Día Mundial de la Diabetes

El debut de los más pequeños como diabéticos

Cuando un menor debuta con esta enfermedad crónica, no lo hace solo. Toda la familia aprende a contar raciones, controlar hidratos y suministrar insulina

14.11.2017 | 05:00
Dos familias con algunos de sus pequeños con diabetes.

Adima cuenta con 780 familias socias en Málaga

  • La asociación se convierte en el mayor apoyo para aquellos que se enfrentan por primera vez a esta enfermedad y cuenta con 780 familias socias en Málaga. Una asociación que lucha por mejorar las condiciones de aquellos que la padecen. Tras lograr que se dispensen en farmacias agujas de calidad, el colectivo tiene dos nuevos retos: que la comunidad educativa incorpore la figura de la enfermera en sus centros y mayor educación diabetológica para concienciar sobre los efectos de esta enfermedad silenciosa.

Esta patología afecta en Málaga capital a 2.500 niños, con edades de entre 0 y 14 años. La asociación Adima aprovecha hoy para reclamar la incorporación de la figura de la enfermera en todos los centros educativos.La tipo 1, conocida como infantil o juvenil, es la que afecta a los más pequeños, y su principal característica es que el páncreas deja de funcionar hasta no dispensar la insulina que necesita el cuerpo en su actividad normal.

Litros y litros de agua, comer en abundancia, estar cansado y perder peso. Eso son algunos de los síntomas que pusieron en alerta a Sandra y Alicia, dos madres que, preocupadas por cómo se encontraban sus hijos conforme pasaban los días, no dudaron en ir al médico hasta dar con lo que sucedía: Rubén de seis años y Lucía, con poco más de tres, debutaban como diabéticos.

Hoy es el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad crónica que solo en la capital malagueña afecta a 2.500 niños –con edades comprendidas entre los 0 y 14 años–, según los datos de la Asociación de Diabéticos de Málaga (Adima). Diabetes de tipo 1, también conocida como diabetes infantil o juvenil, que se caracteriza por dejar de generar insulina el páncreas. La tipo 2 es habitual en las personas mayores, cuando el páncreas comienza a fallar y requieren de una ayuda externa –pastillas– para mantener la insulina en los niveles adecuados.

«Lo primero que tuve es un gran sentimiento de culpa. Pensaba que había hecho algo mal». Eso fue lo que sintió Alicia Guerrero, cuando, hace cinco años, le dijeron que su pequeña de tres era diabética. A pesar de ser auxiliar de enfermería y conocer la enfermedad por antecedentes en personas mayores de su familia, reconoce que se le hizo un mundo. «Estuvimos una semana en el Materno Infantil. Estabilizaron a la niña y nos explicaron cómo había que hacer las pruebas de glucosa, cómo contar las raciones y los hidratos de carbono...». Una formación básica que administra el centro hospitalario cuando un menor debuta y que se hace vital para los padres. «Lo peor fue al salir del hospital. Tardamos dos horas en comprar cuatro yogures», recuerda.

Ahora está superado, la familia al completo está adaptada a lo que entonces era una nueva situación pero el principio fue duro. «Desde muy pequeña Lucía sabe hacerse la prueba y aunque yo fui durante algo más de un año al recreo para controlarla a la hora de comer, ella tenía ya algunas nociones», explica su madre. Y es que Lucía se incorporó a Infantil en cuestión de dos semanas y, aunque se suponía que los profesores tenían conocimientos, ni la propia familia sabía cómo respondía el cuerpo de Lucía a las subidas y bajadas de azúcar. Ahora utiliza la bomba de insulina, una opción cómoda para Lucía que solo tiene que cambiar cada tres días.

Rubén, de 12 años, en cambio, se hace la prueba y se pincha cada vez que come. Debutó con seis años y al poco tiempo ya estaba él mismo haciéndose cargo de todo. Los dolores de barriga y la pérdida de peso fueron algunos de los síntomas que hicieron que Sandra Martín, también presidenta de la asociación Adima, visitara al médico. Ahora recuerda aquel momento como volver a salir con un recién nacido en brazos. «Salimos con todo el miedo del mundo», sentencia. Sin embargo, Rubén ya es conocedor absoluto de su cuerpo y sabe cómo reaccionar ante todas las situaciones. «Se hacen un poco más responsables cuando pasa algo así», explica su madre, quien recuerda que el colegio se volcó por completo para ayudar a Rubén y fue él, con ocho años, cuando al regresar de una convivencia decidió pincharse él solo.

La Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, por su parte, asegura que existe un protocolo de actuación para informar y formar al profesorado cuando un menor debuta. Una intervención que se ha intensificado a partir del curso 2015-2016 con la coordinación con el Materno Infantil a través de un procedimiento de comunicación entre los médicos escolares y la Unidad de Diabetes Infantil. Formar para saber hacer el control glucémico diario del niño o saber cómo actuar en casos de hiper o hipo glucemias son algunas de las pautas que reciben los profesores cuando se informa de que un niño en clase ha debutado. Sin embargo, desde Adima aseguran que esta formación es insuficiente y reclaman la figura de una enfermera en los centros educativos. «En una clase puede haber un niño intolerante a la lactosa, diabético, hiperactivo, celíaco... Es necesaria esa figura», resalta su presidenta. Se trata de una de las peticiones que trabajan desde las asociaciones para que se haga realidad.

Rubén y Lucía son dos niños más. Hacen ejercicio, van a cumpleaños y comen cuando encarta algún que otro dulce. Estas dos familias aseguran que son sus propios hijos los que, concienciados con la diabetes, no piden más dulces de la cuenta. Sus amigos, todos compañeros de clase, y sus hermanos son conscientes de la situación y ayudan a todo lo que pueden, una situación que sus padres valoran y los involucran para que se familiaricen con el aparataje y sepan qué hay que hacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

Edición Local


El Jardín de la Concepción repite su mercado navideño

El Jardín de la Concepción repite su mercado navideño

El acceso al mismo será gratuito, desde las 10 hasta las 18 horas - Habrá puestos de moda,...

Del Cid y Caracuel entran en la dirección regional del PP

Del Cid y Caracuel entran en la dirección regional del PP

Estarán al frente de la coordinación de Municipios Turísticos y del área de Financiación...

Invierten 9.000 euros en crear 244 plazas para bicicletas en edificios

Invierten 9.000 euros en crear 244 plazas para bicicletas en edificios

El Área de Movilidad de Málaga ha creado, durante 2017, 33 nuevas reservas para...


Detenido un policía nacional de Málaga en un golpe contra el tráfico de cocaína

Detenido un policía nacional de Málaga en un golpe contra el tráfico de cocaína

El agente, destinado en Estepona, fue arrestado después de que la élite antidroga interceptara...

Miraflores de El Palo ya tiene agua potable

Miraflores de El Palo ya tiene agua potable

Emasa ha concluido la limpieza de toda la red de abastecimiento, que fue contaminada con detergente

Málaga, contra la violencia de género

Málaga, contra la violencia de género

Tres carpas en la calle Alcazabilla tratan de concienciar sobre la lucha de esta lacra social

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine