06 de marzo de 2018
06.03.2018
Seguridad

La Diputación extremará el control de acceso a su sede a partir de junio

Los trabajadores dispondrán de unas tarjetas para evitar que personas ajenas a la institución puedan acceder a espacios como la presidencia

05.03.2018 | 22:46
La Diputación extremará el control de acceso a su sede a partir de junio

La Diputación estrenará este verano un nuevo sistema para vigilar el control de acceso a las instalaciones de forma más exhaustiva. La institución provincial está ultimando un nuevo procedimiento para evitar que personas ajenas entren a áreas, a priori, restringidas del edificio que se erige en la calle Pacífico. El objetivo es garantizar que sólo entren aquellas personas que porten alguna de las tarjetas reglamentarias que empezarán a distribuirse entre el personal autorizado. En estos momentos, la entrada principal está dotada de un vigilante de seguridad y un torno para detectar metales, además de un empleado de la casa que se encarga de repartir las acreditaciones a los medios de comunicación que acuden a cubrir una convocatoria.

El servicio de vigilancia está subcontratado desde el año 2014 y la nueva licitación del servicio ha sido confirmada por Ciudadanos. De hecho, en un principio, la formación naranja había barajado la posibilidad de llevar este asunto al pleno a través de su correspondiente moción. El portavoz de Cs en la Diputación, Gonzalo Sichar, afirmó a este periódico que, finalmente, se optó por formular una pregunta durante la sesión ordinaria.

De esta manera, la Diputación procede ahora a regular mejor el acceso a las instalaciones. Este sistema de tarjetas afectará, también, al área de presidencia, donde se encuentran el Salón de Pasos Perdidos y la presidencia, además del propio despacho del presidente de la Diputación. Aunque exista un control en la puerta principal, ahora mismo es muy difícil evitar al cien por cien la entrada de personas ajenas a la institución. Sobre todo, si se tiene en cuenta que el edificio de La Térmica está conectado con la Diputación. «Si entras por La Térmica no hay ningún tipo de control», ratificó Sichar. Según fuentes de la Diputación, este sistema novedoso estará en funcionamiento a partir del próximo mes de junio. El nuevo protocolo de control también permitirá establecer un seguimiento sobre la apertura de puertas, ya que se podrá rastrear el movimiento del personal.

Pendientes del informe Bravo

El equipo de gobierno del PP está pendiente de recibir el informe de la secretaria general de la Diputación para dilucidar si la edil de Medio Ambiente, Marina Bravo, ha incurrido en un posible conflicto de intereses en los contratos menores que firmó con la empresa de comunicación que es propiedad del hermano de su actual pareja sentimental. En un principio, se había marcado el mes de febrero como plazo para tener listo el informe. Fuentes del equipo de gobierno explicaron, sin embargo, que se está retrasando, aunque la resolución se espera dentro del mes de marzo. «La secretaria general y el interventor están ahora mismo con el informe», explicaron las mismas fuentes.

El PSOE denunció, en enero, una posible vulneración del régimen de incompatibilidades por parte de Bravo, al tratarse, en el caso de Tuimagina, la agencia de comunicación agraciada con varios contratos del área de Medio Ambiente, de una empresa en la que figura como administrador único el cuñado de Bravo. Además, según el grupo socialista, la actual pareja sentimental de Bravo estaría trabajando en la misma agencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine