01 de abril de 2018
01.04.2018
Consejero de Empleo, Empresa y Comercio

"Está claro que es el momento de que los sueldos suban"

Javier Carnero ha sido alcalde de Benalmádena en dos etapas diferentes, delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente o consejero delegado de Turismo Andaluz

01.04.2018 | 05:00
El consejero andaluz de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero.

Desde el pasado verano dirige la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, un departamento en el que se incluyen los cursos de formación, el apoyo al emprendimiento o la gestión de las escuelas de hostelería. Crear empleo de calidad es el objetivo número uno, en un mercado presidido por unas altas tasas de precariedad

El malagueño Javier Carnero (Málaga, 1969) lleva al frente de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio desde el pasado mes de junio, fecha en la que tomó el relevo de José Sánchez Maldonado. Trabaja con el objetivo de que su departamento termine de dejar atrás una época turbulenta, salpicada por las irregularidades detectadas en los cursos de formación o el juicio de los ERE, que ha sentado en el banquillo a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán junto a varios exconsejeros. Carnero se ha encargado en estos primeros meses de reactivar los cursos de formación o de impulsar una mesa sobre por la calidad y estabilidad del empleo.

La Consejería de Empleo viene de años complicados.
Es cierto que la Consejería era y es compleja pero creo que es el momento de superar anteriores etapas. Sí quiero salir en favor de mi antecesor en el cargo, José Sánchez Maldonado, al que le tocó una etapa difícil en la que poner orden en la Consejería, no porque estuviese desordenada sino porque eran muchos los expedientes a acometer y muchas las nuevas estructuras a dirimir. Afrontó un trabajo duro y gris y a mí me toca rematarlo y marcar un nuevo rumbo. Es un departamento que lleva empleo, empresa y comercio. Sin una base industrial sólida, un comercio potente y unas empresas de calidad difícilmente puede haber creación de empleo. Mantenemos para ello una estrecha colaboración con la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y con los sindicatos CCOO y UGT.

¿Está siguiendo el juicio de los ERE?
Lo sigo como puede hacerlo cualquier persona en Andalucía. Tengo mi opinión personal.

¿Cuál es?
Que evidentemente en el tema de los ERE ha habido un sobredimensionamiento. Ya veremos si la instrucción ha sido correcta o no, eso ocurrirá cuando acabe el juicio oral. Lo que nadie puede dudar es de la honestidad de los dos expresidentes de la Junta. Yo creo que eso nadie se lo cuestiona en Andalucía. Independientemente de eso, ya se está poniendo en tela de juicio si hubo falta de procedimiento real, porque hay unas órdenes ministeriales que podían facultar la concesión de esos ERE. Vamos a ser por supuesto respetuosos, esperando la culminación del juicio. Pero creo que se ha buscado un desgaste importante del Gobierno andaluz, como se pretendió también con el tema de la formación, que se está deshaciendo como un azucarillo y donde no hay procedimiento que no sea archivado. Tenemos que recordar cómo hubo muchos responsables políticos que hace tres años fueron puestos a disposición judicial y estuvieron en dependencias de la UCO sin sentido ninguno. Yo estoy convencido de que los ERE acabarán como la formación.

Sea como sea, el daño en imagen ha sido grande.
Es lo que se pretendía y lo que se sigue buscando por parte de quien lo airea. El PP, de manera insistente, sigue sacando una serie de mantras y retahílas sin mucho sentido, incluso cuando judicialmente han perdido.

Ha mencionado los cursos de formación que, tras varios años paralizados, se han reactivado ¿Están ya todos en marcha?
Seguramente nos falta pedagogía a la hora de explicar este asunto. Los cursos tienen un periodo de un año para realizarse. Estamos ya con más de 700 cursos en marcha en Andalucía y más de 19.000 personas formándose, del total de mil cursos y de los 22.000 alumnos que hay previstos. Con los talleres y escuelas de empleo pasa lo mismo, y hemos adelantado el 75% del gasto a los ayuntamientos para que puedan comenzarlos, una vez culmine la selección de alumnado y profesorado. Tenemos claro que hay que darle continuidad y normalidad a la formación.

¿Se ha hecho autocrítica para que los cursos se impartan siempre de forma correcta?
Las garantías ya existían. De hecho, la polémica de la formación viene por la capacidad de la administración de reintegrar el dinero. No se ha dado ningún caso en el que el curso no se impartiera pero igual no se daba con los parámetros indicados o no se cumplía con el compromiso de contratación posterior. A todas esas empresas se les ha pedido la devolución del dinero y hay muchas que han recurrido para no pagar. Sí es cierto que ahora se han puesto los cortafuegos necesarios para resolver de forma más ágil todas esas incidencias. Lo que me parece en todo caso penoso es que la formación en Andalucía se intentara judicializar y en otras comunidades con los mismos problemas se quedara en el ámbito de lo contencioso-administrativo (el lugar correcto para estos asuntos). Hay un afán claro y evidente del PP de penalizar toda la causa política de la Junta. Y estoy convencido de que no lo van a conseguir.

El empleo crece pero la calidad de los contratos es muy escasa, ¿qué propone la Junta?
Una de las primeras cosas que me encomendó la presidenta, Susana Díaz, al llegar a la Consejería fue crear una mesa por la calidad y la estabilidad en el empleo. Las conclusiones estarán en breve, pero por lo pronto vamos a poner en marcha una serie de medidas consensuadas. Habrá, por ejemplo, una línea de bonificación a las empresas por la conversión de contratos temporales en indefinidos de hasta 8.000 euros por contrato. Y vamos a incentivar que los fijos discontinuos pasen a indefinidos. Pero si la reforma laboral del PP no se deroga es muy difícil luchar contra la precarización del empleo. Esa reforma ha propiciado la convergencia laboral de la mujer, lejos de resolverse, diste aún más. Desde la Consejería vamos a impulsar planes de igualdad para mejorar esto. El PSOE siempre tuvo claro que esa reforma no era el camino. Ahora es un clamor que se derogue. Está siendo dañina para la posible recuperación.

¿Es hora de que los sueldos empiecen a subir de nuevo?
Es difícil de entender que una empresa, sea del sector que sea, dé unos beneficios de entre el 3,5% y el 6% en el caso industrial (lo estamos viendo) y que las condiciones de los trabajadores se mantengan igual. Eso puede acabar produciendo una fractura laboral. Pero tengo esperanzas de que esto vaya cambiando, sobre todo porque confío mucho en el recién reelegido presidente de la CEA, Javier González de Lara.

En su toma de posesión, González de Lara pidió que a nivel social se dejara de mirar a los empresarios con desconfianza.
Comparto lo que dice. Los que crean trabajo y empleo son los empresarios. Sé que el presidente de la CEA busca esa línea de paz social. Los índices de crecimiento de Andalucía llevan tres años por encima de la media nacional y los de creación de empleo igual. Pero no podemos olvidar que los primeros años de la crisis se sufrieron muy duramente. Hemos recuperado ya el 60% del empleo perdido esos años y uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo en España se genera en Andalucía. Está claro que es momento de que los sueldos suban. Ya se están produciendo gestos en algunos convenios colectivos. Los beneficios empresariales son perfectamente lícitos, nadie los pone en tela de juicio, pero una empresa con paz social siempre es más pujante. Y no lo digo yo, sino la propia CEA, que defiende la negociación colectiva.

Andalucía es la comunidad con más paro de España y su partido lleva 40 años gobernando ¿Es una situación enquistada?
Yo no considero que la situación esté enquistada, aquí hay que analizar muchas cosas sin pretender echar balones fuera. Andalucía perdió tres cuartas partes del siglo XX. Nos las hurtaron totalmente...

También las perdió en ese sentido el resto de España...
No de la misma manera. Cuando llegamos a la España de las autonomías llegamos a mucha distancia del resto de comunidades. Algunas habían sido beneficiadas en la anterior etapa. Y aunque económicamente estamos mejor que otras regiones tenemos más paro porque ellas están despoblándose (pienso por ejemplo en Castilla y León). Andalucía dio un salto importante hace 40 años, también en 1992, y ahora estamos en el momento de afrontar la convergencia definitiva. Pero para alcanzarla necesitamos una financiación autonómica que no esté al albur ni de éste de ni de cualquier otro gobierno que haya en España.

¿Se sienten discriminados?
Tenemos una incorrecta financiación y de ahí están viniendo grandes problemas. El Gobierno central debe definir de una vez por todas la financiación. El 92% del Parlamento andaluz votó la semana pasada a favor de una financiación que la Junta va a llevar a Madrid. Es con la que nos sentiríamos cómodos. Nosotros no queremos más que nadie pero tampoco menos de lo que nos merecemos, como ha dicho la presidenta de la Junta. Es muy difícil converger si estás basado en principios que no te lo permiten. Nunca hemos tenido esos mimbres Siempre hemos estado infrafinanciados.

Se habla desde hace años de la necesidad de diversificar el modelo, pero al final el turismo es el que nos salva los muebles.
Se está en camino de ese cambio de modelo. No se debe demonizar al sector servicios, porque el hotel y el negocio de restauración genera mucha industria auxiliar. Dicho esto, es verdad que Málaga perdió hace muchos años su germen industrial aunque también ha hecho algo muy bien: creó un Parque Tecnológico en 1992 que ha sido un antes y un después. El PTA significa ya el 20% del PIB de la ciudad, eso es más que lo que supone el turismo. Son más de 18.000 trabajadores, con empresas y multinacionales que apuestan claramente por venir. Ese es el modelo al que tenemos que ir. El PTA es un referente, con un empleo de calidad y altamente cualificado, tanto de licenciados como de módulos de grado superior.

Se habla mucho de los emprendedores, pero cuando se habla con ellos a veces no se ven lo suficientemente acompañados, sobre todo a la hora de buscar financiación.
Hay dos cosas que comentar. Primero, no todo tiene que ir al emprendimiento. Es una herramienta que en épocas de crisis se ve con buenos ojos como forma de autoempleo pero necesitamos también a grandes empresas que favorezcan una mayor creación de empleo. En cuando al tema de financiación, yo creo que más que ayudas económicas (que pueden estar bien) la clave es tener planes de empresa previos y una mayor desburocratización. Y no es en el ámbito de la Junta donde está ese problema. Si para montar una sociedad se tarda más o menos es por la legislación estatal sobre constitución de sociedades. Ya va siendo hora de todo eso sea más ágil, como corresponde a una sociedad digitalizada. Que se pueda por ejemplo montar una empresa en 24 horas, como ocurre en otros países. Eso agilizaría mucho más el emprendimiento que la propia ayuda en sí.

¿El PSOE está en disposición de volver a ganar en 2019 las elecciones andaluzas y de reeditar el pacto con Ciudadanos?
Estoy convencido de que las vamos a ganar. El pacto de investidura se está cumpliendo y las encuestas revelan que la confianza mayoritaria de los andaluces sigue estando con el PSOE.

¿Qué postura tienen ante las manifestaciones de los pensionistas?, ¿cómo se asegura la sostenibilidad del sistema público?
Hace unos meses me preguntaba si Rajoy no iba a preocuparse del tema de las pensiones hasta que la hucha estuviera vacía. Pues efectivamente así ha sido. Es evidente que hay que buscar una sostenibilidad del sistema. Lo que se haga tiene que ser en el Pacto de Toledo. Y lo que está claro es que hay que derogar la reforma laboral, que ha sido dañina y cuyas consecuencias estamos también empezando a percibir ahora. Esa reforma nos ha llevado a unos trabajos precarios donde la gente cada vez cotiza menos y donde la bolsa de las pensiones no puede llenarse. Hay muchos contratos parciales y algunos hasta por minutos. El sistema estaba bien estructurado, pese a sus tensiones, pero hemos llegado a la bancarrota de la hucha de las pensiones.

Los mayores piden pensiones dignas.
Claro, han estado trabajando toda su vida y pagando sus cotizaciones para los entonces pensionados. Ahora se encuentran con que el empleo se recupera pero no contribuimos igual a la Seguridad Social. Hay que derogar la reforma, recuperar la negociación colectiva y mejorar los salarios. Sin eso no hay cotizaciones ni pensiones. Es un bucle sin salida.

«Hay conversaciones con la UMA para que entre en el CIO Mijas»

Las escuelas de hostelería están desarrollando su curso, pero los restaurantes de La Fonda y La Cónsula siguen sin abrirse al público, ¿cuándo se volverá a la plena normalidad?
Hace un mes se anunció en BOJA el inicio del expediente de precios públicos para la apertura de esos restaurantes, y en cuanto estén los informes (que requieren uno plazos) se hará. Pero quiero aclarar que los restaurantes sí están abiertos para que los alumnos hagan sus prácticas.

¿Y qué van a hacer con el CIO Mijas?
Estamos trabajando en una solución. Hay que tener en cuenta cómo nos encontramos el CIO. Cuando llegué dije que iba a solucionar en breve el tema, que se encontraba en una situación jurídica difícil, y desde el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) se ha asumido tanto el centro como los trabajadores. Hemos puesto en orden el CIO jurídicamente y administrativamente. Ahora el siguiente paso es trabajar en una nueva oferta formativa para el centro. Eso requiere de una serie de pasos. Cuantos más actores públicos podamos intervenir en aras de una formación de calidad, mejor. El CIO es una referencia de calidad a nivel nacional.

¿Hay algún contacto en concreto con alguna administración?
Que la Universidad de Málaga entrara en el CIO sería un paso interesante ¿Que si se han mantenido ya conversaciones? Sí, pero el centro es muy grande y necesitamos ir determinado una serie de cosas. Mientras vemos qué necesidades tendría la Universidad y qué necesidades formativas tendríamos nosotros como administración competente lo que vamos a hacer en breve es una inversión de 300.000 euros para mejorar todas las instalaciones del CIO Mijas de cara a poder iniciar de nuevo los cursos que se estime.

¿Podría ser para el curso que viene?
Eso dependerá de cuestiones administrativas. Ya se verá si arranca a curso completo o no. También hay que determinar, sobre todo, el modelo formativo del CIO. Tenemos que ir hacia nichos de mercado que tengan de verdad una salida clara. No podemos sobresaturar el mercado con una formación que no es necesaria, tiene que ser muco más concreta. Creo que la Universidad de Málaga es un actor interesante en esta ecuación.

Entiendo que el tema tiene entonces visos de prosperar.
Espero que las conversaciones que estamos teniendo con la UMA lleguen a buen puerto. Esto pondría de nuevo al CIO como un centro de referencia. Pero todo eso lo queremos hacer sin dejar fuera de la ecuación la posibilidad de que las tres escuelas (Fonda, Cónsula y CIO Mijas) pudieran tener una simbiosis mayor de la que tuvieron anteriormente, para que puedan ser complementarias a la hora de ir variando su formación. Es verdad que la formación en el CIO Mijas puede ser más amplia, pero La Cónsula y La Fonda tienen un nombre y un caché formativo en temas específicos muy importante. Las tres escuelas están en un triángulo de pocos kilómetros, no tendría sentido que no se diera esa simbiosis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine