Visita del propietario

El Al-Thani más implicado

El dirigente se ha mostrado desde su llegada más cercano que en su última visita al club, al equipo y a la cantera – Ayer acudió a su primera comparecencia pública al palco de La Rosaleda para ver al filial, acompañado de sus hijos, Arnau y Gracia

12.05.2016 | 09:20
El jeque Al-Thani (derecha) vio ayer por la noche el partido del filial en el palco de La Rosaleda acompañados de sus hijos, de Javi Gracia y de Francesc Arnau.

Corren nuevos bríos por Martiricos, aunque habrá que esperar para saber si son aires de cambio o brisas pasajeras. La llegada del jeque Al-Thani para ejercer de cabeza visible del club blanquiazul empieza a dejar de ser una anécdota para convertirse en una costumbre. En apenas cuatro días, desde que el catarí aterrizó en Vigo, su figura ha aparecido en diversas imágenes, vídeos y actos del equipo, la entidad e incluso la cantera. Una implicación que contrasta con su última visita, la de hace año y medio, en la que se dejó ver poco por Martiricos y acabó volviendo a su país casi sin hacer ruido, pasando totalmente inadvertido.

Ayer no fue un día más en la agenda del jeque Al-Thani. El dirigente se dejó ver por vez primera en un acto público en tierras malagueñas, presidiendo el palco de La Rosaleda. Aunque ese honor parecía reservado para el próximo domingo en el duelo contra Las Palmas, el cambio de ubicación del partido del filial contra el Martos en encuentro atrasado de Tercera División posibilitó esa situación. Y no lo hizo solo ya que estuvo acompañado de la plana mayor del club, con la que departió y conversó amigablemente.

Al-Thani estuvo acompañado en primera instancia por su hijo Rakan y por Nayef, pero también con Francesc Arnau y Javi Gracia de cerca. Con ambos charló, previsiblemente de fútbol, del filial y del futuro Málaga. El jeque, al contrario que en otras ocasiones, acudió puntual a su cita e incluso en la reanudación tras el descanso salió al palco antes de tiempo, como con ganas de ver más fútbol. Ahí también aprovechó para conversar con Ben Barek.



Al-Thani ya había avisado con anterioridad que estaría presente en el partido, pero en esta ocasión el jeque fue más allá. Se «coló» en el vestuario de los chicos de Ruano antes del partido, les ofreció unas pocas palabras e incluso realizó el grito de motivación con los jugadores, haciendo piña.

Antes, el dirigente se dejó ver por las oficinas del club. Y es que no es el único acto de Al-Thani estos días, que ha hecho ya varios guiños a la cantera. En las redes sociales, desde la distancia, se había mostrado motivado con los éxitos de La Academia, pero ahora, ya en Málaga, los celebra junto a ellos.

Al-Thani ya almorzó el pasado martes con los Juveniles campeones de España y no esconde que uno de sus motivos principales de su llegada a Málaga es impulsar la Ciudad Deportiva. Tiene previsto reunirse más pronto que tarde con el alcalde de la ciudad para acelerar los pasos y dejar todo encauzado antes de su vuelta.

Lavado de imagen o simple cambio radical, la realidad es que el catarí se muestra más cercano, más real, más humano. Incluso se deja ver por las calles de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine