ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Entrevista

Juanpi Añor: "Tengo contrato hasta 2018 y querría seguir muchos años más"

El canterano afronta con ilusión el objetivo de finalizar en octava posición antes de marcharse con la Copa América

06.05.2016 | 05:00
Juanpi Añor, jugador del Málaga CF, posa para La Opinión en la portería de fondo de La Rosaleda.

El venezolano, con tan sólo 22 años, se ha convertido en uno de los puntales del Málaga tras una segunda vuelta para enmarcar, donde asumió galones tras la marcha de Amrabat y ha liderado el ataque blanquiazul con talento y goles. No quiere oir ni hablar de una posible salida este verano y promete «triplicar» su rendimiento el curso que viene, donde promete dar guerra en la lucha por Europa.

Juan Pablo Añor (Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1994), ya se ha convertido en el futbolista que tanto prometía cuando llegó al Málaga con 17 años. Ha sabido madurar y tener paciencia para llegar al primer equipo y asentarse en el once titular. Ahora es uno de los principales atractivos de un Málaga que luchará este verano por retener a una de sus perlas más preciadas, aunque él asegura que no quiere escuchar ninguna oferta, seguir en el Málaga, cumplir su contrato y prolongarlo si es posible.

¿Van a lograr el objetivo actual de ser octavos?
Esperemos que sí, eso es lo que queremos y por lo que vamos a luchar en estos dos partidos.

¿Qué le ha faltado al Málaga para meterse en la lucha por Europa, una vez que la permanencia se logró con cierta holgura?
Tuvimos la oportunidad de engancharnos a esa pelea ganando algunos partidos, pero no pudo ser. No fue por un bajón del equipo ni por una bajada de brazos. Si analizas los partidos se ve que desde el principio fuimos a buscar esa opción. Fuimos bastante ambiciosos y gozamos de muchas ocasiones en los primeros minutos para haber encarrilado esos partidos. Nos faltó un poco más de acierto de cara al gol pero ahora estamos en una posición muy buena y esperamos mantenerla. No nos conformamos, buscamos la opción de pelear por Europa, quisimos pero no estuvimos acertados de cara al gol... Nos tenemos que quedar con lo positivo, que el otro día volvimos a ganar, encima en casa y recuperamos el octavo puesto.

¿El vestuario es consciente del dinero que se juega el club dependiendo de la posición en la que acabe esta temporada?
Sí, por supuesto, claro que lo tenemos en cuenta. Tenemos eso en cuenta y más factores: queremos ganar por la gente, por la afición y por nosotros mismos. Hacía tiempo que el Málaga no terminaba en esa posición, queremos estar entre los diez primeros y mucho mejor si somos octavos.

Ha jugado mucho y muy bien, ¿estamos ya ante el mejor Juanpi Añor?
Creo que aún falta mucho y ojalá falte mucho para ver mi mejor versión. Estoy convencido de que puedo dar mucho más. A nivel personal he dado un paso adelante que es lo que quería y estoy contento por como han ido las cosas pero soy consciente de que también pudieron haber ido mucho mejor.

Pero si Amrabat no se llega a ir al fútbol inglés...
Totalmente cierto, lo hablé el otro día con algunos en el vestuario. Si Amrabat no se llega a ir seguramente estaríamos en la misma dinámica del año pasado.

Pese a que es fijo en las alineaciones de Gracia, somos muchos los que pensamos que juega usted fuera de sitio, ¿coincide en que para ver al mejor Juanpi debería centrar su posición?
(Se ríe). Sí, bueno... puede ser verdad. Pero hay muchas maneras de interpretar el fútbol, me siento muy cómodo en la posición en la que estoy jugando –banda derecha–, pero siempre he dicho que requiere mucho esfuerzo, mucho sacrificio al que yo no estaba acostumbrado. Estoy aprendiendo mucho y además el míster me da esa libertad para tirarme hacia el centro que es mi posición. Hay que adaptarse a la manera de como juega el míster sin obviar que mi posición natural es el medio.

Es el tercer máximo goleador del equipo con cuatro tantos, pero ha podido marcar más.
Sí, absolutamente. Han podido ser unos cuantos más... el error del Eibar, el mano a mano contra el Madrid y alguna ocasión clara más. Lo que sí me gusta es que además de marcar cuatro goles he tenido ocasiones claras por partido –Athletic, Rayo–, pero aún quedan dos partidos y esperemos que pueda caer alguno más.

Y de esos cuatro goles, ¿con cuál se queda?
Me quedo con el último que metí –el que consiguió ante el Sporting–, por todo; por la belleza del gol, por la dedicatoria –se lo brindó a su prima Anita, fallecida en el verano de 2014–, porque era la primera vez que mi familia me veía jugar y fue algo indescriptible, no lo puedo explicar por palabras.

Se notó todo lo que llevaba dentro en la celebración...
Sí, sí, como te digo, era el momento, la dedicatoria y la familia, muy emocionante. Era una motivación extra ver a mi abuela, a mi madre y dos tías en la grada que nunca me habían visto y eso lo fue todo para mí.

¿Su familia nunca le había visto jugar?
En Primera División no. Habían venido a España el año pasado pero yo no jugaba, el que se quedó un poco triste fue mi padre que no pudo venir ese día y para una vez que él no viene, juego y encima marco.

¿Cómo lo vivieron ellas desde la grada?
Ufff... que te cuenten las personas que estaban cerca suya en el palco. Se volvieron locas gritando y sobre todo por la dedicatoria, que sólo la sabíamos mi compañero de habitación (Charles) que me ayudó a pintar la camiseta. Quería darle esa sorpresa a toda mi familia, era algo muy personal.

¿Esa foto estará ya enmarcada y puesta en au salón, no?
Por supuesto. Está enmarcada, guardada y enviada a todos mis familiares. Es un recuerdo que tendré grabado para toda la vida.

Tuvo un pico de forma hace un par de meses que le salía todo, pero su rendimiento ha disminuido un poco, ¿se le ha hecho larga la temporada?
No, no, larga no. Es cierto que en algunos partidos no he estado a la altura de otros en los que he estado al máximo nivel, pero también hay que decir que en muchos sí lo he estado. Tengo que mejorar en eso, en estar al máximo todos los partidos, soy autocrítico y soy consciente de que en algún encuentro me ha faltado algo de más garra.

¿Seguirá en el Málaga la temporada?
Por supuesto. Tengo contrato hasta 2018 y esperemos que por muchos años más. Sabemos la situación del club, pero en mi mente está seguir. Aquí me lo han dado todo y querría corresponder el cariño por muchos años más.

Pero hay muchos equipos importantes a nivel nacional y europeo que le vigilan con lupa, ¿no es tentador?
No sé que equipos están siguiéndome, me mantengo al margen de esas cosas y le tengo dicho a mi representante que hasta final de temporada no me hable de esas cosas. Así trabajo mejor, estoy muy feliz en el Málaga y espero seguir.

Partiendo de la base de que va a seguir la temporada que viene, ¿qué podemos esperar de usted con un año más de experiencia al máximo nivel?
Espero mejorar y exigirme más porque la competición me lo requiere. Tengo que hacer mi fútbol, seguir creyendo en lo que hago. He demostrado que puedo jugar en el Málaga y la temporada que viene sé que me van a exigir más y voy a demostrar el triple.

¿Y a nivel colectivo?
Creo que el año pasado y éste se ha visto que podemos pelear por Europa, hemos tenido esa oportunidad de estar ahí. Creo que si somos fieles a nuestro trabajo y no miramos más allá, somos capaces de conseguir algo importante.

¿Qué dorsal llevará la temporada que viene para conseguir algo importante?
No lo sé, eso es algo que tengo que hablar con el club, con los compañeros... Me gusta el que tengo, pero también me han gustado otros números de posición ofensiva, pero no es algo por lo cual me preocupe demasiado. Si pudiese elegir alguno sería el «10», que es el que he llevado siempre; o el «11», que es el que llevo ahora en la selección.

Volvamos al 2010. ¿Cómo se fraguó su fichaje por el Málaga?
Llegué junto a Rondón. Vine una semana y me vieron con el Juvenil San Félix en un partido y a raíz de ahí el club decidió que me quedase. Se puede decir que vine apadrinado por Rondón, que estoy aquí gracias a él. También vieron vídeos míos y Benítez (Antonio) y gente del club le enseñaron vídeos al jeque... así fue mi llegada.

¿Sabía dónde venía, ciudad, club...?
Conocía al Málaga y la ciudad, pero no sabía mucho más, no te quiero mentir. Pero llevo aquí ya mucho tiempo y estoy encantado de la vida.

¿Le entraron dudas a la hora de venir?
Ninguna, lo tenía clarísimo. Quería jugar en un equipo que estuviera en Primera. Salir de Venezuela era complicado y salir y quedarte en una cantera de un equipo de Primera era difícil. Yo tuve la suerte añadida además de contar con pasaporte español, que me facilitó a la hora de venir siendo menor de edad. Pero no tuve ninguna duda, mi familia me ayudó mucho, dejó la decisión en mí y estaba convencido de que era el sitio.

Su progresión y entrada en el primer equipo se ha llevado de manera escalonada, ¿está conforme por cómo se ha gestionado o hubiese preferido asomar la cabeza antes?
Creo que conmigo el club ha hecho las cosas bien. Hay muchos casos de jugadores que saltan desde el juvenil al primer equipo y luego se quedan ahí. El mío ha sido el caso perfecto de como se tiene que llevar a un canterano. Ha habido mucho trabajo por mi parte y mucho sacrificio, categoría por categoría, paso a paso. Así me han ido llevando, yo he sido muy paciente y sabía que podía tener mi oportunidad, por lo que también he sabido esperar.

Villanueva, Rosales, Jaime Moreno, usted... ¡Van a hacer una colonia venezolana aquí!
Sí, sí... hacemos muchas bromas con eso en el vestuario, decimos que vamos a invadir el Málaga y lo vamos a llenar de venezolanos.

Es muy curioso el caso de Villanueva, que hasta los 18 años se dedicaba al beisbol, ¿usted también lo practicaba en su país?
Lo jugaba, pero sólo con los amigos. Es un deporte muy tradicional en Venezuela, me sé la historia de Mikel y es curioso que no empezara a jugar al fútbol hasta tan tarde, es algo que te impacta.

Usted mejor con los pies, ¿no?
Sí, sí, totalmente. Pero también te digo que no se me daba del todo mal, eh. Jugaba de pícher y me gustaba mucho en las pachangas con los amigos.

Y le va a poner el colofón a la temporada con la Copa América, su primer torneo de selecciones grande, ¿cómo lo afronta?
Imagínate. Es mi primera Copa América y la voy a vivir con una motivación enorme. A mis 22 años y jugar un torneo así es algo que hubiera firmado hace mucho tiempo. Tenía muchas ganas de un reto como éste. Tenemos la opción de competir en un grupo muy duro. Estoy seguro de que vamos a hacer las cosas bien. Tenemos ganas de hacerlo bien por todos los líos que hemos tenido en la selección. Las cosas están calmadas ahora con el cambio de cuerpo técnico.

Parece que la cantera del Málaga está haciendo las cosas bien, ¿quién será el próximo Juanpi?
No lo sé, pero sí te puedo decir que hay mucho futuro. El míster ya le ha dado la oportunidad a Ontiveros, que viene como una flecha, y en el filial hay jugadores muy buenos: Jaime Moreno está marcando muchos goles, Alberto López está como una moto... ya te digo, hay jugadores de mucho nivel y todos los años el club saca uno o dos jugadores del filial, lo que dice mucho del club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine