Visita a la capital del Turia

Mestalla, una plaza maldita

El Málaga, tras catorce visitas, no ha sido capaz de ganar nunca en el estadio valencianista y ha cosechado 3 empates

15.10.2015 | 00:24
Recio se lamenta en el partido de la temporada 2010/11.

La última y única victoria del Málaga en Mestalla fue en 1955

  • El historial del Málaga en Mestalla deja mucho que desear. De hecho, en toda su historia, el conjunto blanquiazul sólo ha sido capaz de ganar una vez. Fue en la temporada 54/55 cuando el equipo entrenado entonces por Antonio Iznata Dimas se impuso por 0-2 con goles de Lasa y Pahuet Vicente. Desde entonces, el equipo malaguista ha sufrido descalabros una y otra vez sin conseguir superar al Valencia en su feudo. De las 35 visitas que el Málaga ha realizado en Liga a Mestalla, el Valencia ha ganado en 25 ocasiones, han empatado nueve veces y sólo ganó una vez el Málaga con la ya citada victoria de la temporada 54/55. En total, el Málaga ha encajado 69 goles y ha marcado 25 tantos. El último fue obra de Julio Baptista, que marcó en la goleada (5-1) encajada en la temporada 2012/13.

Una salida con el recuerdo de Rubinos Pérez aún en la mente. El Málaga CF regresa al campo donde más sensaciones encontradas ha sufrido en sus años de existencia y donde durante la temporada 2010/11 sufrió uno de los peores arbitrajes de la historia a manos del colegiado madrileño, ya retirado.

Llega una de las citas más esperadas por el malaguismo para la presente temporada. La visita a Mestalla es algo más que un simple partido de Liga con tres puntos en juego. Y es que, durante los últimos años, los enfrentamientos con el equipo che en la ciudad del Turia siempre han estado cargados de polémica. Hasta el punto de que entre pésimas actuaciones arbitrales o malas puestas en escena de los blanquiazules, el equipo malaguista no sabe lo que es ganar allí desde que se refundó en Málaga CF.

Hasta catorce visitas ha protagonizado el Málaga CF al equipo valencianista. En muchas ha rozado la proeza de lograr la victoria, ya que las diferencias entre ches y boquerones eran aún mayores antes de la llegada de Al-Thani, pero en otras, las menos, no hubo oposición. Ahora, las tornas han cambiado y una vez más el Málaga vuelve a ser el pobre frente al Valencia, boyante en lo económico gracias a la inversión de Peter Lim.

Una vez más, el conjunto blanquiazul visita Mestalla con algo más que la honra en juego. El equipo de Javi Gracia ya no juega la «liga» de los de Nuno para entrar en Europa, aunque el Valencia esté a día de hoy en horas bajas.

Con todo ello, el Málaga ha cosechado tres empates en el estadio valencianista. El último fue con Antonio Tapia en el banquillo (temporada 2008/09). De aquel empate, que contó con el gol de Salva Ballesta, aún sobreviven en la plantilla malaguista dos integrantes como Weligton y Duda.

Un año después, con Muñiz en el banquillo y con la disputa del partido entre semana, el asturiano sacó un equipo cargado de rotaciones y también de malagueños. Manu Torres, Juanito, Manolo Gaspar, Iván González, Javi López, Dani Orozco, Fernando y Apoño llegaron a jugar dicho encuentro que finalmente se perdió por la mínima, con gol de Villa.

Así, desde aquel empate el Málaga suma seis dolorosas derrotas en Mestalla, una pésima racha que el sábado tratará de revertir el equipo de Gracia, al alza tras el triunfo ante la Real Sociedad.

Sin embargo, de esas seis derrotas, en la memoria de todos los malaguistas aún está muy frescas las de la temporada 2010/11 y la de la pasada campaña.

El «show» de Rubinos. El choque vivido el 23 de enero de 2011 en Mestalla merece un capítulo especial, donde Rubinos Pérez fue el gran protagonista del evento y aún escuece.

Y es que sigue presente el «atraco» que el conjunto blanquiazul, ya con Pellegrini en el banquillo, sufrió de manos del colegiado madrileño en la noche valenciana. A las rigurosas expulsiones de Demichelis y Hélder Rosario se unieron las sanciones a Pellegrini, Apoño y Weligton por el acta arbitral. Pero no quedó ahí su ensañamiento con el Málaga ya que el equipo malaguista cometió cinco infracciones en todo el encuentro y sufrió cuatro tarjetas amarillas y dos rojas, además de la que vio su técnico.

Rubinos, «jubilado» desde hace cinco temporadas, incluso se mofó de Sergio Asenjo, ahora en la filas del Villarreal, asegurándole que era «muy malo» y que «antes de protestar, que aprendiera a salir».

La actuación del colegiado madrileño encendió a la afición malaguista, que se sintió maltratada y pisoteada aquella noche de sábado en Valencia. El Málaga, eso sí, ofreció un rendimiento deportivo espectacular pese a encontrarse con las trabas del árbitro.

Ya el año pasado el Málaga volvió a sufrir un pésimo arbitraje que supuso una nueva derrota en Mestalla. Esta vez fue Estrada Fernández el que perjudicó gravemente a los blanquiazules tras expulsar a Darder sin motivo en el minuto 27 y un penalti no señalado sobre Roque Santa Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine