02 de marzo de 2018
02.03.2018
Borrasca Emma

El temporal deja en los pantanos lo que la provincia de Málaga se bebe en dos meses

Los embalses ganan en pocos días 20 hectómetros cúbicos - La borrasca descargó ayer con intensidad en Málaga, dejando hasta 140 litros acumulados en un día en puntos de la Serranía de Ronda o de la Costa del Sol - Las intervenciones de los servicios de emergencia se multiplicaron, incluyendo tres rescates de personas atrapadas en vehículos

04.03.2018 | 10:48
Socavón en la MA-4108, que une Árchez y Salares a causa del temporal
Imágenes de los efectos del temporal en la provincia y la capital

La lluvia, tan necesaria para los campos y embalses y para limpiar la atmósfera de las grandes urbes, prácticamente no ha desaparecido desde el pasado miércoles en la provincia y las previsiones apuntan a que este ciclo de agua se mantendrá hasta bien entrada la próxima semana. El líquido elemento ha descargado en los pantanos, sí, tras un largo periodo de sequía que encendió las luces de alarma e hizo que las autoridades preparen un decreto para abordarla. El temporal ha dejado por ahora en los pantanos 20 hectómetros cúbicos, lo que la provincia se bebe en dos meses, o lo que se bebe la capital en cuatro meses.

Es una buena noticia, sin duda. Y lo mejor es que seguirá lloviendo y se podrá mejorar este dato. La situación no deja de ser preocupante, sin embargo. La provincia no puede aún descartar la posibilidad de imponer un decreto de sequía. Pero, sin duda, que el pantano de la Viñuela, que abastece a la Axarquía, y que era el que peor se encontraba, haya ganado en pocos día 6 hectómetros cúbicos es un signo que invita al optimismo.

El de La Concepción, por su parte, ha llenado más de 5 hectómetros y los tres embalses de la zona del Guadalhorce, han ganado otros seis. La borrasca Emma descargó con suma intensidad durante todo el día ayer hasta dejar más de 140 litros por metro cuadrado en algunos puntos de la provincia en 24 horas. Sobre todo en la Serranía de Ronda (como en Pujerra, con esos 140 litros, o Jubrique, con 120) y en la Costa del Sol Occidental (131 litros en Ojén o 93 litros en la Sierra de Mijas, por ejemplo).

El consumo medio de agua en la provincia se sitúa en unos 120 hectómetros cúbicos al año. De ellos, la mitad corresponde a la capital.

Pero la intensidad de las precipitaciones y el fuerte viento dejó ayer también decenas de incidencias en la provincia. Algunas de ellas precisaron el rescate de personas, que habían quedado atrapadas sorprendidas por la crecida. El episodio más importante tuvo lugar en el núcleo veleño de Torre del Mar, donde algunos vecinos tuvieron que auxiliar con la ayuda de cuerdas a un conductor, J.R.A.S., de 57 años de edad, que quedó atrapado en las inmediaciones de la desembocadura del río Seco.

El suceso se produjo a las 15.50 horas a la altura del puente sobre la antigua N-340, justo entre Torre del Mar y Caleta de Vélez. La dramática situación del coche, que estaba a punto de quedar cubierto por las aguas y a escasa distancia del mar, levantó la voz de alarma. De inmediato se alertó a bomberos y agentes policiales. No obstante, ciudadanos anónimos evitaron por sí solos la catástrofe.



La Diputación de Málaga efectuó más de 140 intervenciones. El Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) tuvo que atender ocho incidencias (ya van más de cien desde el pasado miércoles) causadas por el viento y las lluvias de Emma. La más grave se registró en Estepona, con un vehículo atascado en el barro bajo un puente de la A7, cuyos ocupantes, dos adultos y un bebé, quedaron atrapados en el interior del coche pero pudieron ser sacados ilesos.

Efectivos del CPB también tuvieron que rescatar en la mañana de este viernes a una persona atrapada en su vehículo cuando intentaba cruzar el puente que une la MA-4102 con el recinto deportivo de la piscina municipal de Alfarnatejo. El conductor conducía una furgoneta blanca, con la que intentaba cruzar el río Sabar por el puente que hay cerca del complejo deportivo. Tuvieron que acudir retenes de Colmenar y Periana para sacar el vehículo atrapado. Al parecer el extraordinario caudal, tras la abundantes lluvias de los últimos días, que llevaba el río provocó que se desbordara por los laterales del puente, bloqueando el tránsito, por lo que la Guardia Civil tuvo que cortar el acceso para evitar nuevos problemas.

La cuantiosas precipitaciones provocaron también el socavón y posterior corte total de la carretera MA-4108, que une los municipios axárquicos de Árchez y Salares, desde el kilómetro 0 al 6,5 en ambos sentidos. La vía sufrió a primera hora un hundimiento a la altura del Puerto de los Carboneros, por lo que la carretera quedó cortada y de esa forma se anularon todas las comunicaciones en transporte público en esta zona de la Alta Axarquía.



Emma será recordada también porque ayer, por segundo día consecutivo, se desbordó el río Guadalhorce a la altura de Villanueva del Rosario y dejó a su paso multitud de cultivos anegados. La Guardia Civil tuvo que cortar el tráfico en una de las entradas al municipio, justo donde el Guadalhorce confluye con el río El Cerezo, que nace en la propia localidad.


A última hora de anoche, los servicios de emergencia estaban en alerta ante un posible desbordamiento del río Guadalhorce también a su paso por la pedanía antequerana de Bobadilla.



Información elaborada por Fran Extremera, Jose Torres, Samuel Rico, Miguel Ferrary y Javier Lerena

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine