Más de la mitad de los malagueños no alcanza el umbral del mileurismo

Los sindicatos reclaman que los salarios empiecen a recuperar el poder adquisitivo perdido en la crisis

09.07.2017 | 16:59
Un camarero en un establecimiento junto a las playas de Málaga.

Los empresarios admiten que ya hay más margen de subida pero no en todos los sectores y empresas - Los sueldos llevan cuatro años de subidas mínimas pese a la reactivación económica

La época más dura de la crisis parece haber quedado definitivamente atrás pero la mejora económica de los últimos tres años, en los que el PIB de Málaga ha crecido a ritmos de entre el 1,8% y el 3,5% por ejercicio, no se ha traducido todavía en una recuperación significativa del salario de los trabajadores malagueños, que siguen muy restringidos en el ámbito de la negociación colectiva. Los sueldos en Málaga encadenan cuatro años de subidas mínimas históricas en los convenios colectivos y de empresas (entre el 0,63% y el 0,98% anual), según el indicador de Incremento Salarial Ponderado (ISP) del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), lo que evidencia que la recuperación de los salarios marcha al ralentí.

Los sindicatos CCOO y UGT calculan que los trabajadores han perdido en general de más de un 20% de poder adquisitivo desde 2007, justo antes de que arrancara la crisis, sumando tanto el retroceso salarial que haya podido producirse en determinados ámbitos laborales y empresas como la subida del coste de la vida en este tiempo, dentro de un contexto donde el nivel de muchos sueldos ha estado prácticamente congelado.

La ministra del Trabajo, Fátima Báñez, ha reconocido esta semana que es el momento de que los salarios suban en España en consonancia a la recuperación del empleo y ha apelado a empresarios y sindicatos para que cierren cuanto antes el acuerdo marco de salarios a nivel nacional para este 2017 que los agentes sociales vienen negociando. La propuesta de la patronal CEOE, que mejoró su oferta inicial, pasa por subidas de entre el 1% y el 2%, con medio punto más adicional en función del sector, mientras que los sindicatos exigen un alza de entre el 1,8% y el 3%. Los empresarios también han abierto la puerta a aplicar más de un 2,5% en el caso de los sueldos más bajos, según ha señalado el presidente de la CEOE, Juan Rosell.

En el caso de la provincia de Málaga se da además la circunstancia de que los sueldos se encuentran entre los más bajos del país. El predominio del sector servicios, con mucho empleo de carácter estacional vinculado al turismo y con salarios más bajos que los de otros ámbitos como el industrial, es uno de los factores que explican esta posición.

Las últimas estadísticas del Ministerio de Hacienda correspondientes a 2015 indicaban que los ingresos medios por rentas del trabajo se situan en Málaga en 15.377 euros anuales (lo que daría una media de 1.098 euros al mes, incluyendo dos pagas extras). Esta cifra, además de estar un 5,5% por debajo de la que se contabilizaba en 2007, se sitúa más de 3.250 euros por debajo de la media española (18.645 euros anuales por persona).

La provincia malagueña sigue así en el furgón de cola en cuanto a ingresos medios, ocupando el puesto 39 del ranking nacional entre una lista de 48, incluyendo todas las provincias, ciudades autónomas y comunidades uniprovinciales a excepción de Navarra y de las tres provincias vascas, que tienen otro régimen fiscal. Otro dato significativo es que, según los datos de Hacienda, el número de malagueños con ingresos anuales inferiores o únicamente iguales al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) -situado en 2015 en 648,6 euros al mes- representaba el 42% del total de los trabajadores asalariados (casi 245.000 malagueños de los 581.541 que presentaron rentas del trabajo en 2015). El panorama de bajas rentas por trabajo en Málaga es aún más amplio si tenemos en cuenta que el 55% de los declarantes de la provincia (unas 320.000 personas) no sobrepasaría el umbral del mileurismo.

Hay que matizar que los datos del Ministerio no se refieren a los sueldos que se cobran mes a mes sino que se extraen, por tramos, de las rentas anuales declaradas por las empresas, contando exactamente por igual a las personas que trabajan los doce meses del año como a aquellos que sólo lo hacen en momentos determinados del mismo. Las cifras también estan condicionadas por el hecho de que hay personas que pierden el trabajo a lo largo del año y pasan a cobrar el desempleo o trabajadores que se jubilan en un determinado mes y acceden a una pensión, lo que provoca que sus retribuciones salariales aparezcan, a efectos estadísticos, como más reducidas.

En todo caso, y hechas todas estas salvedades, los números sí reflejarían ciertas tendencias del mercado laboral, caracterizado según vienen denunciando los sindicatos CCOO y UGT por la alta precariedad laboral. Entre estos factores se incluirían el creciente predominio del empleo a tiempo parcial frente a la jornada completa, una tónica de bajos salarios en relación a antes de la crisis o el hecho de que un gran número de personas sólo trabaja en los meses de temporada turística.

Otros datos también constatan que los salarios de la provincia se encuadran en la parte baja del conjunto nacional son los del Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque en el caso de este organismo las cifras son a nivel autonómico. Así, el salario medio mensual bruto de los andaluces en 2015 (1.653,9 euros) fue el tercero más bajo tras los de Extremadura (1.549,9) y Canarias (1.574) y se sitúa 240 euros por debajo de la media nacional (1.893,7).

Cautela empresarial

Los empresarios admiten que el momento es ya propicio para que los sueldos empiecen a subir en mayor proporción coincidiendo con la recuperación del empleo, aunque llaman a la «prudencia». El presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Javier González de Lara, y de Andalucía (CEA), considera «bueno» que se vaya recuperando poder adquisitivo pero afirma que no todas las empresas pueden afrontar por igual las subidas salariales, en especial las de pequeño y mediano tamaño (pymes), que integran el 95% del tejido productivo malagueño.

«Hay muchas empresas que lo siguen pasando mal. De hecho, la mitad de las pymes están todavía en pérdidas. Vamos saliendo de la crisis pero aún queda un largo camino. Hay determinados sectores que no están todavía en un crecimiento suficientemente consolidado como para aplicar las mismas subidas que otros. Es cierto que ya hay margen para incrementar algo más los sueldos pero siempre dependiendo de cada situación,», afirma. El responsable de la patronal opina que habría que «modernizar» la negociación colectiva de una forma que una parte de las subidas salariales pudieran vincularse también a factores de productividad.

Los sindicatos, por su parte, denuncian que los trabajadores han sido los que han pagado en mayor medida los efectos de la crisis, algo que les ha dejado en especial situación de vulnerabilidad.

«La reforma laboral ha dejado una devaluación de los salarios y ha permitido que muchas empresas puedan descolgarse de los convenios colectivos. Ahora están subiendo de nuevo los beneficios empresariales pero la riqueza no se está tampoco redistribuyendo. Si los sueldos no se recuperan tendremos un crecimiento económico débil porque los trabajadores son también los que tiran del consumo», comenta la secretaria general de UGT en Málaga, Auxiliadora Jiménez. A su juicio, los empresarios siguen por lo general «muy cerrados» a negociar los incrementos salariales.

Su homólogo de CCOO, Fernando Muñoz, coincide en criticar la actitud de una parte del empresariado. «Algunos buscan siempre quedarse con todo el beneficio, sin pensar que la riqueza debe ser redistribuida. Si un trabajador tiene mejores salarios podrá consumir más», señala.

Según explica, la resistencia de los empresarios a negociar subidas tiene además otro efecto. «Los convenios tardan más en firmarse y eso hace que muchos trabajadores temporales no puedan beneficiarse de las subidas que se pactan porque cuando entran en vigor, y aunque lo hacen de forma retroactiva, ellos puede que ya estén fuera de la empresa», explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine