10 de mayo de 2018
10.05.2018
Urbanismo

Urbanismo archivó tres denuncias a obras municipales y otras a Emasa, Smassa y el metro

Dejó prescribir denuncias contra las obras de la plaza de la Merced, el mercado de Pedregalejo y el plan de asfaltado, todas en el periodo de tiempo entre 2010 y 2011

10.05.2018 | 17:47
Obras de rehabilitación de la plaza de la Merced en abril de 2011.

No se tramitaron otros diez expedientes contra los trabajos del metro, tres de Emasa y una más a un aparcamiento municipal

La Gerencia de Urbanismo archivó tres expedientes de infracción incoados por la Policía Local contra obras promovidas por la propia Gerencia, las de rehabilitación de la plaza de la Merced, en 2011, la reforma del mercado de Pedregalejo en 2010 y las obras del plan de conservación del asfaltado, en 2011. En el caso de la plaza de la Merced el archivo se produjo «por prescripción de la infracción» y la del mercado de Pedregalejo y el plan de conservación, por «caducidad o prescripción» de la misma, según la documentación emitida por Urbanismo y a la que ha tenido acceso este periódico.

Además, en este mismo periodo que va de 2009 a 2016, y según esa misma documentación, la Gerencia de Urbanismo archivó «por caducidad o prescripción» otras tres denuncias de infracción a la empresa municipal de aguas Emasa y una a la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa). Fuera del ámbito municipal, Urbanismo archivó una denuncia a Adif por las obras del tren de Cercanías, en la calle Cuarteles y, de manera reiterada, hasta diez denuncias contra Metro Málaga y las obras del suburbano.

Obras municipales

El expediente de infracción por las obras de rehabilitación de la plaza de la Merced fue dirigido contra las empresas Dragados, Hexa y Sergio López, que ejecutaban las obras por adjudicación de la Gerencia de Urbanismo. La infracción se emitió por la realización de cortes de tráfico «sin autorización» y por ejecutar obras que no estaban autorizadas. La Gerencia de Urbanismo finalmente procedió a archivar la denuncia al haber prescrito. En los casos de infracciones leves, como la de la Merced, la prescripción se hace efectiva al haber transcurrido un año sin poner en marcha la tramitación del expediente.

En 2010 el Ayuntamiento, a través de la Gerencia de Urbanismo, ejecutó obras de reforma en el mercado de Pedregalejo, en la calle Practicante Pedro Román. La Policía Local levantó un acta de infracción «por cortes de tráfico en la vía pública sin autorización», la infracción la asumía un ingeniero de la Gerencia de Urbanismo actualmente jubilado. Como en el caso anterior la denuncia fue archivada ya que la Gerencia no la tramitó en el año que tenía para hacerlo.

En 2011, la Policía denunció a la empresa Pamasa contratada por la Gerencia de Urbanismo para ejecutar el plan de conservación de calzadas. El motivo: «realizar cortes de tráfico sin autorización». Se archivó sin sanción alguna.

Hasta en tres ocasiones la Gerencia de Urbanismo ha condonado a Emasa las denuncias por infracciones urbanísticas levantadas por la Policía Local contra empresas contratadas por la empresa municipal de aguas. La más evidente fue la denuncia de 2011 por las obras que realizaba una empresa contratada por Emasa en la calle Virgen de la Fuensanta. La Policía constató que las obras se realizaban «sin licencia municipal» y que se producían otras irregularidades como cortes de tráfico no autorizados, la falta de elementos de protección para los viandantes o la ausencia del cartel anunciador de las obras. No hubo sanción alguna.

A posteriori, Emasa presentó por urgencia una solicitud de obras, Urbanismo se la concedió y pasado el tiempo archivó la denuncia, «por prescripción».

Metro: récord de infracciones

Lo mismo ocurrió con otra obra «sin licencia» de Emasa en 2011 en la calle Fernando el Católico y una tercera en 2010.

Urbanismo también archivó la denuncia de la Policía Local en 2010 por las obras que realizaba la Sociedad Municipal de Aparcamientos en calle Conde del Guadalhorce cuando construía el parking de Cruz de Humilladero. En aquella ocasión la infracción condonada fue por la «ejecución de unas canalizaciones sin licencia».

El récord de infracciones que la Gerencia de Urbanismo ha perdonado está en manos de Metro Málaga y sus empresas concesionarias. En el periodo de 2010 y 2011 Urbanismo archivó al menos diez, denuncias de infracciones en los distintos tajos donde se ejecutaban obras para el metro.

Las denuncias, todas ellas levantadas por la Policía Local, se centran en la mayoría de los casos por «trabajar en horario nocturno sin permiso», y produciendo ruidos molestos al vecindario en el tajo de Callejones del Perchel y en calle Dracma; también por «ejecución de obras sin licencia», en la plaza Albert Camus y en el camino San Rafael; por «movimiento de tierras sin permiso», en la avenida Juan XXIII; o la realización de obras de cimentación «sin licencia» en la calle Santa Marta. A todas ellas Urbanismo les dio carpetazo y las archivó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine