15 de mayo de 2018
15.05.2018
Infraestructuras

De la Torre cree que en 2021 podría estar acabada la Manzana Verde de San Rafael

Marín Cot afirma, en presencia del alcalde, que el proyecto de ecobarrio arrastra ya "retrasos importantes", aunque espera que los trabajos se inicien a principios de 2020

16.05.2018 | 05:00
De la Torre cree que en 2021 podría estar acabada la Manzana Verde de San Rafael

Las obras dependen del traslado de los Servicios Operativos y la EMT

El director del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) del Ayuntamiento de Málaga, Pedro Marín Cot, ha fijado esta mañana el 1 de enero de 2020 como fecha de inicio de las obras del proyecto de la Manzana Verde. Más que un deseo, es una previsión, porque Marín Cot, en la presentación del libro "La Manzana Verde, nuevas formas de habitar", una recopilación de ideas y proyectos sobre el ecobarrio elaborada por el director del OMAU y el arquitecto José María Morente, ha explicado que ya llevan ocho o nueve años con esta iniciativa y acumula "retrasos importantes". Estas declaraciones fueron hechas delante del alcalde, Francisco de la Torre, quien ha presentado el libro en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento.

Marín Cot dice tener la sensación de que el proyecto se ha convertido en una botella con un mensaje. "Si no lo ejecutamos rápido, la botella será para que los náufragos la encuentren en el futuro", ha ironizado. El Ayuntamiento asegura que en 2018 está previsto desarrollar los proyectos básicos de los ganadores del diseño de los cinco edificios. Marín Cot añadió a estas estimaciones la de que las obras empiecen el 1 de enero de 2020.

La primera fase del proyecto se desarrollará en los actuales terrenos de los Servicios Operativos. Estos, según el regidor, se hará de forma inminente. El traslado de la EMT a sus nuevos terrenos desde sus actuales instalaciones llevará más tiempo, y ello condicionará la segunda fase. En esa primera etapa, se prevé la construcción de un tercio, aproximadamente, de las 980 viviendas de VPO y libres que contiene la Manzana Verde.

La gestión del proyecto es mixta, ya que el Ayuntamiento es el responsable de la coordinación, la ordenación de volúmenes, el diseño de los proyectos de ordenación y urbanización, cuyos costes repercuten posteriormente en los adjudicatarios del concurso de obras de edificación.

La Manzana Verde está vinculada al programa europeo Catmed que lidera el Ayuntamiento en compañía de otras ciudades europeas como Barcelona, Sevilla, Génova, Turín, Roma, Marsella, Atenas o Tesalónica. Un proyecto piloto de edificación que puede servir como base de buenas prácticas como ejemplo de planeamiento urbanístico, al tiempo que contribuye al objetivo de la Agenda Urbana de la neutralidad en las emisiones de gases de efecto invernadero.

El libro, que está disponible en PDF en la web del OMAU, recoge desde las primeras ideas que configuraron el Plan Especial aprobado en 2015, el sistema de indicadores de sostenibilidad que lo desarrolla así como el concurso de arquitectura y espacio público que se realizó el pasado año 2017, al cual se presentaron cerca de un centenar de propuestas.

La Manzana Verde se configura como un nuevo tipo de planeamiento urbanístico estrechamente vinculado a la Agenda Urbana y los esquemas integrados de sostenibilidad que acompañan a los proyectos innovadores de comienzos del siglo XXI.

Configurada como un polígono de casi 90.000 metros cuadrados, donde el tráfico ordinario es periférico al modo de las supermanzanas (la primera en Málaga fue la almendra de la ciudad antigua), la Manzana Verde renueva el vínculo con la ciudad clásica mediterránea, compacta en la edificación, compleja en la mezcla de usos y de proximidad a los servicios básicos ciudadanos, incorporando sistemas de ahorro y eficiencia en los recursos naturales, energía, agua o residuos, e integrando la sociedad de la información a través de criterios de la Smart City.

Por otro lado, De la Torre también ha presentado esta mañana el Encuentro Internacional sobre Cambio Climático, que tendrá lugar en la ciudad los días 31 de mayo y 1 de junio, un evento organizado por el OMAU que reunirá a los mejores expertos en la materia, un encuentro que pretende mostrar las diferentes prácticas que se están siguiendo en algunas ciudades europeas para abordar el cambio climático desde la configuración de la ciudad y el territorio, la movilidad, el metabolismo urbano, la biodiversidad, la resilencia y la educación ambiental. Todo ello supone una buena oportunidad para conocer y debatir sobre enfoques que se están desarrollando para limitar las consecuencias del calentamiento global.

Marín Cot, por cierto, ha señalado que la ciudad está elaborando un Plan del Clima en base a esos ejes que estará a final de año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine