Juicio entre Al Thani y BlueBay

"La mejor decisión del jeque fue juntarse con BlueBay porque reflotamos el Málaga"

Gonzalo Hervás, director general de la hotelera, vivió en primera persona la negociación con Al-Thani, el desembarco en el club en 2013, las gestiones para rebajar la deuda y ahora el proceso judicial

18.02.2016 | 00:32
Gonzalo Hervás, director general del grupo BlueBay, el pasado martes durante la audiencia previa

Al-Thani, tranquilo: «Estoy confiado»

  • Al-Thani no tardó en expresar sus impresiones sobre el litigio abierto con BlueBay para dirimir el 49 por ciento de sus acciones del club. Y lo hizo a través de su altavoz habitual, su cuenta de Twitter. El dirigente admitió sentirse confiado, además de acompañar su tuit con una imagen de un soldado vestido de blanquiazul y blandiendo una espada con el escudo del club de fondo. «Estoy confiado. Los hinchas de nuestro club serán un fuerte apoyo para nosotros. Ellos tienen mi respeto y aprecio», manifestó el dirigente.

Gonzalo Hervás, director general del grupo BlueBay, ha saltado a la palestra malaguista ahora, de sopetón, y en plena vorágine judicial donde cada paso y cada palabra casi se mira con lupa e incluso con cierto recelo. El ejecutivo bilbaíno admite a La Opinión que no era un hombre de fútbol, pero sí hizo un cursillo avanzado mientras estuvo en el seno del Málaga CF desde finales de 2012 hasta principios de 2014.

Vivió en primera persona las negociaciones entre Al-Thani y Jamal Iglesias para que la hotelera entrara como socio en el club blanquiazul, asegura que se remangó para reconducir el club a una estabilidad económica entre 2013 y principios de 2014, y ahora es la cara visible de la parte demandante que reclama al propietario del club el 49 por ciento de sus acciones y la gestión del Málaga CF. Es un hombre clave en toda esta historia de Al-Thani y BlueBay.

«La mejor decisión del jeque fue juntarse con nosotros porque le reflotamos el club. Le dimos sentido al proyecto del Málaga, le dimos viabilidad», admitió ayer el directivo a este periódico, un día después de la audiencia previa que tuvo lugar en la Ciudad de la Justicia de Málaga y donde la defensa del jeque sorprendió con una querella contra Jamal Iglesias –dueño de BlueBay– y sus dos exvicepresidentes, Moayad Shatat y Abdullah Ghubn. «Tenemos todo muy bien atado con documentos que lo demuestran. Da la impresión de que ha sido una huida hacia adelante del jeque y después de cuatro años, justo el día antes de la audiencia, ha presentado esta querella como dando a entender que le habían estafado. Incluso el juez quedó sorprendido», dijo sobre el litigio abierto, del que lamenta que se dilatará en el tiempo, pero del que está convencido que poseen la razón.

El ejecutivo explicó su versión y su llegada al club. «En un principio éramos reacios, pero la insistencia fue grande por parte de Al-Thani. El club tenía muchos problemas económicos, era un globo a punto de explotar. Tenía una deuda de más de 100 millones de euros y 30 millones era con Hacienda, de las que no se pueden negociar y acarreaba problemas inmediatos de descenso y embargos. Aceptamos entrar en el club para gestionarlo en diciembre de 2012 e incluso quisimos no figurar, estar en un segundo plano, por eso negociamos adquirir el 49 por ciento de las acciones», dijo.

Un balance insostenible. Una vez ya en el club, durante la temporada de Champions y el recurso con el TAS por la sanción de la UEFA, las cuentas, según Hervás, eran insostenibles. «Trabajamos con Moayad Shatat, Vicente Casado e incluso Joaquín Jofre. Las cuentas del club eran insostenibles. Había un presupuesto de ingresos de 35 millones, pero los gastos superaban los 90 millones, de los que 55 millones eran en sueldos para la plantilla. Sólo la ficha anual de Pellegrini y su grupo de trabajo rondaba los 10 millones de euros, era insostenible», dijo. «En aquel momento en el que entramos a trabajar ya podría haber preguntado el jeque por nosotros y si no nos conocía, haber interpuesto la querella», apunta.

Entonces comenzó el cambio. El Málaga vendió a casi todas sus estrellas y apostó por jugadores de un perfil muy distinto. «Es cierto, en algunos fichajes no estuvimos acertados, pero teníamos un baremo para fichar muy diferente a lo que se había hecho hasta entonces, pese a que Al-Thani quería que mantuviésemos a la mayoría», admite el ejecutivo, que explica la apuesta por Bernd Schuster, que llegó también bajo su gestión. «Necesitábamos un técnico con nombre para amortiguar la salida de Pellegrini, pero mucho más económico. Schuster supo capear una temporada complicada después de la Champions y en pleno proceso de reconstrucción. Lo hizo con mayor o menor acierto, pero salvó al equipo con cierta antelación».

Fue precisamente en ese curso, durante ya el año 2014, cuando comenzó a truncarse la continuidad de BlueBay en el Málaga. «No fue fácil gestionar el club ni incluso luego de marcharnos nosotros, pero en ese momento se salvó el Málaga CF económicamente. Fue a principios de 2014 cuando comenzamos a notar que algo había cambiado. Al-Thani pasó de ser una persona necesitada a querer tener más protagonismo. Y comenzó a buscar cómo dejarnos de lado, de ahí que se nos ocultara lo del CSD».

El grupo BlueBay tiene previsto ofrecer una rueda de prensa el próximo jueves en su hotel de Puerto Banús para explicar algunos puntos claves de su anterior gestión y del proyecto que tenían programado para el Málaga CF. «Queríamos ampliar el estadio, hacer un hotel de lujo en él y buscar en definitiva otras opciones de ingreso para el club, pero todo se perdió», dice Hervás, que espera ahora a que la justicia siga su curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Buscador de deportes

Fútbol

  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1|2|3
  • 2ª división B
  • 3ª división
Enlaces recomendados: Premios Cine