Decano del Colegio de Economistas de Málaga

"Málaga está más preparada que antes de la crisis porque tiene ya más sectores de crecimiento"

Juan Carlos Robles afirma que la senda de recuperación es cada vez más palpable aunque señala que la crisis no podrá darse por superada mientras persistan unas tasas de paro tan elevadas como las actuales

17.09.2017 | 00:26
El decano del Colegio de Economistas de Málaga, Juan Carlos Robles.

En corto

  • ¿Está de acuerdo con el hotel que se plantea en el puerto? Es un tema que está generando un gran debate en la ciudad.
    Estoy de acuerdo en lo que se pretende con el proyecto de la torre, porque creo que una ciudad debe buscar impactos visuales  positivos. De otra forma no podríamos tocar nunca nada y todo estaría como en el siglo XV. Lo que no estoy tan de acuerdo es con el diseño que se ha hecho para la torre. No me parece algo emblemático que vaya a estar en ninguna postal ni que vaya a constituir un símbolo de Málaga.
  • El Colegio quiere ubicar una incubadora profesional en los aledaños de su sede, con acceso por la calle Beatas, ¿cómo marcha el proyecto?
    Está aprobado, adjudicado y licitado. Se ha firmado el contrato con la empresa constructora pero las obras no han podido empezar porque el camión no puede acceder por la calle Granada debido a unos bloques de hormigón de las obras del hotel.  Se está buscando otro acceso.  Nuestra idea es que comiencen cuanto antes. El plazo de las obras es de 18 meses por lo que la incubadora no va a estar lista hasta 2019.

En el caso de Málaga, destaca que la provincia está creciendo ya «a velocidad de crucero» y de una forma más diversificada que antes - Destaca la aportación de segmentos como al agroalimentario y el tecnológico pero reconoce que el reto sigue siendo sumar más industria. Cree que los salarios deben empezar a subir aunque «de forma natural»

­El Colegio de Economistas de Málaga, que presentó este pasado viernes una nueva edición del Barómetro trimestral de la provincia, constata que los síntomas de recuperación son cada mes más palpables, lo que invita a mirar al futuro con optimismo, aunque matiza que la crisis no podrá darse por finiquitada mientras persistan las actuales tasas de paro, todavía muy superiores a las del resto de países europeos. El decano del Colegio, Juan Carlos Robles, afirma que Málaga está consolidando un ritmo de crecimiento «sano» (en torno al 3% del PIB anual) que puede considerarse ya como una «velocidad de crucero» y celebra que sectores como el agroalimentario se postulen como motores complementarios al tradicional binomio turismo-construcción. Y como muchos, opina que la industria sigue siendo el gran reto pendiente, aunque a su juicio Málaga tiene ya puestas las bases para subirse al carro de la nueva economía digital.

¿Cómo define el momento económico actual?, ¿la crisis está ya quedando definitivamente atrás?
Técnicamente no se puede decir que la hayamos superado porque el nivel de desempleo sigue siendo altísimo, mucho más alto que el de los países europeos del entorno y de la OCDE. Hasta que no seamos capaces de bajar eso estaremos a años luz de ellos. Necesitamos recuperar aún mucho tejido productivo perdido durante de la crisis. Es cierto que estamos creciendo anualmente a una tasa del 3% del PIB, que es un dato muy bueno, pero queda mucho por hacer porque lo que estamos consiguiendo ahora es recuperar terreno perdido, al salir desde más atrás que el resto de países de nuestro entorno.

¿Qué momento viven los diferentes sectores productivos de Málaga?
El turismo está registrando de nuevo sus mejores cifras y estamos recuperando al sector de la construcción, que fue el que más desplome sufrió durante la recesión. Además, es muy destacable la evolución del sector agroalimentario. En Málaga nunca habíamos tenido una huerta con una potencia reconocible en comparación con otras provincias, pese a que había olivar y costa tropical, pero en los últimos años se ha producido una inversión que ha convertido al sector en algo muy superior, con productos subtropicales como el mando y al aguacate a la cabeza. Así podemos decir que el crecimiento de Málaga ya no funciona sobre el binomio turismo-construcción, sino que ahora tiene al menos tres patas. Nos falta todavía algo en la parte industrial, que sólo representa un 5% del PIB en Málaga y donde todavía no encontramos indicios demasiado significativos.

¿Qué futuro observa?
Yo pienso que en 2018 el crecimiento continuará. La economía digital, basada en el software y la conectividad, es el sector que más va a crecer. Y va a ser muy importante que Málaga sepa promocionar este segmento. Tenemos el Parque Tecnológico, el Málaga Valley todo lo que se está haciendo en el ámbito del smart city. Estamos en condiciones muy adecuadas para, si somos inteligentes, sumar esta cuarta pata al crecimiento de la provincia. No podemos ser ya más el monocultivo de un solo sector. Eso es lo que nos ocurrió en la crisis, y tuvimos suerte de que el turismo respondió en ese momento. Fue el que dio la cara. Si no, el colapso habría sido mucho mayor.

¿Cree que se ha hecho algo en este tiempo por parte del sector público y privado para encarar la salida de la crisis con un tejido empresarial algo más diversificado?
Creo que por lo menos estamos más preparados que antes de la crisis. Hay más conocimiento de lo que ocurrió y ha incorporado un sector agroalimentario y tecnológico mucho más fuerte y profesionalizado. Málaga tiene un plan y por eso va bien. Las administraciones están tomando medidas. Otra cosa es que todas ellas sean eficientes, o que acaben en éxito o fracaso. La ventaja de Málaga es que es una tierra empresarialmente fértil. Un tercio de las empresas que se crean en Andalucía son de aquí. El problema, eso sí, es que hay mucha mortalidad, quizá porque se no se analiza bien el mercado o el producto. Pero en este sentido, las incubadoras públicas de empresas están funcionando muy bien.

Lo que falta por recuperar es el empleo. La tasa de paro en Málaga es actualmente del 21,9% cuando antes de la crisis era del 10%.
Pienso que eso ya se está produciendo aunque nos llevará tiempo. Es lógico, porque estamos en una situación de verdadero colapso, con una economía al borde del caos. Estamos creciendo y creando empleo (unos 30.000 anuales, según los últimos datos), lo que ocurre es que Málaga atrae también a mucha gente de otras provincias que tienen la convicción de que aquí encontrarán trabajo. Por eso el paro no baja tanto. El 3% de crecimiento anual del PIB que venimos firmando es un ritmo adecuado. Crecer de forma explosiva es en ocasiones insano porque puede ser indicio de una burbuja concreta. Prefiero crecer al 3% de forma diversificada y estable, aunque se tarde algo más en bajar el paro.

Casi 95% de los contratos que se firman cada mes en Málaga son temporales. Y los contratos a tiempo parcial suponen el 40% de las nuevas altas. No parece un modelo laboral muy atractivo tras la reforma laboral.
La mayor parte de los trabajos en España son fijos. Evidentemente, cada mes se firman muchos más contratos temporales porque el que está fijo no lo hace. Dicho esto, lo bueno es seguir diversificando el modelo productivo para que haya más sectores que aporten estabilidad, porque el empleo del turismo es muy estacional. Por otra parte, yo soy partidario de simplificar el número de modalidades de contratos de trabajo que hay en el mercado. Hay más de 20 y se podrían quedar en tres o cuatro, con una modalidad de fijo con indemnización variable.

¿No va siendo hora de que los salarios comiencen de nuevo a subir?
La mano de obra es un factor más de la economía y los salarios deben subir acorde a su evolución, no imponiendo una subidas determinadas por decreto. Pienso que efectivamente los sueldos deben empezar a subir un poco y de hecho, ya lo están haciendo, pero sí digo que la negociación entre trabajadores y empresarios debe aplicar subidas naturales en relación a la marcha de la economía, y no forzar porcentajes determinados a priori. Es cierto, eso sí, que la crisis obligó a corregir al alza la competividad de la economía española a través de la devaluación de los salarios. No quedó otra. Pero ahora las empresas son más eficientes y pueden empezar a negociar subidas salariales.

El Impuesto de Sucesiones en Andalucía suscita mucha controversia ¿Qué opina usted al respecto?
Es un verdadero atraco. Como mínimo ese impuesto es ineficiente, como demuestra el hecho de que en Madrid, donde está bonificado al 99%, se recaude más que en Andalucía. Aquí se mantiene por una cuestión ideológica: el partido al frente de la Junta de Andalucía lo utiliza como herramienta para inventarse una economía redistributiva que es falsa. Es mentira que sea un impuesto para que paguen los ricos. Es un sablazo y una desventaja competividad con respecto a otras comunidades autónomas. Lo que se consigue con esto es que se vayan capitales.

Los británicos votaron a favor del brexit hace ya más de un ño ¿Se han notado los efectos de esa decisión en la economía de Málaga?
Se ha notado algo en las compras de viviendas por parte de británicos que quieren residir en la Costa del Sol. Lo que no ha afectado es al turista que viene de vacaciones, porque aunque la libra se ha devaluado respecto al euro eso no ha disuadido al visitante que viene para estancias normales de una semana. De momento, podemos decir que el brexit no está teniendo un impacto económico demasiado elevado para Málaga.

¿El problema catalán, a expensas de lo que ocurra, va a afectar a la economía española?
Va afectar a la economía española para mal pero sobre todo va a ser especialmente malo para Cataluña. Eso es lo que ocurre cuando uno hace política a partir de la política del miedo y de la división, imponiendo un referéndum ilegal y poniendo a la gente en contra de la gente. Toda esa inestabilidad social y política genera miedo en el capital. Se dice que nada hay más temeroso que un millón de dólares. Cualquier inversión huye de situaciones donde no haya una certeza absoluta de paz, tanto política como jurídica. Se están anulando congresos que se iban a celebrar en Barcelona y las grandes empresas tienen preparados planes para abandonar Cataluña si se produjera la independencia. De todas formas, estoy seguro de que esa situación no va a producirse.

Pero, en todo caso, una hipotética Cataluña independiente, ¿sería viable económicamente?
No sería viable. Cataluña tiene un 80% de su PIB basado en la venta de productos al resto de España y otro 20% a otras partes del mundo, sobre todo Europa. Una Cataluña independiente perdería este comercio, ya fuera por factores arancelarios o de desvinculación social, y entraría en absoluta bancarrota en un plazo de seis meses. No es algo que nos inventemos; estadísticamente está demostrado que las divisiones de países, incluso las que se hacen de forma amistosa (un ejemplo es el de la República Checa y Eslovaquia) traen aparejadas una gran disminución del comercio interterritorial. El resto de España también sufriría al principio, claro, porque Cataluña produce un 20% del PIB. Esa oferta desaparecería, pero en España siempre se puede crear otra nueva. Más difícil es crear la demanda que Cataluña perdería.

Comentaban el pasado viernes que las viviendas de alquiler turístico están generando una burbuja de precios ¿Hay que poner coto a este segmento?
Creo que en este tema se trata, más de intervenir, de regular para conseguir una competencia lícita. Hay que controlar que las personas que ejerzan esta actividad está dada de alta, como ya se está haciendo. Tampoco soy muy partidario de las tasas porque creo que al final lo que se hace es repercutirlas a los clientes de estas viviendas. Lo que sí defiendo es que se exijan licencias y condiciones a quienes alquilen viviendas vacacionales para que no se conviertan en una competencia desleal de los hoteles. No podemos pretender tener una planta hotelera en condiciones si lo permitimos.

¿Pondría entonces algún límite a este tipo de actividad?
Se ha demostrado que la presencia de estas viviendas no ha afectado demasiado, pese a lo que algunos vaticinaban. Hay clientes para los hoteles y también para estos alojamientos. Donde sí veo más problemas es en el encarecimiento del mercado del alquiler que se está produciendo. Y también está el tema de la convivencia con los vecinos. Por eso creo correcto que sea la comunidad de propietarios la que decida si en un bloque se permiten o no los pisos vacacionales, como se ha apuntado desde algunos colegios de administradores de fincas. En este caso, no se limitaría el derecho de nadie porque el piso se podría utilizara para alquiler habitual. Pero es que un alquiler turístico no es un arrendamiento urbano sino una explotación hotelera y eso es un uso distinto de la vivienda.

¿Qué opinión tiene del tema de Limasa?
Mi solución sería que cuando acabe el actual contrato se hiciera una nueva licitación con un servicio 100% privado y, si se puede, que se realizaran diferentes concesiones para los diversos sectores y barrios de la ciudad. De esta forma, en caso de una huelga por un problema entre trabajadores y empresa (algo que puede ser normal en cualquier ámbito) no se vería toda la ciudad afectada. El modelo debería ser privado al 100%, con el Ayuntamiento exigiendo el mejor servicio y la mayor limpieza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

Edición Local


Málaga participa por primera vez en la reunión del comité de la Red Cifal

Málaga participa por primera vez en la reunión del comité de la Red Cifal

Esta cita se ha celebrado en Ginebra y el Ayuntamiento ha estado representado por el concejal...

Emergencias 112 gestiona en Málaga 522 incendios en viviendas de enero a octubre

Emergencias 112 gestiona en Málaga 522 incendios en viviendas de enero a octubre

El servicio andaluz ofrece recomendaciones y consejos para prevenir incendios y actuar en caso de...

Málaga necesita medio centenar de actuaciones para asegurar su suministro

Málaga necesita medio centenar de actuaciones para asegurar su suministro

Las administraciones deben ejecutar en la provincia obras contempladas en el plan de las cuencas...


El Distrito Este de Málaga se va de tapas dos semanas

El Distrito Este de Málaga se va de tapas dos semanas

En la tercera edición de la Ruta de la Tapa participan veinte establecimientos que ofrecerán...

Detenido un policía nacional de Málaga en un golpe contra el tráfico de cocaína

Detenido un policía nacional de Málaga en un golpe contra el tráfico de cocaína

El agente, destinado en Estepona, fue arrestado después de que la élite antidroga interceptara...

La Junta muestra a expertos de la FAO las propiedades de la uva pasa

La Junta muestra a expertos de la FAO las propiedades de la uva pasa

Este producto busca ser declarada Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam)

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine