Animales

La silenciosa desaparición de los insectos

Se extinguen a un ritmo de entre 10.000 y 15.000 por año y cumplen un papel crucial en la polinización

18.10.2017 | 12:35
La silenciosa desaparición de los insectos

El 45% de las especies tienen menor abundancia

¿Cuánto tiempo hace que no ve una «vacaloura»? ¿Y una luciérnaga? ¿Y que no escucha un grillo en el universo gris del hormigón de la ciudad? Quienes de niños tuvieron contacto con esos extraños y diversos seres diminutos, una relación nada extraordinaria en los pueblos, echan en falta algo que ahora confirma la ciencia. La merma de estos animales con una función tan determinante en el planeta ya es un hecho. De ellos dependen muchos cultivos fundamentales para la supervivencia de los humanos.

Los entomólogos son reacios a hablar del tema sin datos específicos en la mano. Y carecen de ellos. Se hace poca investigación, o ninguna, sobre la población de insectos. Pero nadie es ajeno a la «prueba del parabrisa». Antes, coger el coche y salir a la autopista era ver cómo la luna del parabrisas se llenaba de invertebrados de diferentes tamaños que pasaban a mejor vida. Pero ¿y hoy?

Los insectos son el grupo de animales más diverso y abundante y el más desconocido. Y todos, y no sólo las abejas, están en claro descenso. Un «peligro de primer orden para la Tierra».

Para muchos, los insectos son poco más que un incordio. Y sin embargo, tres de cada cuatro bocados en nuestra dieta se los debemos a ellos. También, que la Tierra no sea un estercolero gigante. Y las flores. Y los helicópteros y algunas de las moléculas presentes en fármacos. Antivíricos. Antibacterias. Cruciales avances en ciencia. No en vano, el famoso entomólogo británico Edward O. Wilson asegura que son «las pequeñas cosas que hacen funcionar el mundo».

Al ritmo actual de identificación de especies, se tardaría unos mil años en completar el inventario; el problema es que cada año entre 10.000 y 15.000 clases de insectos quedan diezmadas o se extinguen. «Desaparecen a una velocidad mucho más rápida de la que nos toma describirlas. Es absolutamente seguro que se habrán extinguido y se extinguirán especies sin que hayamos podido ni registrarlas», explica un experto. Unas especies se desvanecen por completo y otras se ven gravemente diezmadas.

La «vacaloura» (Lucanus cervus) está contemplada como de «preocupación menor» en el Atlas y Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de España, publicado por el Ministerio de Medio Ambiente y actualmente se documenta una merma de ejemplares, entre los escarabajos de mayor tamaño de Europa.

«Cada vez hay menos insectos», se lamentaba Ignasi Bartomeus, investigador de la Estación Biológica del CSIC en Doñana recientemente en un reportaje de la revista el Magazine. «Cuando éramos niños prosigue íbamos a cazar luciérnagas al campo con un bote. Ahora ya no se encuentran, quedan muy pocas y sólo en bosques muy bien conservados'.

Un artículo científico publicado en la revista Science daba la voz de alarma: estamos ante una extinción masiva de especies sin parangón en la historia de la Tierra y se debe a las acciones del ser humano. Según este estudio, sólo en los últimos cinco siglos la acción humana ha desencadenado una ola de extinciones, amenaza y declive de las poblaciones animales comparable en tasa y magnitud a las cinco extinciones masivas previas juntas. Los pesticidas y la contaminación, a grandes líneas, están detrás.

Entre los vertebrados terrestres se han extinguido según ese trabajo de un equipo de científicos internacionales y liderado por la Universidad de Stanford (EEUU) 322 especies, desde 1500. Los datos son aún menos halagüeños para los invertebrados. El 67% de las especies monitorizadas tiene un 45% menos de abundancia, y ese declive está causando una cascada de efectos secundarios en el funcionamiento de los ecosistemas y, paradojas, repercutiendo en el ser humano.

¿Y si desaparecen? Hay especies clave que cumplen un papel muy específico y si desaparecen, podría haber repercusiones importantes en el medio, como la abeja Apis mellifera, que es la principal polinizadora del planeta. Otras, la mayoría cumplen funciones comunes, No obstante, la diversidad es crucial para la salud de los hábitats y de desaparecer varias especies a la vez, el ecosistema se puede colapsar. Es decir, un equilibrio muy difícil de presagiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Concursos de La Opinión

Gana una mariscada para dos personas en Los Mellizos

Con motivo del las jornadas I love #Marisqueando sorteamos, en colaboración con restaurantes Los Mellizos, dos mariscadas especiales para dos personas. Responde a las preguntas del cuestionario y entrarás en el sorteo. ¡Buen provecho!


La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine