16 de febrero de 2018
16.02.2018
Hostelería

Vecinos del Centro creen que las terrazas deben retirarse a las once de la noche

La retirada se haría a las doce los viernes y los sábados - Dicen que la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas sólo trata de cumplir de "forma aparente con la norma"

15.02.2018 | 23:22
Terrazas en el centro de la ciudad.

Cs propone que el Centro deje de catalogarse como zona residencial y más inspecciones a la hostelería

  • Ciudadanos reivindica que el Ayuntamiento de Málaga tenga una voz única para abordar el problema del ruido en el Centro y Teatinos y solicita la creación de una mesa de trabajo con todos los actores implicados que analice la realidad de cada zona. Tras aparcar el debate sobre la declaración de Zona Acústicamente Saturada (ZAS) por falta de consenso, la formación naranja propone que el casco histórico de la ciudad deje de catalogarse como zona residencial, aboga por intensificar las inspecciones a la hostelería para castigar a los empresarios que no cumplen y propone un plan policial nocturno que garantice la convivencia en Teatinos. «El Ayuntamiento debe tener una voz única con el asunto de las terrazas, la hostelería y los vecinos; Málaga no puede perder de vista que la hostelería es uno de sus motores económicos, cuidado con tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado», recriminó ayer el portavoz, Juan Cassá, que alertó del peligro de «alentar medidas intervencionistas o fomentar actitudes como la turismofobia». El líder naranja puso sobre la mesa la necesidad de elaborar una nueva zonificación para que el Centro deje de ser una zona predominantemente residencial, atendiendo a la nueva realidad de usos hosteleros, hoteleros, turísticos, de oficinas y comerciales. «No podemos tratar del mismo modo al Centro y Teatinos que sí es, por ejemplo, un barrio eminentemente residencial. Hay que intensificar la vigilancia, queremos que las terrazas ocupen lo que tienen que ocupar; que se cumplan las normativas de todo tipo; los horarios de cierre…», explicó Cassá, que compareció junto a dos de sus compañeros de partido.

Málaga para la Gente presenta como alegaciones estas peticiones

La retirada de la propuesta de declaración de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) del Centro y del Romeral y el retraso, en principio de un mes pero que puede ser indefinido, en su aprobación para consensuarlo con vecinos de ambas zonas y los hosteleros, ha propiciado que se vuelva a la línea de salida: la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo de Málaga ha remitido un escrito a todos los grupos políticos del Ayuntamiento, al que ha tenido acceso este periódico, en el que reclaman que la hora de retirada de las terrazas de los negocios hosteleros sea las once de la noche de domingo a jueves noche y las doce viernes y sábado, horarios que han de aplicarse todo el año.

Estas peticiones, por cierto, las ha hecho suyas en forma de alegaciones el grupo municipal de Málaga para la Gente, como solicitan, expresamente, los vecinos del Centro en su escrito.

Estos recuerdan que la declaración de ZAS deriva de obligaciones impuestas por la Ley del Ruido y la de Gestión de la Calidad Ambiental de Andalucía y que, una vez comprobada que superan los umbrales acústicos máximos, ambas normas obligan por tanto a hacer efectiva estas declaraciones «para determinadas vías del Centro y Teatinos».

Entre las medidas que ello conlleva están las restricciones al otorgamiento, modificación o ampliación de nuevas licencias de apertura; restricciones al régimen de horarios de las actividades; también se podrá prohibir o limitar el horario de colocación de mesas y sillas. Según las mediciones de marzo de 2016, queda comprobado, explica la asociación, que existe «una manifiesta y evidente superación de los objetivos de calidad acústica en todas las vías que el Ayuntamiento pretende incluir en la declaración de ZAS, y de manera rotunda y grave en el horario nocturno, entre las 23.00 y las 7.00 horas».

Las limitaciones horarias previstas en la potencial declaración son las siguientes: a partir de las 00.00 horas, los establecimientos con música ambiente funcionarán con ventanas cerradas y a la hora de cierre han de cesar la música y no servir más consumiciones; el horario de terrazas/veladores será hasta las 01.00 de la madrugada, pero sólo de domingo a jueves noche, salvo Navidad, Carnaval, Semana Santa y otros 70 días al año. De abril a octubre, el horario de funcionamiento será hasta las 2.00 horas de la mañana.

Cumplir el expediente

«Las llamadas limitaciones horarias no son en absoluto tales, pues es evidente que los establecimientos musicales deben estar siempre con las ventanas cerradas y, generalmente, hasta carecen de ellas», señalan, para insistir estos residentes en la almendra central de la ciudad que «la limitación hasta la una de la madrugada de las terrazas, y en los tiempos propuestos, «es otra medida que sólo podemos calificar de irrisoria: es evidente que los problemas reales de ruido se plantean precisamente los viernes y sábados, como bien ha quedado contrastado con el proyecto de monitorización del ruido, y sobre todo en el periodo de primavera/verano, cuando además es preciso que los vecinos duerman con las ventanas abiertas».

Estas medidas, según los vecinos, sólo tratan de «cubrir el expediente. No suponen de manera alguna las verdaderas limitaciones a las que obliga la ley 7/2007». El colectivo perseguirá y denunciará este comportamiento, llegando, incluso, a los tribunales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine