta.

También trabajó, nada menos que 18 años, Carmen (Meli) Crossa, ya fallecida. La hija de Juan Crossa había estudiado contabilidad, mecanografía y taquigrafía, cuentan sus hijas, Maria del Carmen y María José.

De la pericia de Juan Crossa con la carpintería de ribera da buena cuenta el que pudo construir una embarcación machihembrada, sin clavos, aunque la familia no recuerda si se trató de un bote de remos o de un barco.

En 1954, los astilleros se trasladaron a Pedregalejo, al mismo emplazamiento de los actuales Astilleros Nereo.

Juan Crossa, además de un gran devoto de la Virgen del Carmen, llegó a ser primer teniente hermano mayor del Rocío, donde coincidió como hermano mayor con el luego alcalde Francisco García Grana. Mari Ángeles, su mujer, fue camarera de la Virgen y en sus astilleros realizó las mesas de trono de los dos titulares. Además, su casa de calle Álamos se engalanaba cada Martes Santo por el paso de la procesión.

En 1961, con 65 años, cerró los astilleros. Unas instalaciones de Sevilla se habían hecho con el negocio de Transmediterránea y pensó que era el mejor momento. En la actualidad, su nieto Juan José tiene una página en facebook con el nombre de su abuelo, en la que cuelga fotos y testimonios.

De Juan Crossa de Médicis sus hijas coinciden en recordarlo como alguien «muy protector, creyente y una persona muy dulce y cariñosa». En las redes sociales y en la memoria de los Crossa continúan las hazañas de este gran artesano y constructor de barcos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

Edición Local


Mañana se entregan los premios Enterprise 4.0

Mañana se entregan los premios Enterprise 4.0

La gala de la renovada 7ª edición se celebrará este jueves en el Museo Thyssen a las 20.00 horas -...

Paco Vega alcanza 43 días en huelga de hambre pidiendo que se cumpla el Estatuto de Andalucía

Paco Vega alcanza 43 días en huelga de hambre pidiendo que se cumpla el Estatuto de Andalucía

Exige que se priorice la renta básica para las mujeres víctimas de la violencia de género y las...

El Torneo de Fútbol ´Por Ellos´ reúne a colegios profesionales por la ´Fundación Harena´

El Torneo de Fútbol ´Por Ellos´ reúne a colegios profesionales por la ´Fundación Harena´

El Colegio de Administradores de Fincas de Málaga organiza este evento solidario que se celebrará...


"La solución para conseguir la igualdad de género está en manos de los jóvenes"

"La solución para conseguir la igualdad de género está en manos de los jóvenes"

El colectivo que preside Pepi Sierra está realizando un 'feminario' denominado 'Veo, actúo,...

El restaurante Bardal de Ronda suma la novena estrella Michelin de Málaga

El restaurante Bardal de Ronda suma la novena estrella Michelin de Málaga

El chef Benito Gómez obtiene su primer reconocimiento. Mantiene sus dos estrellas Dani García y...

Málaga posibilita que se realicen 19 trasplantes de órganos en seis días

Málaga posibilita que se realicen 19 trasplantes de órganos en seis días

Los hospitales malagueños reciben ocho donaciones, lo que se ha traducido en 13 intervenciones en...

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine