11 de abril de 2018
11.04.2018
Investigación

El cambio climático podría acabar con los pinsapos

Oliver Gutiérrez, investigador de la UMA, advierte en dos estudios de la posibilidad de la desaparición de la especie en el último tercio de siglo

11.04.2018 | 17:19
El pinsapo de Ronda, amenazado.

El calentamiento global podría conducir a la extinción del pinsapo en su hábitat natural de acuerdo con los escenarios climáticos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), según se concluye en dos estudios liderados por el investigador de la Universidad de Málaga Oliver Gutiérrez Hernández.

Los efectos del calentamiento global están alterando los ciclos fenológicos de la especie, aunque una gestión activa y adaptativa de las poblaciones está mitigando sus efectos, ha explicado Gutiérrez Hernández en un comunicado.

Los resultados de 'Impacto del calentamiento global sobre la distribución y supervivencia del pinsapo (Serranía de Ronda)' y 'Regeneración de los pinsapares béticos. Análisis de tendencia interanual y estacional del NDVI', publicados esta semana, explican la situación del pinsapo, un abeto endémico de la Serranía de Ronda en peligro de extinción.

Según este investigador, se trata de "una auténtica reliquia botánica del Terciario y una especie relicta que permanece en un sincular ecosistema de montaña", alzándose como "una de las especies más emblemáticas de la biodiversidad de la Península Ibérica".

De acuerdo con los resultados del primer estudio, el espacio ecológico del pinsapo podría desaparecer hacia el último tercio del siglo XXI "en el peor de los escenarios previstos por el quinto informe IPCC", que detalla "un escenario con altas emisiones de CO2".

En cambio, "según los escenarios con emisiones intermedias de CO2, estaríamos asistiendo a una drástica reducción del área de distribución potencial para la especie, que encontraría áreas favorables montaña arriba y siempre en las umbrías", ha explicado Gutiérrez Hernández.

Por este estudio, que se ha publicado en el número 76 de la revista científica 'Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles', Oliver Gutiérrez Hernández recibió el IV Premio 'Jesús García Fernández' para jóvenes investigadores de la Asociación de Geógrafos Españoles. Además, las conclusiones de este trabajo han originado el desarrollo de un proyecto de investigación sobre la problemática ambiental del pinsapo.

En cuanto a los resultados del segundo estudio, liderado por dicho investigador de la UMA en colaboración con investigadores y científicos de la Universidad de Sevilla y Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), desde 2002 a 2016 los pinsapares andaluces han experimentado un incremento significativo del vigor vegetal.

Según se recoge en dicha publicación, esto ha sido producto de las actuaciones llevadas a cabo por la Consejería de Medio Ambiente en materia de conservación y regeneración de las poblaciones de Abies pinsapo.

Sin embargo, los autores, que analizaron una amplia serie temporal de imágenes de satélite de la NASA, detectaron una alteración de los ciclos fenológicos, un hecho relacionado con el calentamiento global, y que ha sido reportado por otros autores en otras formaciones forestales del planeta afectadas por un incremento de las temperaturas.

En concreto, los autores han reportado un adelantamiento de estación de crecimiento en primavera y un adelantamiento del inicio del periodo de senescencia estival, lo que está suponiendo una mayor exposición de la especie a las heladas durante el periodo de floración y una mayor exposición a la sequía estival, que se adelanta a finales de primavera.

Por ello, según ha explicado el experto, el futuro de la especie pasa por una gestión activa y adaptativa que mitigue en la medida de los posibles los efectos más negativos del calentamiento global.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine