17 de marzo de 2018
17.03.2018
Jubilados

El 38% de los pensionistas malagueños cobra por debajo del umbral de la pobreza

Más de 113.500 pensionistas de la provincia ingresaron menos de 8.200 euros anuales y casi el 60% son mujeres, según datos de Hacienda

17.03.2018 | 13:02

Brecha de género: Las mayores de 65 años ingresan un 44% menos que los hombres de su misma edad.

El 38,3% de los pensionistas malagueños cobra pensiones por debajo de los 8.200 euros anuales que delimitan el umbral de la pobreza, según un informe publicado ayer por el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) y realizado a partir de los datos de la «Estadística de mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias de 2016» que elabora la Agencia Tributaria. Las cifras indican que en Málaga se contabilizaron unos 297.000 pensionistas a lo largo de ese año (se incluyen las pensiones de todo tipo, ya sean contributivas o no contributivas), de los que 35.153 presentaban unos ingresos anuales medios de 1.842 euros mientras que otros 78.396 se situaban en los 6.726 euros. En total, la cifra de pensionistas por debajo del mencionado umbral de la pobreza (que se establece a partir de la metodología de la OCDE) sería de 113.549 personas.

En España, serían unos 3,1 millones de pensionistas, el 32,6% del total, los que cobran por todas sus pensiones menos de esos 8.200 euros anuales. Para Gestha, el hecho de que un tercio de los pensionistas reciban estas prestaciones evidencia la «urgente» necesidad de incrementar las pensiones mínimas, cuya revalorización ha sido supeditada por el Gobierno a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, afirmó a este periódico que el Gobierno tiene margen para aplicar esta subida. «Estamos hablando de un importe que sería pequeño y que ayudaría a muchas personas», dijo.

Mollinedo apuntó además que teniendo en cuenta los casi 2.000 millones de euros que cuestan en España los planes privados de pensiones de los que se benefician principalmente las rentas más altas, «no se entiende la falta de voluntad política para acordar financiar con impuestos las pensiones no contributivas y equilibrar el presupuesto de la Seguridad Social, y así poder revalorizar las pensiones en función del IPC».

Por comunidades, Andalucía (651.617) y Cataluña (521.763) son las que cuentan con un mayor número de pensionistas con pensiones por debajo del umbral de la pobreza, seguidas de Comunidad Valenciana (356.257), Madrid (344.746) y Galicia (310.793).

Por otro lado, según los técnicos de Hacienda, el 60,4% de los pensionistas que perciben pensiones en España por debajo del umbral de la pobreza son mujeres (en el caso de Málaga, el 59,1%).

Además, existen importantes brechas de género en la cuantía. Por ejemplo, las mujeres mayores de 65 años cobran a nivel nacional una pensión casi un 49% inferior a la de los varones de esa misma franja de edad (la brecha en este caso es de 5.770 euros). En Málaga, esa brecha es de 4.483 euros, con una pensión para las mujeres un 44% inferior.

Pensionistas y trabajadores

El tema de las pensiones está de permanente actualidad por el debate sobre la futura sostenibilidad del sistema y por el enfado del colectivo de pensionistas tras el insignificante aumento de sus prestaciones en los últimos tiempos (un 0,25% anual). Los datos de la Seguridad Social revelan que el progresivo envejecimiento de la población está propiciando en los últimos años una subida del número de pensionistas mientras que el volumen de trabajadores que deben sostener esas prestaciones, tras un gran descenso en los ejercicios más duros de la crisis, sólo ahora empieza a moverse en cifras cercanas a las de antes de la recesión.

Según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, correspondientes a febrero, en Málaga el número de pensiones contributivas en vigor es de 260.304. La subida de la cifra de pensiones es del 22,3% sobre el mismo mes de 2008, cuando había 212.700. Esa subida de más de 47.600 pensiones contrasta con la evolución de afiliados a la Seguridad Social: a cierre de febrero de 2018 hay una media de 573.377 cotizantes, unos 10.000 menos que en la misma fecha de 2008 (la bajada es del 1,8%). Así, Málaga ha pasado de tener una ratio de 2,7 ocupados por cada pensión a 2,2.

Además, hay otro factor sin duda positivo pero que también eleva la tensión sobre el sistema: el aumento de la cuantía de la pensión media. En 2008, la prestación en Málaga se situaba en 676,8 euros de media (incluyendo las cinco que integran el sistema de la Seguridad Social: jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y favor de familiares). Actualmente, esa cifra es de 853,12 euros, con una subida del 25,9%.

El aumento no se debe, ni mucho menos, a la revalorización anual que aplica el Gobierno (que en los últimos años ha sido mínima) sino a que los nuevos jubilados que acceden al sistema lo hacen con mayores cotizaciones en su vida laboral. Así, la media de las pensiones de jubilación (que suman más de la mitad del total de prestaciones en Málaga) ha pasado en este tiempo de 753,2 euros a 986,6 euros. El resultado es un mayor desembolso para las arcas públicas. En febrero, por ejemplo, el gasto total en pensiones fue de 222 millones mientras que en ese mismo mes de 2008 fue de 144 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine