Una ciudad para el siglo XXI

Brota la Manzana Verde

El proyecto de Manzana Verde para crear una ciudad que tenga la eficiencia energética como modelo único, va quemando etapas

21.11.2017 | 17:19
Brota la Manzana Verde

En los terrenos de El Duende se proyecta esta urbe que eliminará casi totalmente el tráfico en su interior, creará viviendas climatizadas y autónomas en la gestión de recursos y un espacio exterior dispuesto para ser disfrutado

El proyecto manzana verde, que busca crear una pequeña ciudad sostenible, que tenga la ciudad mediterránea como modelo tradicional con los últimos avances en eficiencia energética tanto de las viviendas como de los espacios públicos peatonales, va tomando cuerpo. Se trata de una intervención urbana del siglo XXI que servirá de ejemplo y modelo para las nuevas ciudades y barrios del futuro inmediato.

La manzana verde, un proyecto auspiciado por los fondos europeos y promovido por el OMAU (Observatorio de Medio Ambiente Urbano), del Ayuntamiento de Málaga diseña esa nueva ciudad del siglo XXI en los terrenos que ahora ocupan en el Camino de San Rafael, los Servicios Operativos (SS.OO) municipales y la empresa urbana de transportes EMT)

La parcela, de 92.000 metros cuadrados, en una zona periférica con usos obsoletos y mucha densidad de población, ha sido la elegida para levantar este proyecto genuino y que concentra la atención de arquitectos, urbanistas y responsables políticos y sociales acerca de sus resultados.

El proyecto general plantea la construcción de unas 963 viviendas. De ellas, 803 VPO y 160 libres. Ahora estamos en la primera fase del mismo que plantea la construcción de 5 bloques y 319 viviendas.

Pese a la implantación de nuevas técnicas constructivas y a nuevos sistemas de gestión energéticos, no será desorbitado poder adquirir una vivienda en la manzana verde. Los estudios realizados a partir de los costes económicos que presentan los proyectos ganadores del concurso de ideas, fijan que el precio medio del metro cuadrado residencial rondará los 1.400 euros. Ello supone que una vivienda media de unos 90 metros con unos 70 metros habitables tendrá un coste de entre 135.000 a 150.000 euros.

El primer éxito fue la alta participación (fueron100 propuestas) que tuvo el concurso de ideas para definir la manzana verde. En julio se decidieron los cinco proyectos ganadores, cada uno de los cuales se encargará de proyectar los cinco bloques que viviendas que se plantean en la primera fase del proyecto, así como su entorno urbano. El premio les supone que serán los encargados de redactar los proyectos constructivos.

El pasado martes 7 de noviembre, los ganadores explicaron sus proyectos en un acto organizado en el OMAU. Para primeros del año próximo, según señaló el responsable del OMAU, Pedro Marín, deberán firmarse los contratos con estos profesionales que, a partir de ahí tendrán seis meses para elaborar y presentar, en julio o agosto, los proyectos de ejecución.

Mientras tanto, en el primer semestre de 2018 deberá estar tramitado y aprobado el proyecto de urbanización del suelo que, inicialmente tiene un coste previsto de 21 millones de euros.

Dos manchas

También durante 2018 se deberá ejecutar el levantamiento y el traslado de las instalaciones de los Servicios Operativos, con un coste de 2.043.241 €. Quedaría para mas adelante la segunda fase con el traslado de las instalaciones de la EMT.

Dos sombras enturbian momentáneamente este proyecto. De un lado, los cinco ganadores del concurso de ideas, aun no han cobrado el premio (14.000 euros) fijado en las bases del concurso y que el Ayuntamiento se comprometió a abonar de manera inmediata, aunque han pasado ya cinco meses. Pedro Marín, se disculpó por la tardanza y explicó que los trámites están ya ultimados y en unas semanas los pagos estarán abonados.

La segunda mancha es lo que la concejala del PSOE, Begoña Medina, ha señalado como «una falta de respeto injustificada». Se trata de que el acto de presentación de los proyectos ganadores no contó con la presencia de ningún concejal miembro del equipo de gobierno, pese a ser un acto organizado por el Ayuntamiento. Sólo Pedro Marín, director del OMAU, dio la cara y salvó el expediente.

Proyecto Al Sur

Nuevos modos de habitar
Obtuvo el primer premio con la mayor puntuación del jurado. Es un equipo de arquitectos de Sevilla, profesores a su vez de la Escuela de Arquitectura. Se encargarán del bloque BL-1.1 que tendrá 116 viviendas ( 76 de VPO y 40 libres).  La propuesta tiene como objetivo prioritario la búsqueda de un modelo sostenible que combine la ciudad mediterránea como modelo tradicional con los últimos avances en eficiencia energética. La estructura propuesta está compuesta por elementos macizos de madera contralaminada en oposición a los sistemas tradicionales de hormigón o acero. Cada vivienda funciona como una unidad climática independiente, de manera que el aislamiento térmico aportado de manera natural por el sistema constructivo es combinado con otras estrategias de climatización pasiva para garantizar el mínimo consumo y la mayor eficiencia energética y económica del conjunto. Para los bloques mas altos plantean que estén rematados por chimeneas solares, una cámara de vidrio que en verano favorece la ventilación natural de las viviendas y en invierno se  cierra creando una reserva de aire cálido. Al exterior plantean  incluyen principalmente una red de carril bici que conecta con las calles colindantes, y una red peatonal con caminos principales y secundarios.
Autores: Jose Luis Daroca Bruño, Jaime Daroca Guerrero y Jose Ramón Sierra y Gómez de Leon. Colaboradores: Jose Mayoral Moratilla y Sebastián Peñas Ramírez

Proyecto Estratos Activos

La más experimental de las propuestas
Este equipo de arquitectos de Madrid obtuvo el segundo premio. Harán el  bloque BL-1.2, con 94 viviendas, todas de VPO. Es la propuesta mas experimental. La idea central que nueve este proyecto es la concepción de estratos integrados, que supone huir del concepto de ciudad como una serie de elementos antagónicos  y verla como un conjunto de sistemas que han de gestionarse de forma sincronizada. El proyecto se plantea con la combinación de sistemas duros (calles, estructura de edificios e instalaciones) y blandos (son los vegetales y los sistemas constructivos ligeros)  Proponen minimizar el impacto de los sistemas duros y colonizar los espacios con los sistemas blandos. El edificio cuenta con forjados que permiten parcelas y viviendas independientes. Con ello se permite la instalación de viviendas residenciales, talleres, comercios o negocios. El exterior y las zonas verdes tienen un trazado reticular, basado en el jardín árabe, lo que permite crear recintos verdes especializados y distintos. La gestión energética de los recursos también está estratificada. En las zonas bajas la regulación térmica será por evapotranspiración y el enfriamiento adiabático, que impiden la transferencia de calor ; a partir de los 20 ó 30 metros se utilizarían umbráculos, soportes textiles y emparrados, mientras que las cubiertas se destinarán a captación solar. La estratificación vertical también se diseña para la gestión del agua. 
Autores: María Langarita Sánchez y Víctor Camilo Navarro Ríos. Colaboradores:  Inlandsis, Elinor Scarth, Mar Armengol y Etienne Haller.

Proyecto Ciudad Jardín Vertical

Premio a la arquitectura de Málaga
Tercer premio. Única propuesta ganadora firmada por un arquitecto de Málaga, Rafael Urquiza. Ejecutará el bloque BL-1.3 para 38 VPO. La idea motriz es trasladar el concepto tradicional de ciudad jardín (insostenible) a un nuevo modelo de ´ciudad jardín en altura´. para integrar los aspectos positivos de vivir en una casa con jardín con los beneficios de vivir en un bloque de viviendas en altura. La forma de los edificios se genera mediante el apilamiento en vertical de viviendas unifamiliares con cubiertas tradicional a dos aguas.  Entre medias de esta estructura hay unos espacios  que se emplea para incluir terrazas ajardinadas y también  para incluir el sistema activo de ventilación y climatización natural de las viviendas. Plantea viviendas de 36, 72, 108 y 144 metros cuadrados. Su propuesta para el espacio público modifica sensiblemente la cota de la única avenida que atraviesa la manzana  Esta operación supone un soterramiento parcial de esta avenida evitando de este modo que la manzana se interrumpa en planta baja y mejorando las condiciones de contaminación acústica y visual del espacio público.
Autor: Rafael Urquiza Sánchez. Colaboradores: José Manuel Ruiz Soto, Javier Ingelmo Moyano, Myriam Caballero Baena, José Antonio González García, Enrique Moya Calzado, Alberto Urquiza Sánchez, Rafael Antonio Roa Hernández, Irene María Márquez Muñoz, Macarena Castillo Párraga y Sonia Pino Martín.

Proyecto Spartan

Edificios perforados por patios y terrazas
Cuarto premio  Arquitectos de Sevilla, de gran trayectoria. Proyectarán el bloque BL-1.4. para 45 VPO. Proponemos dotar a los edificios de un materialidad externa característica y cambiante utilizando como filtro exterior un sistema de persianas / cortinas de esparto. Este sistema generará una imagen vibrante, tranquila y contemporánea, utilizando elementos tradicionales de la cultura popular. La distribución interior permite personalizar la vivienda y adaptarla también a las circunstancias climáticas de cada estación  Todas  tienen doble orientación, terrazas propias y patios interiores. Las habitaciones se convierten en elementos cambiantes que pueden crecer o disminuir utilizando el espacio de fachada (galería climática). Se propone un sistema de ventilación cruzada, ya que todas las viviendas tienen doble orientación. Este sistema se basa en un patio interior conectado al exterior mediante terrazas que van cambiando de orientación para mejorar la circulación del aire y mantener las viviendas ventiladas continuamente.  En invierno se maximiza la captación solar a través del sistema de fachada profunda (invernaderos) generando espacios que se calientan naturalmente y traspasan calor al interior de las viviendas. Además En función de la orientación de las fachadas se propone un sistema de control de la incidencia solar mediante lamas-persianas para controla la radiación en el interior de las viviendas.
Autores: SV60 ARQUITECTOS SL (Antonio González Liñán y Antonio González Cordón)

Proyecto Ese

Gran corredor con células a tres niveles 
Quinto premio firmado por un equipo de jóvenes arquitectos valencianos. Se responsabilizan del bloque BL-1.5, para 26 VPO. Plantean viviendas viviendas dirigida a personas jóvenes que, a pesar de su disposición en tres niveles  ofrece una gran versatilidad y capacidad de transformación y adaptación a distintas necesidades. El primer nivel se  sitúa lateral a los otros dos planos y con una altura de planta y media y está destinado al espacio principal de la casa. Los otros dos niveles  albergan indistintamente dormitorios, espacios de juego o de trabajo. El edificio pretende  alcanzar unos elevados estándares de eficiencia energética debido a la disposición pasante de sus viviendas y a la orientación sur de fachada principal. Se articula en torno a un gran corredor con «células» a uno y otro lado  para conformar las viviendas, que podrán ser de  36, 72, 108,  o más metros cuadrados. En cuanto al espacio urbano, se reducen al mínimo las zonas pavimentadas, resolviéndose todo el resto con arena morterenca y arbolado de sombra verde.
Autores: Juan Pedro Romera Giner y Miguel Campos González. Colaboradores: Raúl Benagues Català

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine