18 de febrero de 2018
18.02.2018
Política

De la Torre mantiene en vilo a la dirección del PP-A

El partido fija la Semana Santa como fecha límite para tener a sus candidatos en las grandes capitales

18.02.2018 | 17:30
Bendodo, Moreno y De la Torre en un acto conjunto del PP.

La designación de candidatos para las elecciones municipales de 2019 en el PP-A es inseparable a la incertidumbre sobre quién va a ser el cabeza de lista popular en Málaga. El actual alcalde, Francisco de la Torre, mantiene todas las dudas abiertas después de postergar una respuesta que de momento no llega. El pasado 28 de enero, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, formalizó la petición del partido para que el actual alcalde lidere, de nuevo, la próxima candidatura municipal para mantener el Ayuntamiento de Málaga. Un movimiento para poner fin a meses de especulación y que dio paso a un escenario de reflexión que perdura con cierta abulia. De la Torre se ha puesto como plazo para contestar el mes de febrero. Por ahora, pasan los días sin que haya habido algún gesto que se pudiera considerar como determinante. En todo caso, sus reiteradas insinuaciones en las que deja caer que lo normal sería un "no" por respuesta podrían, lo que podría cristalizarse en su retirada de la política de primera línea a los 76 años (los cumple el 21 de diciembre de 2018).

Las dudas que genera De la Torre van en contra de la máxima que se ha marcado la dirección del PP-A y su presidente, Juanma Moreno. Lo deseable sería, así se ha insistido en varias ocasiones, que se pueda contar con los candidatos lo antes posible. "Sin prisa, pero sin pausa" es el mensaje interno para unas elecciones en las que el PP-A quiere recuperar muchos de los ayuntamientos que ha perdido en la provincia de Málaga a causa de los pactos forjados entre el resto de partidos políticos. El plan de Moreno pasa por visibilizar a sus candidatos cuanto antes y para ello el PP-A ha fijado a la Semana Santa como fecha límite para tener designados a los cabezas de lista. Eso implica que todo esté resuelto en la última semana de marzo. En las cábalas, Málaga cobra un valor añadido al ser la única gran capital a nivel nacional en la que gobierna el PP. En una de sus últimas visitas a la capital, Moreno ha subrayado que no hay un plan B a De la Torre. Pero si el plan A fracasa, todo apuntará a Bendodo. Aunque existe constancia de que en el PP de Málaga ya se baraja la posibilidad de lanzar a un candidato que no sea el ahora presidente de la Diputación.

Quedan escasos once días de reflexión y la crisis interna que se ha vivido a puertas cerradas en el PP de Málaga a raíz del futuro o no futuro de De la Torre como candidato está vinculada al intento de colocarle como número uno en las listas electorales al Congreso de los Diputados. El mes de reflexión finaliza el 28 de febrero, Día de Andalucía, y lo lógico sería no "dinamitar" las habituales celebraciones con una decisión de enorme resonancia para el futuro político en Málaga. Aunque sólo De la Torre y sus más estrechos colaboradores saben ahora mismo cuáles serán los siguientes pasos y cuándo anunciar una decisión definitiva.

En el horizonte aparece otra fecha importante. El próximo 17 de marzo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estará en Málaga para encabezar un acto que servirá como preludio a la convención nacional que se celebrará una semana más tarde en Sevilla. Es obvio que el escenario se presta a la perfección para escenificar el bautismo de fuego de quien será el próximo candidato para liderar al PP de Málaga en la carrera por mantener el poder en la capital. Con la preocupación de Ciudadanos en pujanza y la presión de perder la joya más preciada en lo que sería un descalabro histórico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine