Entrevista a Javi Guerra

"Que yo lleve más goles que todo el Málaga es anecdótico, pero preocupante para ellos"

El delantero veleño, exjugador del Málaga CF, se enfrenta el domingo con el Rayo Vallecano al conjunto blanquiazul. Lo hace en uno de los mejores momentos futbolísticos de su carrera, tras haber firmado ocho tantos esta temporada, siendo uno de los máximos goleadores de Primera División e imprescindible en los esquemas de su entrenador Paco Jémez –si él no marca su equipo no gana–. Su gran estado de forma contrasta con el pobre bagaje goleador del que fuera su equipo la pasada campaña.

10.12.2015 | 09:57
Javi Guerra, ahora en las filas del Rayo Vallecano, jugó la pasada temporada a las órdenes de Javi Gracia en el Málaga CF.

Javi Guerra (Vélez Málaga, 15 de marzo de 1982) estuvo cerca de regresar al Málaga CF en verano tras su cesión del Cardiff City el pasado curso. Pese a que volver a vestir de blanquiazul era su deseo, la entidad de Martiricos decidió no esperar por el ariete malagueño y firmar a Roque Santa Cruz, por lo que acabó en el Rayo Vallecano, en el que se está saliendo con ocho goles. Precisamente, Guerra espera que el Málaga sea el domingo su próxima víctima.

Ustedes los futbolistas siempre dicen que jugar contra un exequipo siempre es especial, ¿lo es más si encima se trata del equipo de tu tierra?
Por supuesto. Es mi exequipo, y el club de mi ciudad. Esa combinación hace que sea un partido más que especial en lo emocional para mí, pero ganar es lo más importante. Creo que los dos nos jugamos la vida y ambos tenemos ganas de hacer un buen partido. Nosotros, po jugar en casa, somos un poco favoritos. Los tres puntos nos darían un poco más de aire después de una mala racha.

¿Se puede hablar de final?
No. El resultado no va a ser determinante para ninguno. Queda mucho campeonato por delante, pero nosotros necesitamos sacar un buen resultado. Sólo nos vale ganar porque después del Málaga vamos al Bernabéu y después viene el Atlético de Madrid... Necesitamos un colchón de puntos y de paso dejar al Málaga muy tocado, un rival directo.

¿Le sorprende la mala situación del Málaga en este comienzo liguero?
Quizás es normal el bajón de juego tras la temporada pasada. Lo normal es que si no juegas bien no consigas buenos resultados, eso es matemático. Se han marchado jugadores importantes y les están costando encontrar la manera de jugar. No han empezado bien pero tienen buen equipo para salir de esa zona y no pasar apuros, estoy convencido.

El Málaga aún no han marcado fuera de casa...
Está claro que los números están por algo, si no han hecho gol fuera de casa es por algo... Pero tampoco quier decir mucho de esto, sólo falta que nosotros nos pongamos a hablar y relajarnos por su bagaje goleador fuera de casa para que lleguen aquí, hagan un buen partido y nos la líen. Es verdad que tienen ese problema, no generan todas las ocasiones que deberían, se han ido jugadores fundamentales y los nuevos no se acaban de adaptar al estilo de juego del entrenador.

Pero usted, con ocho goles, lleva más que todo el Málaga en lo que va de temporada...
Es anecdótico, pero preocupante para ellos. Yo he empezado muy bien el año y he podido hacer muchos goles, estoy satisfecho y feliz. Lo que no es normal es lo del Málaga, porque tienen jugadores que pueden hacer gol, pero cuando la pelotita no quiere entrar... no entra. Ya llegará porque tienen futbolistas con gol y futbolistas para crear ocasiones.

¿Qué pasó en verano para que no fichara por el Málaga cuando parecía que iba a volver a vestir la camiseta blanquiazul?
Simplemente no cuajó el tema. No sé cómo fueron las negociaciones ni lo que quería Javi Gracia. Todos sabían la situación que tenía yo en Cardiff, que el verano iba a ser muy largo para yo poder desvincularme del Cardiff y al final fue el Rayo el que apostó por mí, querían contar conmigo y al final se consiguió.

¿Se sintió defraudado por el Málaga cuando vio que eligió a Roque Santa Cruz y no a usted?
Para nada, es lógico que el Málaga mire por sus intereses. Además, cuando firmé por el Rayo me olvidé de todo, me preocupé por entrenar bien y ponerme en forma cuanto antes, ya que llegué el último día del mercado y había que ponerse las pilas.

Institucionalmente el Málaga también está en una difícil situación, ¿cómo se ve en la distancia las salidas de Vicente Casado y Husillos –aún no oficial–, los hombres que apostaron por usted el pasado mercado invernal?
Da pena. El año pasado había un equipo muy bueno, con jugadores jóvenes que generaban ilusión. Todo se ha roto, la gente ha perdido la ilusión y en el fútbol cuando esto sucede lo normal es que haya cambios.

¿Qué sensación le deja que en La Rosaleda aún se acuerden de usted y de sus goles?
Una gran satisfacción. Me hacía mucha ilusión jugar en el Málaga. Fue un sueño que cumplí desde siempre, defender la camiseta de mi ciudad fue muy especial. No empecé bien, pero luego terminé jugando y marcando goles; fue gratificante. Es bonito que la gente me tenga cariño.

Está peleando por ser Pichichi nacional con delanteros de la talla de Aduriz, Agirretxe, Lucas Pérez... ¿La Eurocopa es una utopía?
Hay que ser realistas, la selección es algo muy complicado. El seleccionador ha dejado las cosas claras, quiere un cambio generacional y por mi edad es difícil que vaya, igual que le pasa a Aduriz. Pero aún así, es un reto bonito estar ahí arriba en la tabla de goleadores. Cuando un delantero se ve ahí siente mucho orgullo.

Sus goles están siendo fundamentales para el Rayo... ¿qué le parece que su equipo no gane si usted no marca?
Es un dato que no es nada bueno para nosotros. Hasta cierto punto es normal que el delantero que está jugando más sea el que marque más goles del equipo y que esto sirvan para ganar. Pero tenemos jugadores de mucha habilidad que tienen que aportar goles y que pronto se van a asomar, se trata de tener ocasiones y materializarlas en goles.

¿Si marca el domingo lo celebrará?
Sí. En casa, sí. Le tengo el máximo respeto y cariño al Málaga, pero estoy en el Rayo y me debo a su afición.

Parece que se ha adaptado a la capital a las mil maravillas... No es Málaga pero al menos no es Cardiff...
(Se ríe). La adaptación ha sido muy rápida. Todo lo que huele a España para mí ya es una gozada teniendo en cuenta de donde venía. Llegué y empecé a jugar muy rápido y eso también ayuda. También he coincidido con varios compañeros con los que estuve en el Valladolid que me han arropado mucho... Madrid es una gran ciudad, mi familia y yo estamos muy contentos.

Y no se olvide de Raúl Baena, axárquico como usted...
(Se ríe). Con él también muy bien, es un chaval muy bueno. Siempre estamos hablando de la tierra y de lo mucho que echamos de menos la Axarquía. Es una pena que no pueda estar contra el Málaga por sanción. A él también le hacía mucha ilusión jugar.

¿Qué impresión le está dejando Paco Jémez como entrenador, hace honor al reconocimiento mediático del que goza?
Es un grandísimo entrenador, muy valiente. Sólo le vale que sus equipos jueguen bien al fútbol, con él no vale ganar de cualquier manera. Es humilde y viene desde abajo y quiere hacer cosas importantes. Tiene un carácter fuerte, es muy directo y eso es de agradecer; no se esconde y nosotros estamos encantados con él a nivel entrenamientos por la intensidad. Jugamos como entrenamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine