La previa

Y en mitad de la crisis, fútbol

El Málaga viaja a Barcelona para medirse al Espanyol, necesitado de puntos e inmerso en un cisma institucional del que intentan aislarse la plantilla – Gracia recupera Amrabat para la causa y cita al canterano Ontiveros Santa Cruz no se recupera a tiempo

21.11.2015 | 05:00
Ochoa, el último internacional en llegar, se ejercitó ayer.

¿El fútbol como bálsamo? A eso se encomienda el Málaga CF y todo el malaguismo tras una semana sembrada de incertidumbre por la enésima crisis institucional provocada por la familia Al-Thani, que amaga con descapitalizar la cúpula directiva de la entidad pero no termina de concretar sus intenciones.

Así, con un panorama desolador en lo institucional y con casi nadie en la zona noble con su puesto asegurado, el Málaga viaja a Barcelona para medirse al Espanyol en Cornellá-El Prat (20.30 horas/C+Liga). Un partido con mucha miga y trascendental para los intereses malaguistas, que tampoco andan muy allá en lo deportivo, empatado con el antepenúltimo clasificado en los puestos de descenso.

Una situación crítica también para el entrenador, que tras la derrota frente al Betis en casa (0-1), también se le cuestiona su capacidad para sacar el equipo del atolladero en el que está inmerso. Eso sí, el míster navarro puede estar tranquilo a día de hoy, ya que el cisma que hay montado en las oficinas han dejado lo deportivo a un lado.

Con este embolado, el Málaga buscará traerse los tres puntos de «Corneprat». Los primeros a domicilio del curso para salir del atolladero en el que está inmerso. No es el estadio «perico» un campo que se le dé mal al conjunto blanquiazul en su historia, pero visto lo visto en lo que va de curso, la puesta en escena blanquiazul lejos de La Rosaleda es, cuanto menos, mediocre.

Pero no todo es negativo en lo que rodea al equipo de Javi Gracia. El navarro recupera a su jugador más determinante, Nordin Amrabat, que vuelve a una convocatoria después de mes y medio lesionado, aunque acorta los plazos de su regreso en más de una semana.

Sin duda, la presencia de Amrabat en la lista de convocados supone un soplo de aire fresco para el equipo. El holandés con pasaporte marroquí, aunque no esté al 100 por 100 para aguantar los 90 minutos esta tarde, aporta al equipo ese plus de calidad del que adolece. En su ausencia, el Málaga ha echado de menos la presencia de un jugador determinante, capaz de echarse el equipo a la espalda y solucionar partidos por sí mismo. Tighadouini ha aparecido en partidos sueltos, como ante el Deportivo de la Coruña, pero la regularidad en el juego no es su fuerte. Al contrario que Amrabat, capaz de asumir ese rol de líder en ataque que tanto necesita el Málaga.

Por contra, Roque Santa Cruz no estará hoy en la expedición. A comienzos de semana, pese a que el paraguayo ya se ejercitaba con el grupo, en este periódico se avisó de la posibilidad de que el ariete no llegara a tiempo al no encontrarse con las mejores sensaciones posibles. Gracia y el propio jugador han decidido no forzar y su debut se demora una jornada más.

Además de la presencia de Amrabat en la lista, Gracia ha sorprendido citando al canterano Javi Ontiveros. El descarado extremo marbellí viene entrenando con el primer equipo varias semanas y su gran estado de forma en el filial le han concedido la oportunidad de demostrar su valía con los grandes. Gracia está enamorado del joven marbellí, hasta el punto que ha dejado fuera de la convocatoria a Hachim Mastour, que debutó contra el Betis.

También se han quedado en Málaga Juanpi, Espinho y el croata Duje Cop.
En contra, el Málaga se encuentra un equipo impredecible. Capaz de lo mejor y de lo peor y que en casa se ha mostrado muy irregular. Eso sí, Sergio recupera a Gerard Moreno para la causa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine