07 de febrero de 2018
07.02.2018
Educación

Por qué hay Semana Blanca en Málaga

Muchos padres abogan por su eliminación, debido a los trastornos que ocasiona en la conciliación de sus vidas familiares y laborales, sin embargo, los profesores la defienden, recuerdan que los días lectivos son los mismos que en toda España y que así se compensa con este descanso los que existen en otras provincias andaluzas

07.02.2018 | 11:15
Muchos abuelos tienen que hacerse cargo de sus nietos durante la Semana Blanca.

Llega la Semana Blanca, cinco días de descanso igual de esperados por los alumnos y profesores como temidos por los padres, sobre todo para aquellos que trabajan y no disponen de recursos como para contratar a un 'canguro' que esté al cuidado de los hijos. Los horarios laborales se tienen que cumplir de forma escrupulosa y, entre hipotecas, letras y otros gastos..., la pareja se ve obligada a formar parte, ambos, del mercado laboral. A pesar de la situación de desempleo afecta a 160.000 personas en la provincia. ¿Con quién dejar a los hijos? Esta semana no lectiva, que en Andalucía sólo existe en Málaga, pone en jaque la vida de muchas familias. Un trastorno.

Los socorridos abuelos suelen ser la solución más recurrente, aunque ayuntamientos, Junta de Andalucía y otros colectivos ponen en marcha campamentos y otras actividades para permitir la conciliación. Suelen ser talleres de manualidades, teatro, juegos cooperativos, deportes, educación en valores...

Pese a todo, pocos entienden por qué se cortan las clases durante una semana para dar vacaciones a profesores y alumnos. Por eso, muchos padres abogan por suprimir la Semana Blanca, fundamentalmente por la desorganización que conlleva a las familias. Los maestros, sin embargo, la defienden porque dicen que es beneficiosa para los alumnos y porque así se logra la igualdad profesional entre los docentes malagueños y los del resto de Andalucía.

Los docentes consideran que el perjuicio social que puede ocasionar este periodo no lectivo se reduce, ya que se hace coincidir con el Día de Andalucía, que es festivo en toda la comunidad autónoma. Este año, el 28 de febrero cae en miércoles, justo en mitad de la semana laboral. Lo que suele hacerse cada año a la hora de establecer el calendario lectivo es agrupar en esta semana varias fiestas y puentes en los que no se descansa en la provincia. Además, es una forma de compensar a los profesionales malagueños, ya que en en el resto de Andalucía hay una semana de descanso: en Cádiz por los Carnavales, por ejemplo. En Sevilla por la Feria de Abril o en Granada por el Corpus Christi.

Los padres, por su parte, preferirían que esta compensación fuera económica. Dicen que el sentido primitivo de la Semana Blanca se ha desvirtuado y, por ello, proponen su eliminación. Insisten, en muchos casos, en que no tiene sentido perder días de colegio, que no responde a ninguna necesidad concreta y que, sin embargo, ocasiona muchos problemas.

Con todo, los días lectivos en la provincia de Málaga son los mismos que en el resto de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Concursos de La Opinión

Gana una mariscada para dos personas en Los Mellizos

Con motivo del las jornadas I love #Marisqueando sorteamos, en colaboración con restaurantes Los Mellizos, dos mariscadas especiales para dos personas. Responde a las preguntas del cuestionario y entrarás en el sorteo. ¡Buen provecho!


La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine